domingo, octubre 25, 2009

Ixquic

dibujo: John Jude Palencar

Recientemente me dejaron un comentario en el post de la Historia de Ixquic que está en los laterales de este blog. El cometario decía: "1) el blog y su contenido me parecen excelentes 2) también me gusta la lectura "feminista" de la historia de la rebelde ixquic, creo que es correcta. 3) creo que hay que investigar más para afirmar que la cultura maya era machista en el mismo sentido que actualmente damos al término, aunque ciertamente eran patriarcales, tuvieron importantes reinas y diosas 4) la ilustración principal del blog, la fecundación de ixquic por el árbol de calaveras, ¿de quién es? ¿puedo obtener una copia digital?"

En realidad el post (de julio 2006) era una transcripción del Capítulo III del Popol Vuh y aquel momento otro asiduo comentarista --cuya investidura es propia de una institución colonial-- me manifestó: "Tenía muchos años de no leer eso. Gracias por el apunte. Había olvidado la misoginia de la cultura maya. Imaginate, mandar a arrancar el corazón a una muchacha que queda embarazada fuera del matrimonio, y tirar el corazón al fuego."

El comentario me molestó porque algunas sociedades precolombinas si bien eran patriarcales, no me parecen misógenas. Aunque de la pureza del Popol Vuh mucho puede decirse y la rebeldía de Ixquic siempre me sedujo por identificación.

Hay investigaciones que dan indicios que las mujeres mayas si ocuparon cargos relevantes.

Busqué información sobre el matrimonio en el derecho indígena (en Centroamérica) y encontré algunas alusiones a crónicas en las que se cuenta que el caso de los Nahoas el matrimonio era una especie de contrato y acto religioso en el que no había propiamente hegemonía del hombre sobre la mujer y si la había era limitada y esto se deduce de la voz namictli con la que se designaba indistintamente al cónyuge hombre o mujer y que quiere decir "compañero", esta palabra no significa sumisión sino colaboración. Esto no niega en absoluto que estas sociedades eran patriarcales. No encontré información sobre la naturaleza del matrimonio (si es no considerado derecho civil).

Después de la conquista, el matrimonio trajo consigo otra institución: la patria potestad del marido sobre la mujer, que desapareció formalmente hace un siglo, y que no permitía que las mujeres pudiesen gobernar propiamente su vida, sus bienes y estaban sujetas a la autoridad masculina.

sobre la ilustración he puesto un pie de foto sobre el autor y su página Web.

Saludos!

5 comentarios:

El-Visitador dijo...

¡Santo cielo!

Y vuelve el mito del salvaje noble de Rousseau... hoy también conocido como "romanticismo primitivo".

Vamos a ver: entre más primitiva la sociedad, más breve la expectativa de vida, más brutal dicha corta vida, y más llena de dolor.

- * -

Precisamente el hecho de que en Naachtun sea notable que hayan encontrado una efigie de una mujer del s. IV, te revela que por ser una excepción única en el registro arqueológico temprano, se trata de una excepción puntualísima a una regla donde sólamente se plasmaba en piedra al sexo viril.

Nunca las mujeres han disfrutado de la plenitud & libertad de la que gozan en éste Occidente nuestro del s. XXI. Vivimos en tiempos excepcionales de gran dicha.

Que así sea por siempre.

Ixquic* dijo...

Sr. Visitador,

¿alguien sugiere volver a lo primitivo?

Con el post, hago una devolución a un comentario que obviamente no tiene ese ánimo del tuyo.

Por cierto la vida me sigue pareciendo "brutal" a pesar del famoso "contrato social" ¡que ficción! la heterotutela: el estado nos protege?

Hace unos días asfixiaron a una bebé, luego degollaron a una niña de 5 años. Brutalidad del siglo XXI

*-*

sobre el comentario tampoco he dicho lo contrario. No he hecho alusión a sociedades prehispánicas equitativas con los sexos. Solo hice referencia a indicios sobre la institución matrimonial y posición de las mujeres en esas comunidades, sin ser conclusiva pues para eso hace falta investigar.

Como hombre vivís en dicha, se que hablas desde esa posición. Yo no quiero que sea asi por siempre, pues quisiera una libertad (e igualdad) real para las mujeres que aún no gozan plenamente de ella.

Una vez TU me dijiste --hablando de las profesiones, la materindad y figurar en las noticias (2006)-- que esa condición biológica de la mujer la pone en desventaja y que el consuelo era que nosotras vivos mas que los hombres y de esa forma la vida compensa, justo o no, nos guste o no)

no se me olvida sabés, y eso es lo que vos aludís como la belle epoqué actual.

¡carajo!

El-Visitador dijo...

«Una vez TU me dijiste --hablando de las profesiones, la materindad y figurar en las noticias (2006)-- que esa condición biológica de la mujer la pone en desventaja y que el consuelo era que nosotras vivos mas que los hombres y de esa forma la vida compensa, justo o no, nos guste o no)»

Entre la población de mujeres que optan por no tener hijos en aras de empujar su carrera profesional, se ha encontrado paridad e inclusive superioridad de ingresos y de jerarquía con respecto a los varones de su entorno.

La vida es una serie de elecciones.

- * -

Aún rodeados del miserable fallo del Estado para protegernos, los salvadoreños:

1. Gozan de la más alta expectativa de vida en la historia del país
2. Gozan de la mayor libertad en la historia del país
3. Gozan del más alto nivel de vida en la historia del país

Hasta donde puede verse, el sector civil y la empresa privada han cumplido. El que ha fallado su parte del pacto es el Estado. Es demasiado grande y éso le ha aislado del pueblo.

Ixquic* dijo...

¡Santo Cielo! estoy en el paraíso y no me doy cuenta!

El paraíso consiste en que las mujeres pasemos en promedio más tiempo educándonos aunque al final terminamos ganando menos ingresos que los hombres.

Lo dijo recientemente el BID: http://www.laprensagrafica.com/el-salvador/lodeldia/65507-mujeres-ganan-12-menos-que-hombres.html

Es la regla, es lo que me interesa y no las excepciones.

Claro que tu tenés razón, la vida son elecciones. Si elegís estudiar, no tener hijos (porque entre la pareja los carga más una), incluso no casarte, etc. para hacerte de oportunidades pero a la larga siempre el sacrificio te deja en desventaja, el paraíso... pf!

La perspectiva histórica de la libertad me parece un cliché caza bobos.

¡provecho!

El-Visitador dijo...

«Claro que tu tenés razón, la vida son elecciones. Si elegís estudiar, no tener hijos (porque entre la pareja los carga más una), incluso no casarte, etc. para hacerte de oportunidades pero a la larga siempre el sacrificio te deja en desventaja»

Sólo es sacrificio si considerás que estudiar, no tener hijos o casarte es un defecto.

Para algunas, es un beneficio.