jueves, abril 01, 2010

por hablar bien, queda mal

Hándal apoya aumentar la cuota femenina: "Claro que debería haber más mujeres, pero la pregunta es: ¿Ha invertido el Estado salvadoreño en preparar al género femenino para que tenga la calidad suficiente, no sólo para el gobierno, sino para cualquier cosa?, yo digo que no".


El Diputado efemelenista y otros colegas están preocupado por la baja cuota de mujeres en el gabinete (leer la nota integra para mayor información) del Gobierno y rescatan, como cosa aparte, que a diferencia del Ejecutivo actual su partido si cumple con las cuotas femeninas. Sin embargo, acota al final con la frase que va en el encabezado.

La cita es una muestra de lo que sucede con algunos políticos. Impulsan banderas sin creer en ellas. Se dejan llevar por la correctividad política pero siguen siendo vacíos y superfluos.

La discriminación hacia las mujeres no es cuestión de cuotas. Es cuestión de igualdad de oportunidades, allí donde un cargo puede ser ocupado deben tener la misma opción todas las personas (hombres y mujeres) que han sido preparados, tienen la experiencia (visible y no tan visible, pero la tienen!) o llenan el perfil requerido. El problema es cuando los filtros son subjetivos y optan por los hombres o ven en las mujeres desventajas en función de natura. Hay muchas mujeres en la Universidad tanto como hombres. Formadas están y no es asunto que "papá" Estado ha generado con su inversión. Hace ratos que hay mujeres preparadas para cualquier cosa, aunque el limitado criterio del diputado diga lo contrario.

No hay comentarios.: