martes, mayo 18, 2010

una de las historias "prohibidas" de este pulgarcito (2)

Viene de ayer (hacer click para leer)…

Muchos nos preguntamos ¿qué fue de Roque en su cautiverio? Y cuales son esas versiones, susurros, suposiciones de aquellos que estuvieron allí o al menos cerca? Esta debería ser la tarea de las autoridades: establecer jurídicamente la verdad. Mientras eso no suceda sólo queda…suponer.

El Documento de la RN, publicado en 1976 narra –hasta el 1 de mayo— cómo fueron los últimos días de Dalton. Lo recomendable es leer el detalle del debate ideológico y estudiar los “egos” de los jóvenes revolucionarios para comprender o más bien tratar de entender qué cosas motivaron tan extrema medida de la ejecución.

Los miembros de la RN señalaron que Dalton estuvo privado de libertad (entiéndase sometido, en cautiverio) desde el 13 de abril en una casa cerca del Barrio Santa Anita. Según lo que he leído, para ese momento Dalton tenía un rol de asesor político, apoyaba a la comisión política, que junto con la unidad o comisión militar formaban el Estado Mayor del ERP. Roque no era ni fue un jefe militar (así lo reconoció expresamente el ERP en un documento), su rol era intelectual: pensar y redactar documentos, hacer trabajo de análisis.

Justamente ese rol, es lo que desencadenó la disidencia pues hubo algunos que pensaban como él (no es mi afán acá discutir esos presupuestos, pero personalmente me parece que dado el momento histórico, Roque fue visionario y extraordinariamente anticipado a su tiempo) y otros que rechazaron esas posiciones y que pertenecían al “ala” militar del ERP, entre ellos Alejando Rivas Mira, Vladimir Rogel, Joaquín Villalobos, entre otros. A estos se les llamó "la camarilla militarista”.

Uno de los seguidores de Dalton, Armando Arteaga o Pancho fue detenido arbitrariamente el 13 de abril bajo el cargo de “insubordinación” y dos horas después Roque Dalton, por haber instigado a la "subordinación a Pancho”. Esto desencadenó la discusión entre esos bandos en un espacio que ellos denominan Dirección Nacional, se hacen mutuas y graves acusaciones en torno a los detenidos. La camarilla militarista acusaba a los futuros fundadores de la Resistencia Nacional de “estar del lado de Dalton” y deciden convocar a un “Consejo de Guerra” mismo que decidió la suerte de los detenidos. Hubo amenazas de muerte incluso.

Este consejo se llevó a cabo el 14 de abril y a Dalton se le acusa de ser agente pro cubano (en esa época los grupos guerrilleros rechazaban el control y manipulación cubana en las guerrillas, así como las tareas de inteligencia, visiones, etc.) y al parecer hubo quien pidió su inmediata ejecución. Pero ante la falta de pruebas, se decidió permaneciera arrestado.

17 de abril hubo una especie de golpe de estado de la camarilla militarista y acusan a una fracción de la Dirección Nacional de ser parte de la fracción oportunista de derecha. A Roque se le acusa de ser agente de la CIA y se habla de depurar esa la infiltración en el ERP.

Esto volvió mas tensa la situación y el 1 de mayo algunos se retiran del ERP y fundan la RN, dejando a Pancho y Dalton a su suerte. Claro, hay que leer esos documentos y testimonios (puede consultarse libro de Rico Mira, Sancho por ejemplo) para entender que prácticamente se trataba de salvar la vida pues habían dirigentes del ERP con la plena intención y capacidad de “limpiar” por las malas la disidencia ideológica.

Según el documento de la RN, el 8 de mayo el ERP señaló que asesinarían a los miembros de la RN “sin ninguna consideración” y que incluso hubo tres atentados fallidos. El 9 de mayo los “condenan a muerte o exilio” a través de un comunicado firmado por el estado mayor del ERP. El 10 de mayo matan a Roque y a Pancho y el 16 declaran públicamente –a través de un volante—su responsabilidad en los hechos.

Sobre los cadáveres hay versiones. Pero es importante señalar que a la Familia Dalton siempre les dijeron que los restos estaban resguardados. Y por eso se entiende el compás de espera hasta finalizada la guerra. Pero con el tiempo y quizá de cara al futuro como “políticos” las versiones han variado.

En 1993 la familia Dalton solicitó a la División de Derechos Humanos de la Misión de las Naciones Unidas para el Salvador realizara un investigación para recuperar los restos. Y en ese momento que miembros del ERP (Villalobos y Jonás) señalaron que Dalton fue enterrado en el lugar conocido como el Playón y aunque colaboraron con la investigación localizando a varios testigos, ONUSAL llegó a la conclusión que los restos de Dalton no pueden ser recuperados porque fueron dejados semi enterrados y los animales pudieron comérselos. En las entrevistas realizadas por García Dueñas hay quienes restan credibilidad a esta versión y piensan que fue una buena forma de poner fin a la búsqueda de Dalton. ¿cómo saberlo? Pues, si los que saben, hablaran.

