miércoles, junio 13, 2012

La coveniencia


En Ciencia Política se "estima" mucho a los partidos políticos en la medida que son actores importantes del régimen democrático. Sin embargo, son para muchos investigadores una especie de "bichos" raros de los que nunca se deja de analizar. En en fondo, la conclusión es la misma: estos actores se mueven por interés, por conveniencia. Es por ello que son capaces de desarrollar una serie de personajes: "el justiciero", "el idealista de "izquierda" o de "derecha", los que protegen la democracia y la constitucionalidad, los guardianes del cambio...en fin. Un tanto divertido. 

Claro, la diversión tiene un límite y es cuando de hacer "poses" hipócritas se pasa a trasgredir el orden político y legal. Esto se menciona a partir de las actitudes de algunos partidos (en especial el FMLN y GANA) frente a las resoluciones de la Sala de lo Constitucional. Siendo más concreta, la última decisión de éste órgano de anular la elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Este evento de "delegitimación" de la Sala es un chiste.

Luego de una lectura "rápida" de esta sentencia y leer las reacciones de los políticos cabe hacerse las siguientes acotaciones:    

1-   Un elemento de una democracia estable y madura es la capacidad de adoptar leyes bajo adecuados procesos y la capacidad de hacerlas cumplir, así como la capacidad de tomar decisiones judiciales y hacerlas cumplir también. El sometimiento y obediencia a las leyes y decisiones judiciales por parte de  todos y todas es un indicador de un Estado de Derecho.
2-   Ahora bien, en toda democracia existen pesos y contrapesos, de manera que jueces están en la posibilidad de anular decisiones del Ejecutivo o Legislativo y a la vez la legislatura elegir –bajo parámetros de ley—a los jueces, etc. es así que funcionan los “equilibrios”.
3-   En un proceso común, cualquier  persona "silvestre" que pierde un caso ante tribunales no está en la posibilidad de ¡revelarse! contra una decisión. Debe acatarla. Lo mismo pasa con la clase política, ellos y ellas no pueden desobedecer (y especialmente en este caso en el que hicieron mal uso de su derecho de defensa ante la sala, tal como lo establece la misma sentencia). ¿porque ellos pueden desobedecer y el "vulgo" no? Es de hacer un llamado a las y los involucrados a no romper con el orden constitucional.
4-     Cuando una sentencia de lo constitucional tiene impactos riesgosos al orden constitucional (como por ejemplo dejar sin efecto el nombramientos de magistrados 2006) es la misma sala la que acota cuales serán los “efectos” de dicha anulación. Por lo tanto no se queda en el caos como se ha venido diciendo y asustando con el petate del muerto.

Sobre la sentencia ¿qué se puede decir?  (Sólo tuve acceso a una, la relativa a la elección de magistrados 2012) y no a los del 2006)

Se ha declarado la inconstitucionalidad del nombramiento de nuevos magistrados a partir del 2012 bajo los siguientes argumentos:

  1. El diseño de elección de magistrados es de cada 3 años, así como lo es también el de cada legislatura. Esto implica que cada legislatura está delegada por voto popular a elegir a una sola cuota de magistrados (y no a dos). Esto es un principio constitucional. Y lo que ha sucedido es que una misma legislatura se atribuyó la potestad de elegir dos veces, quintando la potestad a la legislatura que le competía, por mandato popular (2012/15). Art. 86 in. 3 . CN  y 186 inc. 2 Cn
  2. De esa misma forma no se le permitió a la legislatura correcta examinar los requisitos (probados) de idoneidad que la constitución establece.
  3. Luego aborda que la legislatura nombro a Belarmino Jaime como magistrado de la sala de lo constitucional por 9 años., si bien la legislatura tiene la potestad de cambiar al presidente, no la tiene de expulsión , por así decir, de uno de estos magistrados de dicha sala como así lo hizo. Se alega que hay un principio de inamovibilidad de los magistrados (de las salas) que deriva del principio de independencia judicial.
La asamblea aun esta en plazo para evitar “el caos” que sus miembros advierten, la pelota está en su cancha: elegir como la ley y la constitución manda. ¡hacer bien la plana! y olvidarse de una vez de la famosa "Conveniencia"

No hay comentarios.: