martes, octubre 23, 2007

Historietas de héroes y tumbas

Libro de Sabato que me gusta, y que parafraseo y voy al punto:

En 1984 la Asamblea Legislativa emitió el decreto Nº 242 con el que se declararon tres días de duelo nacional por la muerte de teniente Coronel José Domingo Monterrosa Barrios, Teniente Coronel Napoleón Herson Calito, Mayor Armando Azmitia, Mayor Nelson Alejandro Rivas, Subteniente piloto Aviador Mauricio Arturo Duarte Arévalo, Subteniente Cadete Oscar Villega Guevara, Subteniente Cadete Arturo Armentori Aparicio, los Artilleros de helicóptero, Soldados Manuel de Jesús Gómez Martínez y Miguel Angel Menjívar Guillén, los miembros camarógrafos del Comité de Prensa de la Fuerza Armada (COPREFA), Joaquín Baltazar del Tránsito Reyes, Juan Paulino Rivas y René Mauricio Quintanilla, el Sacerdote Católico Carlos René Guillén y el Sacristán Juan de Dios Andrade.

El considerando II de ese decreto dice: "Que la tragedia ocurrida enluta a la Fuerza Armada, Iglesia Católica, al Gremio de Periodistas y al pueblo en general, que siente y lamenta tan dolorosa tragedia" y creo que en efecto el hecho enlutaba, como se enlutaba a diario a la familia salvadoreña. Aunque la Comisión de la verdad recomendó medidas para la reconciliación nacional entre ellas (ver apartado IV), que se declarara un feriado nacional recordatorio de las víctimas del conflicto. No encontré ningún decreto ni por eso que era lo más general (además obligatorio y está aun pendiente de cumplir) ni por la masacre de El Mozote, ni por la de El Calabozo. Ambas atribuídas a Domingo Monterrosa y su Batallón élite. y que justo hace un año comenté aquí:

http://ixquic.blogspot.com/2006/10/la-bandera-blazn-de-hroes-y-mrtires.html

Monterrosa desempeñó durante su carrera militar cargos muy importantes: fue uno de los primeros comandantes del Batallón de Paracaidistas de la Fuerza Aérea Salvadoreña. Entre sus misiones más relevantes están las realizadas en China Nacionalista, Estados Unidos, Argentina y Uruguay. Militarmente, sobra quien hable de él como hombre de armas. Yo recuerdo haber tenido compañeros que decían "yo quiero ser como él" "dicen que el anda con la tropa, que es valiente", etc. Una de las historias que la FAES difunde es la "humanidad" de éste hombre al ayudar a parir a una mujer, la institución le estima como héroe, cosa que puede apreciarse en esta galería de su portal:

http://www.faes.gob.sv/MdnCcp/galeria%20imagenes/Monterrosa.htm

Me dio una sensación de injusticia e indignación cuando fui (2005) al río Amatitán que está en El Calabozo, San Vicente y en cómo otras mujeres, entre 200 personas que murieron ejecutadas, conocieron la parte fea de esa "humanidad" del Coronel un 22 de agosto de 1982. El lugar es como un río con dos paredones, imposible escapar ante un ataque militar! Ese día hubo un vasto operativo militar con apoyo aéreo y artillería y se utilizaron 6,000 efectivos. La población huyó por miedo a los bombardeos y a los soldados, y así fue que las personas se concentraron en ese lugar (se que la táctica era así, acorralar). La información oficial dio cuenta de un operativo exitoso y que sólo guerrilleros habían caído, semanas después el Washington Post informaba de la masacre. El General Guillermo García (de grata recordación) dijo que había investigado y que nada había pasado. Este, es un caso grave de violación al derecho humanitario*.

¿Que hacen hoy los sobrevivientes?

Han hecho una modesta construcción en la zona y un altarcito con una cruz, una placa con nombres, han compuesto canciones y corridos y los cantan. El lugar es punto de encuentro para muchas cosas, es un campo santo y un río muy apacible. Esta gente está con memoria viva, aunque no se les haya declarado los tres días de duelo por las doscientas pérdidas injustas y allí están... caminando. Yo me maravillo de esa capacidad humana de seguir así con el recuerdo aunque duela...

¿Porqué colocar dos caras de un asunto? pues más que juzgar aquí a alguien, aunque se tenga un documento oficial como el informe de la Comisión de la Verdad y los testimonios vivos de esta gente, más sus osamentas, se trata de observar la percepción tan distante del asunto y cómo eso está en la memoria social que no es mutuamente compartida o aceptada, mucho menos dialogada. No se trata de atacar a la FAES a partir de Monterrosa --ya se han señalado los hechos cometidos por el FMLN--. Observar el trato que se hace del simbolismo social y la imagen más digna de unos que de otros, eso duele!: "héroe" uno, guerrilleros muertos en combate los otros. Injusto porque esta gente era población civil y se les coloca un adjetivo errado y no se les ve como lo que fueron, víctimas.