Hay evidencia de la esperanza que la familia albergó para saber la verdad y encontrar el cadáver de Dalton (ver lo que publicó la familia en “Dramática Conclusión" en ESTRIBO en 1994 en donde reiteran que su posición siempre fue “exigir el conocimiento publico de la verdad sobre su muerte, que después de 19 años” y narran que solicitaron a poyo a ONUSAL." Y lamentan que en este momento tanto el ERP como la RN "luego de haber afirmado que sabían donde estaba el cadáver ahora salieran con que no se sabe" ¿porque dijeron antes “que estaba bien protegido?

En 1993 Joaquín Villalobos –máximo dirigente del ERP— señaló, en su discurso de cierre del Primer Congreso PRS-ERP publicado como campo pagado en La Prensa Gráfica del jueves 23 de junio de 1993 p. 73, lo siguiente: “La Dirección Histórica de ERP fiel a la línea de reconocer los errores quiere aprovechar este momento para asumir la responsabilidad de los graves sucesos que en mayo de 1975 terminaron en la injusta y dolorosa pérdida de los revolucionarios Roque Dalton y Pancho. Anunciamos que estamos trabajando en la localización de los restos y que presentaremos un informe del caso en el que daremos a conocer los hechos de ese momento y recogeremos el aporte de Roque. Queremos pedir disculpas públicas a nuestros hermanos de la Resistencia Nacional y darles la razón en el irracional debate en que entramos en 1975. La culpa fue nuestra”. Al menos, los que sobrevivieron a esta brutalidad “entre compañeros” quizá pudieron sentirse desagraviados.

Así mismo, Juan José Dalton entrevistó a Villalobos en marzo de 1993. Entrevista publicada en EL EXELCIOR de México, señaló que la ejecución de Dalton “Fue una decisión de la dirección de esa época de 1975 que son, tendría que hacer una precisión, pero por ahorita me recuerdo de Alejandro Rivas Mira, Jorge Meléndez, Vladimir Rogel, Alberto Sandoval (Lito) y otro compañero de seudónimo Mateo y yo. Probablemente se me ha quedado un par de nombres más.” Algunos de éstos ya están muertos. Rivas Mira, desapareció meses después de la ejecución de Dalton, cuando cobró el rescate del secuestro de Roberto Poma, se quedó con la plata, su novia y desertó. Desde entonces nadie sabe de él.

David Escobar Galindo en un artículo publicado el 24 de julio de 1994 LPG cita lo que sucedió en la mesa de negociación de la paz, cuando dijo a Villalobos: no vuelvas a decir que la muerte de Roque fue un error; la conciencia de este pueblo rechaza ese absurdo eufemismo. Fue un crimen. Acéptalo. Más vale así. Y tú, Eduardo, aunque todo ha cambiado, no quieras perderte en explicaciones que responden mas bien a realidades del presente, que a la verdad de los hechos. No trates de poner razones a lo injustificable, por favor”

En la entrevista con García Dueñas en el 2004 (que está disponible en la biblioteca de la UCA) cuando Villalobos vino invitado a la toma de posesión de Tony Saca, éste señala que te voy a decir cual es mi principio, me baso en un principio que dice, la mejor respuesta a una mentira es el silencio(…) ahí se da una discusión y lleva a que un grupo empiece a conspirar contra el otro, que es básicamente este grupo de la resistencia (Resistencia Nacional). (…) La situación se agudiza en medio de todo esto se produce el arresto de Dalton y hay un juicio que no tenía características, era un juicio en condiciones de clandestinidad, un juicio este, pero bueno, fue un juicio mal hecho, deformado, como se quiera y… la acusación principal era que era agente de la CIA y hay que decir que había cosas raras como la famosa fuga de Dalton de la cárcel.

En la entrevista a Rico Mira (primo de Rivas Mira) este señala Precisamente ahí había cortado un poco la charla. Roque era un escritor brillante, un político brillante, con experiencia y reconocimiento internacional. Entonces ellos pensaron que el hombre que podía convertirse en la figura de la revolución en El Salvador, podía ser Roque. Pensaron que Roque con su gente, Sancho y otra gente así podían anularlos a ellos y hacerlos desaparecer política o físicamente. Ellos manejaban esa tesis, entonces, claro, en el seno del ERP se estaba dando desde hace ratos una lucha ideológica entre dos concepciones. Las concepción de los puchistas (golpistas) y la concepción que creía en el movimiento político militar que combinara lo político, lo militar y lo internacional y creían que habían que conformar un partido, lo cual los otros negaban. Ellos lo que decían es que había que disparar y se acabó.

Un crimen es así, aunque se justifique en función de la edad de los victimarios o de sus contextos. A los pandilleros nadie les disculpa sus delitos por su contexto ni por su edad. Dalton no solo fue ejecutado, también calumniado y no tuvo, siquiera, la posibilidad del silencio que ahora defienden Jorge Meléndez y Villalobos a su favor.

Mañana trataré de hacer una lectura “jurídica” del asunto.


Noches…

No hay comentarios.: