lunes, julio 02, 2007

5 de Julio: el día que el terrorismo nació




Es una ironía nada más. No quiero seguirle el juego a quienes este hecho polémico y retrógrado les resulta morboso y “mercadeable”. Pero es molesto mirar qué provecho tuvo y tendrá esto.

Cuando miré por la tele esa grotesca escena de muerte de aquellos policías el 5 de julio de 2006, me sentí muy mal y frustrada. Y con el tiempo esa frustración ha crecido. Por una parte, la persona que se presume, disparó (y justamente, es capturado –hoy- un año después) fue identificado como Mario Belloso.

Por otra parte, los policías asesinados eran hombre humildes, uno originario de Chalatenango, y cumplía con su deber, mismo que seguramente honrarían si fuese otro partido el que estuviera en el poder y en cualquier tipo de circunstancia que lo justificase.

Alguna vez lo comenté en otra bitácora, pero lo que me pareció hiriente o chocante fue aquella imagen de un hombre disparando a los policías que caían muertos, y en medio del fuego cruzado, allí frente a la UES un busto de Benito Juárez que dice: El respeto al derecho ajeno es la paz. Sarcástica imagen.

También hubo un herido adentro de la UES y hasta dónde sé ese hecho –que es delito de lesiones— no ha sido aclarado, ni visibilizado por medios, gobierno y ministerio publico hasta la fecha.

Aquél día, Saca fue imprudente y se puso de fatalista. Hasta dijo iría a la ONU por que se había faltado a los Acuerdos de Paz, luego se retractó. El FMLN se apresuró a formular una hipótesis, no descabellada, pero siempre se les derrama la imprudencia. Al final, daba cólera escuchar a unos y otros. Ahora con la captura de Belloso, no se si la cosa vuelva a ese estado y se pongan de irracionales todos.

En julio del año pasado, ARENA aprovechó el contexto y sacó a discusión, el mismo día, la ley antiterrorista. Aunque serio, ese hecho en particular no parece un acto de terrorismo en términos legales (porque horroriza, seguro!). Un compañero abogado sostiene que sí, porque ese señor Belloso podría haber planificado las cosas, pertenece a ese sector de la población que cree que la policía en sí, es un enemigo y no distingue entre los malos elementos y la institucionalidad. Estoy de acuerdo, con esa percepción pero no puedo entender que eso sea un acto terrorista al estilo ETA, Alquaeda... (este debate se presta a ser interminable)

El día que comenzaron la discusión legislativa fui a escuchar el “debate” y casi me da un ataque de furia por haber presenciado el peor de ese año. Era una de gritos e insultos bárbaro. Y lo escribí aquí: http://ixquic.blogspot.com/2006/07/este-blog-ha-enmudecido-en-estos-das.html

Por eso digo, estos políticos de derecha (ARENA, PDC, PCN) creen que el terrorismo –tras la paz—nació con el 5J. A pesar que existen razones fundadas para hacer un buen cuerpo legal al respecto, incluidas recomendaciones de la ONU y OEA, mejor partieron de esto. Ellos, saben lo que hacen y buscan otro provecho adicional.

Una ley antiterrorista está muy justificada, porque ese fenómeno afecta derechos humanos y los Estados deben protegerse y proteger a la población. Ese deber está plasmado en diversos textos internacionales y luego del 11 de septiembre de 2001, declaraciones y tratados lo pusieron en agenda internacional. A estas obligaciones asumidas, es que debe responder una ley antiterrorista. Aunque el debate va de lo más flemático, estas normas justificadas que sancionen y prevengan actos de terror deben regirse por parámetros importantes que salvaguardan de alguna manera las garantías procésales y elementales.

Pero eso es algo que ni ARENA ni el PCN entienden. Querían esta ley, tuvieron el contexto y ahí está ese espantajo jurídico que tiene algunos defectos técnicos y cuya aplicación podría ser maliciosa. Por ejemplo, en materia penal existe el principio de legalidad que exige utilizar conceptos “unívocos y claros”, así nadie se anda con interpretaciones vagas o arbitrarias. El primer reto es qué se entenderá por “terrorismo” para definir cuando aplicar ley especial o código penal.

Otra exigencia en materia penal es que cada delito especifique el fin, a saber, que la acción “apología” tenga por fin incitar a otros a cometer un acto como “terrorista” y establecer esa exigencia. El informe de la Comisión IDH establece que “Los estados deben abstenerse de promulgar leyes que penalicen en forma amplia o general la defensa pública (apología) del terrorismo o de las personas que puedan haber cometido actos terroristas sin exigir que se demuestre que esas expresiones tenían por objeto incitar a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar, y que era altamente probable que se diera el resultado”. (Ver p. 11 párrafo 30) .

Existen tres tipos de terrorismo, aquel que es ejercido por Estado contra su propia población y el que es realizado por grupos no estatales contra un Estado o contra una población determinada y cuando es de un estado contra otro.

Se sabe que estos actos tienen como fin causar miedo o terror. En mas de una veintena de instrumentos internacionales existen elementos para tipificar, sin embargo no hay una sola definición sobre terrorismo. Eso si, todos los tipos de terrorismo tienen como fin crear miedo. Y que el medio es la violencia y los blancos revisten de una importancia grande moral y material.

Estas cosas elementales no las tiene esa ley. Nuestra Constitución exige este principio, que a su vez esta íntimamente relacionado con la seguridad jurídica (saber a qué atenerse: que acción cae en código penal o ley antiterrorista) y dada la mala técnica utilizada en su elaboración, sumada a la posible utilización maliciosa estos casos tendrían que ser anulables.

¿Era necesario hacer las cosas así de mal?
Con la captura de Belloso la PNC debe ser cautelosa: si viola derechos humanos anula lo que hace. Nada de pasión. Y que le diga a Figueroa que ya no hable, lo escuché al medio día decir que lo mas acertado sería aplicarle la ley antiterrorista a Belloso. Por Dios! esa ley no es de efecto retroactivo! ¿Ministro de qué??
¡que insoportable!

***(perdón si hay ideas sueltas, mañana sigo...me muero de sueño)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto amerita una reflexión profunda. Para empezar: por qué sólo hablamos de Belloso y no de padres de Mariposa que fueron "torturados" y luego "asesinados". El juego de lo visible y de lo invisble, de lo que se muestra y lo que se calla, ya nos introduce en la agenda que imponen los medios de comunicación cercanos al poder.

¿Podrémos mantener a salvo una reflexión ecuánime del posible uso propagandístico que se le dará al asunto?

¿Era necesaria una ley antiterrorista? ¿Por qué esa urgencia en promulgarla, cuando en este país no existe a corto ni medio plazo la perspectiva de una amenaza de tal naturaleza?

Pongamos que el acto de Belloso fue terrorista. La premeditación del daño no es suficiente para tipificarlo así. Hace falta que haya un accionar sistemático detrás cuya voluntad sea la de destruir bienes y personas ¿Hubo ese tipo de crímenes antes del 5-J? ¿Los hubo después? No estámos hablando de cualquier forma de violencia organizada, sino de una cuyos fines son letales y buscan crear un estado de conmoción permanente en la población. El crimen de Belloso es deleznable, pero no puede enclavarse dentro de una campaña de desestabilización terrorista. De cualquier manera habría que recabar más información.

Si utilizamos el término terrorismo de modo indiscriminado
puede resultar peligroso. Su empleo ambiguo es típico entre los conservadores que utilizan el miedo a la amenaza terrorista para
recortar ciertos derechos que protegían a los ciudadanos contra los abusos del Estado.

Aquí la ley va más bien dirigida contra los movimientos sociales. Una ley de este tipo en nuestro medio es un indicador de la mala salud de nuestra democracia.

Beka dijo...

bueno, ya se tiene un panorama de lo que va a pasar con Belloso y todo el posible discurso oscuro, absurdo que se nos viene encima los proximos dias.

La verdad es que para mi todo esto es una tristeza inmensa.

Al respecto de Belloso, si es encontrado culpable, que pague por sus crimenes. Aunque al final de cuentas, esto parece que no necesitar un juicio ni pruebas, se remitiran a los videos que ya repitieron varias veces desde ayer.

Ixquic* dijo...

Si amerita una reflexión profunda y sin apegos ideológicos, además.
Los casos Belloso y Manzanares, un año después se dicuten con la misma pasión. En ambos debe haber investigación, procesamiento y sanción. En ambos.

Aunque la gran prensa no hable del crimen Manzanares, si ha sido visible. Comparado con la publicidad de Belloso, claro: hay una diferencia grandísima.

Los dos hechos son sensibles a la sociedad y más a quienes simpatizan co las extremas.

El asunto es que hay más, mucha gente muere amordazada, quemada, descuartizada. Hay casos de tortura previa y de gente que no aparece y luego su cadáver da cuenta de lo sucedido.

Casos que leemos y olvidamos. Casos que quedan en la impunidad.

Parace que esta parte del asunto, no será visible en mucho tiempo, pues la sensación belloso les cegará.

Ahora bien, en este caso de este señor un buen trabajo policial (profesional y sin injerencias políticas) deberá desembocar en justicia.

Aunque el asesinato de los policías desembocó en esa ley, ese hecho no podrá ser juzgado con ella, pero sí hechos posteriores.

Incluídos posibles delitos cibernéticos contemplados en la ley.

Tenés razón, hay que recabar más información y hacer evolusionar lo que hoy esta en percepciones.

buscaré algunos ejemplos sobre su aplicación y lo posteo,

Saludos.

BK, importante punto y yo me pregunto ¿los medios y el ejecutivo han sustituído el rol de la justicia?

ahh y la LPG dice en su código contra la violencia que se regirá por la lógica del debido proceso, y pues ...a saber!


PD (siento mucho el desorden de ieas)

theDruid dijo...

No se que onda pero Xibalba.. no se lo que es, era un obra de teatro de un clown loco y una mina. Pero no se que es.
Estudio sociologia, porque soy un ingeniero en sistemas frustrado (tiene sentido).
Termine el curso con Angeleli. Y ahora no se que onda. No se que pasa.

Ojala que este bueno, cuando termine con Gramsci paso.

Pero basta de Derecho juridico legitimando Verdades inexistentes. El terrorismo sera el contrapoder violento de alguna violencia, represion mayor como para que la racionalidad salte por la borda, o quizas la racionalidad es otra cosa sustentada por el Derecho juridico

Ixquic* dijo...

Santiago, gracias por la visita.

El comentario lo hago desde hechos muy particulares en mi país, pero eso no significa que exista una tendencia similar en otros países.

Me gusta tu intervención.

Información sobre Xibalbá, que se encuentra en el Popol vuh te la envío por correo. y al lado de la bitácora hay un par de historias que aparecen en este libro por si quieres ver.

A mi me hubiera gustado estudiar sociología, pero en la U que estudié esa carrera la desaparecieron.

Gramsci puede darnos una visión sobre el derecho: que está en la super estructura, etc. Es una lectura muy apasionante.

Tu dices "Pero basta de Derecho juridico legitimando Verdades inexistentes. El terrorismo sera el contrapoder violento de alguna violencia, represion mayor como para que la racionalidad salte por la borda, o quizas la racionalidad es otra cosa sustentada por el Derecho juridico"

Cualquier Estado (con cualquier régimen, democrático o autoritario) tiene y necesita un cuerpo de leyes para ejercer el poder. Este ejercicio legítimo o no de gobierno se basa en la existencia de las normas.

Eso no lo podemos cambiar hasta que inventemos otra forma de establecer el orden (en el mejor sentido de la palabra) en una sociedad.

Ahora bien, las leyes no son cualquier instrumento que se adecúa a la conveniencia mal sana de uno u otros. Para eso estan las constituciones que dicen: quien llega al poder, y con qué medios. Luego cómo van a gobernar, que deben respetar derechos de los ciudadanos y que deben ser controlados verticalmente por nosotros y horizontalmente entre organos de estado.

El derecho para que sea válido debe ser emitido por el órgano competente, y debe respetar la jerarquía: no contradecir la constitución.

Entonces, eso que es básico es lo que muchos gobiernos no cumplen cuando se ponen a hacer leyes antiterroristas.

El Salvador vivió una guerra de 12 años, y previo a ella y al igual que en tu país sufrimos "terrorismo de estado". Estos hechos para mí no son pasado, son presente porque siguen impunes.

Lo que quiero decirte es que vivo en un país cuyo gobierno mira fantasmas terroristas y de paso saca provecho para mantener un orden (su orden), pero no es capaz de ver que años atras sí hubo barbarie terrorista y en la actualidad no hace nada para atacar sus efectos y de paso prevenir que no se repita en el futuro.

En Chile, sucedió una cosa interesante. Caso Mapuche ¿te diste cuenta? le aplicaron ley terrorista a un mapuche que protestaba y hubo carros incendiados, etc. Pero la Comisión Interamericana desaprobó esa aplicación, pues aunque hubo delito, eso no tenía que ver con actos de terrorismo.

Me parece que la movilización social, debe ir más alla de salir a la calle a mostrar su descontento y comenzar a tomar acción: política (propuestas, denuncia pùblica, exigir´transparencia), legal (demandas nac e internac y asi desvirtuar las verdades jurídicas falsas) y social (armar redes con objetivos coherentes y des ideologizados)

allí habría contra poder,

El terrorismo al carajo. En el derecho puede haber falsedad, verdad, irracionalidad o racionalidad. Eso depende de quienes elaboren la ley y de quienes exijan sus derechos, o sea nosotros.

perdón por la extensión...luego paso a visitar tus 4! blogs...

Solavá dijo...

Por el blog de Tim supe que Amnistía Internacional publicó una declaración sobre el caso Manzanares, así que obviamente tiene atención internacional, pero sólo lo he visto en Inglés y no tengo el enlace a la mano. Pero creo que si surge por ahí el documento en español sería bueno que le echaras una leída y nos instruyeras sobre cómo el caso ha sido interpretado por las organizaciones internacionales de derechos humanos, porfa. La opinión de Paolo Luers en su blog siguiente pagina es muy distinta y asegura que no ha habido un crimen político. De cualquier manera, es un caso que aún está en la impunidad y, no olvidarlo, como muchos otros.

Anónimo dijo...

"Todavía no sabemos quiénes asesinaron a don Paco y su esposa. Los amigos de don Paco desean que su muerte se investigue hasta encontrar y castigar a los culpables, sean quienes sean. Que la verdad termine con las leyendas". Esta frase entrecomillada es de Paolo y de ella no se deduce ninguna afirmación sobre la naturaleza, política o no, del asesinato.

A falta de evidencias y más información, asegurar que es un asesinato político supone elevar la sospecha a certeza. Y aquí tiene razón Paolo al contraponer la verdad a la "leyenda".

La visión de Paolo va más allá y acusa al Frente de utilizar el caso de un señor identificado con la izquierda, pero que no simpatizaba con el Frente. Puede ser.