Dejo acá un enlace, es un video homenaje a Monterrosa, de alguien que le admira aún. Lleva en cola comentarios de admiración además y asi sé que muchos se suman, mientas otros también se ofenden. Esto es posible porque en El Salvador, cada cual se aferra a la verdad que ayuda a vivir, incluída la conveniencia de toda índole. pero necesitamos una verdad conciliadora. Esto pasa, entre los llamados héroes y sus tumbas.

http://es.youtube.com/watch?v=YzC6g83MVgs


____
________
_____________
_____________________
Decreto Legislativo: http://www.monterrosavive.info/decretoasamblea.html
*ver: Informe Comisión de la Verdad, Masacre El Calabozo
este es un artículo muy bueno de Luers en elfaro.net:http://www.elfaro.net/Secciones/opinion/20070319/opinion2_20070319.asp
(seguro si Monterrosa viviera, estuvieran "alta mente reconciliados", el artículo es un buen homenaje a Rufina)

7 comentarios:

El-Visitador dijo...

un artículo interesante

me llama la atención, sin embargo, la importancia que le asignás al Estado: que si el Estado declara como "oficial" un día de feriado o un día de duelo, bueno, ello parece ser de crucial importancia

cuando uno comprende que el Estado no es (o no debería ser) más que una asociación de mutua protección (de los connacionales como de los extranjeros), entonces uno deja de asignarle importancia preponderante a dicha asociación

¿que si quienes fueron electos apenas para garantizar el funcionamiento correcto de Policía, Juzgados y Cárceles abusan dicho mandato y declaran el día de Cenicienta y el día del ratón Miguelito? Bueno, que lo disfruten. A mí, me resbala: ése día yo me limitaré a leer un libro en la playa.

Cada persona es libre de conmemorar las fechas que le plazca; y cada persona es libre de ignorar las que le valen.

Los judíos ignoran navidad; a mí en particular no me van ni me vienen yom kippur ni ramadán.

¡Pero a cada cual lo suyo! El Estado no tiene porqué meterse en la vida privada de los ciudadanos.

Si los monterrosistas quieren estar de duelo el día que los guerrilleros se lo bajaron: ¡Excelente!

Si el FMLN quiere celebrar el día que se lo bajaron al tipo: ¡Excelente!

Yo en particular marco algunas fechas que creo tienen importancia para mí, pero no las impongo a nadie ni pretendo que nadie las conmemore, si no es voluntariamente. El Estado no tiene cuchara que meter en esto. Revisando, veo que escribí artículos el día de Navidad, los aniversarios del CAFTA y de El-Visitador, el 2050 aniversario del magnicidio de Julio César, el aniversario de la muerte de Dalton, el ataque terrorista del 2001, el día de independencia (y un artículo bastante sarcástico, por cierto), el primer día de la exploración espacial, y el día del Descubrimiento.

Por lo que a mí respecta, el Estado debería eliminar todos los asuetos oficiales y cada persona debería conmemorar lo que le plazca y cuando le plazca.

A pesar de todo, afortunadamente, nuestro país es un país de libertad. Como decís vos:

«Han hecho una modesta construcción en la zona y un altarcito con una cruz, una placa con nombres, han compuesto canciones y corridos y los cantan.»

Y nadie se lo prohíbe, ni se lo impide.

Éso es vivir en Libertad.

carlos dijo...

omo siempre muy acertados y profundos tus post.
tanto que es dificil comentar si no es para felicitarte.
saludos

Ixquic* dijo...

Mira EV, me encantaría explicarte mi enfoque, pero estoy cansada. Tenemos visiones muy diferentes del Estado y algunas veces parecidas.

En el tema de derechos humanos, que es mi enfoque, El estado es el actor principal. No hay derechos sin Estado ¿si? y por eso voy haciendo ese tipo de relaciones o asignaciones.

tu dices cuando uno comprende que...vaya tú.

de verdad, no lo plantearía así. Y no es esto (lo que hablo yo) lo mismo que Estado de bienestar y cosas así. Eso esta relacionado pero no es a lo que hago referencia.

Hay cosas que a mi no me resbalan y hay cosas que si, como declararan el día internacional de los visitadores.

Esas declaratorias son reconocimientos o son señalamientos. Son importantes por efecto aunque su efecto no sea directo. Tu hablas desde ...no se, ni importa. Pero hay gente que esto le es muy significativo y estaran a gusto mientras tu, feliz, lees tu libro en la playa.

Anteriormenet el Estado a través de sus policías y FAES cometió torpezas debe reparar y encima es el encargado titular de proteger derechos humanos debe, entonces, investigar y propiciar al menos la reparación moral.

si señor!

Pero las libertades no son tal cual decís. Una de ellas como el acceso a la justicia no se puede ejercer en estos casos.

Ixquic* dijo...

Carlos!

Gracias.

Anónimo dijo...

No hablamos del Estado mejicano, ni del Estado uruguayo, ni del Estado costarricense , hablamos de un Estado (un conjunto de instituciones ceñido a un marco constitucional y que teóricamente debería velar porque se mantenga el orden legal y la seguridad de una sociedad civil determinada)y de un Estado que intervino activamente en los hechos que se están señalando.

No confundamos el modelo teórico de lo que deberían ser el Estado y la sociedad civil con los que históricamente han sido ese Estado y esa sociedad civil.

Es cierto, al menos en teoría, que cada cual puede guardar las fiestas que le plazcan.Pero nunca las opciones cívicas , en ese sentido, son del todo libres. En Alemania, por ejemplo, tendrías serios problemas si quisieras celebrar públicamente el día de Adolfo Hitler, poniendole una estatua en la plaza de tu pueblo. Tendrías serios problemas también, si hicieras una fiesta pública para celebrar festivamente que Hitler hubiese matado a millones de Judios.

Lo que El Visitador dice talvez será posible y menos problemático dentro de cien años, pero ahora, recien salidos de una guerra civil, estando vivas tantas víctimas y tantos protagonistas de aquellos hechos, cualquier gesto simbólico corre el peligro de desatar polémicas y enfrentamientos. Yo, por mucha libertad de que disponga y por mucho derecho que tenga, debo pensarmelo varias veces, antes de irme al Oriente del país para celebrar públicamente "El día del comandante Mayo Sibrian".

El tema es complejo atañe a la naturaleza y a los actores de nuestra guerra civil. Está demostrado (y aquí no puede decirse que una guerra es una guerra y que por lo tanto para alcanzar la victoria tiene justificación matar a quienes sean, aunque sean civiles desarmados) que el coronel Monterrosa masacró a civiles indefensos (así lo atestigua la voz de Rufina Amaya y ese veredicto lo respalda el informe de la comisión de la verdad).

Podría decirse que miles de héroes hicieron los mismo en el pasado, pero nosotros no vivimos en el pasado, vivimos en una sociedad que juzga los actos de guerra desde parámetros éticos y legales. Una conducta de guerra, por muy valiente que sea, estará manchada si se demuestra que el combatiente mató a cientos de civiles que no suponían una amenaza real para sus fuerzas.Monterrosa, a la luz del derecho humanitario y de ciertos principios legales que rigen la conducta en combate, era simple y sencillamente un criminal de guerra.

¿Puede un Estado, que habla de reconciliación, homenajear simbolicamente a quien masacró a cientos de civiles desarmados?

¿Puede ese mismo Estado negarle un homenaje a las victimas de ese criminal de guerra?

Si fuera un Estado neutral(no descaradamente partidista) y un Estado más cuidadoso con los gestos tendría mucha más cautela la hora de hacer homenajes y a la hora de negarlos.

Y no vengas con esa idea de que el FMLN, de estar en el poder, haría lo mismo, esa no es justificación. Si el FMLN hiciera lo mismo también habría que protestar.

Anónimo dijo...

Ixquic:

Saludes!!

Te cuento que Monterrosa no estaba al mando de las tropas cuando ocurrio la masacre, ni dio la orden de que se cometieran esos crimenes.

Tal vez cuando se sepa la verdad, te daras cuenta que fue "otro" el que en el terreno, se mancho las manos de sangre al estar al mando de ese batallon, que en forma interina comandaba durante esa operacion militar.

las generaciones que dejes, posiblemente se daran cuenta que es asi.

Con todo mi respeto para Doña Rufina, pero ella no vio a Monterrosa, si, sin duda vio a muchos soldados cometer el echo, pero como te digo, Monterrosa no dió esa orden.

Las aguas se han quedado asi... "sigan juzgando a Monterrosa, al fin ya esta muerto" y el que esta "vivito" y dijo Hágase" pasa tranquilo cortando naranjas y asistiendo a su culto evangelico los domingos.

Ixquic* dijo...

Anónimo, gracias.

La ausencia de certezas se deben al imperio de una ley, la de Amnistía.

Si se pudise investigar casos tremendas sorpresas nos llevaríamos.

Todos los militares tienen un expediente que registró dónde estuvieron descatados y en qué año, y de eso hay respaldo. Es un material que me hace falta revisar.

Yo tengo identificadas "dudas razonables" sobre la autoría de otros asesinatos asignada "socialmente" pero no de forma jurídica (no a traves de una investigación legal).

Eso que decís, justo.

Y eso me ha puesto a pensar en cómo hay algunos personajes que han cometido crímenes graves y andan por ahí tranquilos, esto gracias a que sus culpas se los llevaron otros que estan muertos y no pueden defenderse.

Interesante....nunca me lo había planteado sobre Monterrosa. Pero te diré, pongamoslo en duda.

Lo que no está en duda es que el Batallón que masacró a la gente fue este, el Atlacatl.

mmmmmmmmm