lunes, mayo 17, 2010

Una de las historias "prohibidas" de este pulgarcito


"Roque Dalton un hombre que me parece ejemplar desde la perspectiva de futuro: la vitalidad, el sentido del juego, la búsqueda del amor en todos los planos, la duda antes que el dogma, la crítica previa al acatamiento (Julio Cortazar en nov. 1975)

Estuve leyendo algunos documentos históricos del ERP, la RN, periódicos, comunicados en torno al asesinato del poeta Roque Antonio Dalton García. Desde que leí “Pobrecito poeta que era yo” en 1993 –por un ejemplar de EDUCA— que tenía un enérgico epílogo de Julio Cortazar este hecho me intrigaba, pues la indignación del gran cronopio se desborda en cada palabra escrita. Pero además, porque toda muerte extrajudicial y arbitraria debe ser aclarada.

De estas lecturas puedo resumir que para 1973 (año en el que nací) Roque Dalton García residía en Cuba y en diciembre de ese año, tras platicas con la organización clandestina Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) decidió integrarse a este grupo y regresar a El Salvador para realizar trabajo político.

Entender qué empujó a Roque a abandonar su vida y futuro en las letras por la lucha revolucionaria aparece explicado por Fabio Castillo, en un reportaje de Catterina Montti que se puede leer acá.

Su madre (que vivía en San Salvador) y familia –que residía en Cuba—supieron de él en mayo de 1975 cuando el ERP difundió (a través de un comunicado en una hoja volante, método de comunicación que solían usar las organizaciones guerrilleras en ese momento) la ejecución de Dalton García en los siguientes términos: “Roque Dalton fue detectado, capturado, y fusilado por las fuerzas del ERP. Existen innumerables pruebas de su labor traidora en el seno de la organización (…)” Esta noticia fue recogida por la prensa de época (EL DIARIO DE HOY, ACAN EFE, LA CRONICA).

Esta noticia de su ejecución fue reiterada con posterioridad por ex miembros del ERP que formaron en ese momento la organización Resistencia Nacional (RN). Los periódicos de la época dan cuenta de una madre que exigía el cadáver de su hijo. Sin embargo murió sin cumplir ese deseo.

Pero ¿qué motivo este homicidio? Las respuesta puede ser simple y a la vez compleja. Lastimosamente, los responsables la adornan con subterfugios como “Roque fue muerto, producto de un proceso” y cosas parecidas.

Los documentos publicados por los responsables en la década de los setenta y algunas entrevistas a personas cercanas a los hechos, realizadas por Lauri García Dueñas como producto de una tesis de graduación en el 2004, explican este “proceso político”. La muerte de Roque fue producto de la intolerancia ideológica y política que se dio en el seno del ERP. Existía un conflicto que dividía a dos bandos por contar con distintas posiciones políticas, estratégicas y hasta tácticas. Algunos agregan el temor de que Roque opacara el heroísmo de los pseudos revolucionarios como Alejandro Rivas Mira y su “camarilla”.

Este conflicto –que desde el 13 de abril de 1975 se volvió verdaderamente tenso y peligroso-- se “resolvió” con la huída de uno de los bandos y que era a fin a Dalton, mismos que formaron la Resistencia Nacional. Esto sucedió en 1 de mayo.

Roque Dalton y Armando Arteaga alias “Pancho” estaban detenidos arbitrariamente por el ERP en una casa cerca del barrio Santa Anita. Sus compañeros del ERP eran sus carceleros (y sus Guardias Nacionales) y decidieron terminar de “resolver· el asunto matando Dalton y a “Pancho”.

En 1976 se conoció la “Publicación Clandestina de la Resistencia Nacional (RN) y de su brazo armado, las Fuerzas Armadas de Resistencia Nacional (FARN), marzo /abril. En ese documento la RN señala: “Con la idea preconcebida de “deshacerse” (políticamente por el momento) del compañero Roque Dalton, como un paso que les permitiría avanzar en sus posiciones, planifican aceleradamente maniobras de provocación constantes, tendientes a propiciar una oportunidad de eliminarlo de las discusiones, y de paso, que diera lugar al impulso de otra maniobra: la de involucrar a miembros de la dirección nacional, en el “complot” que habrían de adjudicarle contra el Estado mayor del ERP” En este documento la RN acusa al ERP de persecución política (sufrieron atentados y recibieron amenazas a muerte).

Por su parte, el ERP publicó un documento en 1977 (puede consultarse en la Prensa Comunista). Allí se abordó el Caso Dalton en los siguientes términos: “(…) la ejecución como un hecho concreto y su responsabilidad histórica, es evidente que constituyó un grave error político e ideológico que debería corregirse y resolverse en base a otros métodos (…). Ahora bien, Dalton fue en todo instante un elemento dañino al proceso revolucionario salvadoreño y su ejecución fue la puesta en practica de sus propios métodos y concepciones de la lucha ideológica, es mas recae sobre sus concepciones y tendencias pragmáticas la responsabilidad de haber asumido a nuestra organización en una lucha fraticida de la cual el intruso Daton fue una víctima de los errores y de la inmadurez del proceso que impidió corregirlos y evitar consecuencias. Dalton no debió nunca ser ejecutado, porque no podemos asegurar que fuera un traidor, tampoco se puede justificar su ejecución por sus posiciones pequeño burguesas. La ejecución fue un error político, pero Dalton no es inocente del hecho de haber empujado a la organización a esa misma lucha fraticida que acabço con su vida (…). Fue la inmadurez de nuestra organización –y no nos da pena reconocerlo porque no actuamos alrededor de nuestras individualidades personales, si no, de las necesidades del proceso revolucionario— la que nos llevó a cometer el error de ejecutar a Dalton y lo que es peor haberlo convertido en la bandera de los inconsecuentes y de los burócratas intectualistas pequeño burgueses.”Con esta publicación –que muy interesante-- el ERP reconoce públicamente dos cosas: la muerte de Dalton a través de una ejecución arbitraria e injusta y su responsabilidad en los hechos (es decir los que a nombre de la organización tomaron ésa decisión).

Luego se vino la guerra…. Y Roque, tuvo que esperar. Llegó la paz, luego la pos guerra ..y el cambio. .. y .. parece que Roque aún debe esperar.

*mañana sigo…y subo documentos.

1 comentario:

Blanca Abarca dijo...

Esperaré los documentos, muy ilustrativo, Clau. Saludos!