jueves, enero 24, 2008

Estado: Tenés que proteger mis datos

¿Se pueden arreglar los problemas con leyes?

No de forma absoluta. Las decisiones de diversa índole si funcionan, por eso la política seduce más que el derecho. Sin embargo, este último puede ayudar a organizar mejor la vida y darle racionalidad a nuestras relaciones.

En estos días un periódico vuelve al tema de la desprotección de nuestros datos, bastó leer el lead de la noticia y para ver la gravedad del asunto:

“Qué pensaría usted si sus datos personales están ya en manos de un extorsionista que los ha comprado a un costo no mayor de 40 dólares?” Ciertamente, hay aquí una omisión legislativa, pues debe existir regulación y control de nuestros datos. Este país es peligroso.


Hace unos seis meses hubo en Xibalbá un post en que se abordó el caso de Boris Solórzano, de "Indata" quien tuvo una batalla jurídica por sus datos. Un caso importante y a partir de hechos como ese, es que se pueden hacer notar las evidencias de un aprovechamiento malicioso de las lagunas legales que permite la realización de violaciones a derechos o abusos.

Por una parte la Constitución no hace un reconocimiento idóneo del derecho a la intimidad. Esto lo dice la Corte en una resolución miope. Los magistrados entienden que así como está redactada la Cn, el derecho de protección de datos o autorregulación informativa no existe. Entonces, ves ¿cómo lo alegas constitucionalmente? hay que regularlo bien.

Pero además no existe en el país el Habeas Data, no contamos con una ley base de acceso a la información y algunas autoridades no actúan (protegiendo) por malicia. En el post que he citado, había un enlace a una nota y en ella la Defensoría del Consumidor decía que la gente no denuncia el uso indebido de sus datos personales.

He venido dando vueltas a esta cuestión desde el año pasado, algunas cosas las creo viables. Supe que FUSADES elabora una propuesta de Ley de Acceso a la Información y que es posible que finalmente se trabaje en este sentido. Estoy convencida que esa ley debe tener al menos algunos puntos: 1. “toda la información oficial es pública” 2. Establecer taxativamente las excepciones (como aquella relacionada con la niñez, protección de testigos, etc). 3. mecanismos de reclamo y sanción para pedir la información o denunciar su denegatoria arbitraria.

Luego, debe regular el derecho a la intimidad estableciendo que 1. Los datos personales pertenecen al deudor o consumidor (derecho a la protección de los datos, es decir que cada cual controle el uso o tratamiento de los mismos, a fin de impedir una lesión a su esfera jurídica) Así el titular de los datos sea el único que, como norma general, pueda decidir cuándo, dónde, cómo y por quién se tratan sus datos. Y 2. establecer el habeas data, sanciones, no se debería permitir la demanda abusiva de información no necesaria o justificada, etc.

Podrían incluirse en esta nueva ley un contenido al derecho de respuesta, que por ahora depende de la buena fe de las empresas de medios.

Puede ser que lo que plantee sea descabellado, pero buscaba información y miré la otra cara del asunto.

En la nota de hoy se describe como las instituciones se “lavan las manos” y no actúan para proteger nuestra intimidad. Allí dice, el Pobrecito Fiscal Que Nos Toco (PFQNT), que hace algunos años se abrió un expediente en fiscalía para investigar a la empresa Infornet (que anda comercializando tus y mis datos), pero que no les encontró nada porque la comercialización de los datos personales no constituye un delito en el país, además que no hay una ley que lo contemple.
Está claro que hay OMISIÓN LEGISLATIVA, y tan caros que salen los carajos diputados. Pero el señor Safie ¿no tiene memoria?, yo sí.

El PFQNT no se queda atrás. Hace un año hubo una polémica pública que terminó en despido o renuncia y silencio. Habían problemas entre el Registro Nacional de Personas Naturales (RNPN) y DOCUSAL –la empresa que tiene la concesión de los tramites de documentos personales--. Por eso, la entonces directora lic. Miriam Mixco mostró su descontento por no tener el control de nuestros datos (no se sabía quienes, porqué y cómo tenían acceso a los datos personales de la ciudadanía.

En una reunión, ella manifestó que su antecesor y ahora Fiscal General de la República había vendido los datos del Registro a una empresa Guatemalteca (caso que luego estuvo en manos del Fiscal). Una vez esto se hizo público la funcionaria renunció. Ver este detallito


Cuando era director del RNPN, Safie elaboró un informe en el que aseguró que la empresa DOCUSAL incumplía con la seguridad del sistema. Hasta lo puso por escrito. Y en esta nota está el detalle:
http://www.sigea.es/index.php?option=com_content&task=view&id=81&Itemid=42

luego Safie, negó (ver esto)

Parecería que este señor –el PFQNT—tiene techo de vidrio. Por transparencia y de oficio debieron investigar si hubo alguna transacción con esta empresa chapina, establecer si Safie tiene o no responsabilidad. Y si no la hay, tomar este caso para regular este vacío.

¡pero ya!


Pd. Menos mal, los datos de Ixquic* son públicos, pero no así los de la mujer que soy.

2 comentarios:

GioSV dijo...

"¡pero ya!"

Completamente de acuerdo, debe legislarse la protección de datos personales urgentemente.

¡Cómo es eso que funcionarios públicos pueden andarse lucrando con nuestra información personal! En estos casos las leyes deberían ser retroactivas porque una vez publicados los datos ya no hay vuelta atrás, se han propagado.

Anónimo dijo...

Sidebe existir una ley que proteja los datos personales de las personas.
Que pasa con las empresas que investigan la vida personal de las personas que andan buscando trabajo para poder ser contratados, aveces los hacen firmar unos documentos en donde dicen que la informacion que va a dar es legitima y veridica y que da el permiso para que lo envestiguen. y como los pobres estan sin trabajo no les queda de otra, aceptar. que pasa con esas empresas tendran algun permiso o asi de facil consiguen los datos de las personas y despues que hacen con nuestros datos, creo tambien que a eso deba tanta extorcion via telefonica. Deberian de existir una ley que obligue a las empresas a solo pedir los datos necesarios que influya en lo laboral. !porque que tiene que ver el vecino en mi trabajo si el que trabaja soy yo no el para poder alimentarme.? Que piensan de eso¡ QUE INJUSTICIA.