miércoles, febrero 17, 2010

¿transparencia, ética o los subterfugios legales?

Discutía hoy con un blogero el tema de las destituciones presidenciales más recientes y el "nuevo estilo de gobernar" de Mauricio Funes.

Toda persona debe ser escuchada previo a la limitación de un derecho, para el caso, el derecho al trabajo o bien, el derecho a acceder a un cargo público. Es cierto, pero esto tiene sus modalidades: en "teoría" a los empleados públicos se les debe seguir un proceso antes de retirarles del cargo, no así los funcionarios que están en cargos de confianza, ya que la base de la relación estriba en esa característica (confianza).

Los gobernantes requieren además de un margen de maniobra para manejar su gobierno y por ende esta categoría de gozar de la confianza del mandatario cae por su pero. De ahí que sea legal, la destitución de Breni Cuenca como Secretaria de Cultura.

Ahora bien, cuando se "finge" vivir en democracia, esto es, ese conjunto de reglas por medio de las cuales un grupo delega en una persona la gestión pública y éste a su vez debe rendir cuentas a sus representados, el asunto trasciende la esfera legal y pasa a ser un asunto ético y político.

Se trata de "dar cuentas" de ser transparente y justificar (cuando hay de verdad razones de peso) las decisiones.

Dado que mi perspectiva, personalísima, me obliga a combinar una visión de derechos y una visión de arte me conduce a plantear el asunto así:

La cartera de estado ligada a la cultura es muy significativa para la población pues la gente es titular del derecho a la cultura y el Estado está obligado a garantizar el acceso a esta por medio de bienes y servicios. Pero además las y los artistas (gestores) tienen el derecho de producir (y ofrecer a sus audiencias) cultura y arte y el Estado debe coordinar esfuerzos y facilitar espacios de desarrollo en este ámbito.

Así las cosas, si lo que está en juego es eso (derechos y obligaciones) el Presidente debe explicar su decisión y además enviar señales sobre el camino a recorrer en este ámbito. Es un imperativo ético.

Lo legal no siempre es justo y ético.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

ARTTES

ASOCIACION DE ARTISTAS DE TEATRO DE EL SALVADOR

Ante los últimos acontecimientos suscitados por la destitución de la Secretaria de Cultura, Dra. Breni Cuenca y tomando en cuenta que la acefalía de dicha Secretaría de Estado lesiona gravemente todo el quehacer cultural del país, perjudicando severamente nuestros proyectos, la Asociación de Artistas de Teatro de El Salvador ARTTES MANIFIESTA:

Que desde el inicio de este gobierno, ARTTES dio a conocer su buena voluntad para contribuir al desarrollo de una política cultural coherente.

Que a la Asociación le extrañó el hecho de que el funcionario que debería conducir la gestión cultural de este Gobierno no fuese nombrado en el momento oportuno, así como que el plan cultural no fuera mencionado por el Presidente en su discurso inaugural.

Anónimo dijo...

Que se aceptó la decisión del Presidente de transformar a CONCULTURA en Secretaría de Cultura así como su oferta de tomar en cuenta la opinión de los diferentes sectores de artistas y trabajadores culturales en la selección del funcionario que estaría al frente de la nueva institución.

Que nuestra Asociación rechazó la forma como se desarrolló el mencionado proceso de selección y, que en fecha posterior al evento organizado por la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia , los agremiados nos reunimos para hacer la evaluación pertinente y concluimos que, más importante que aportar nombres elegibles para el cargo, era definir las líneas principales por las cuales debe transitar el desarrollo del teatro en el país. Estas propuestas fueron articuladas en un documento entregado a la Secretaría de Cultura en el momento en que fue designada la funcionaría que estaría al frente de la misma. A partir de ese documento, se inició un proceso de diálogo y búsqueda de puntos comunes entre el sector y las autoridades de cultura.

Que el viernes doce de febrero, se recibió con sorpresa y preocupación la noticia de que la Secretaria de Cultura, había sido removida del cargo por pérdida de confianza e incapacidad. Dichas razones, sin mayor explicación, no las consideramos suficientemente claras por lo que pedimos al Presidente Mauricio Funes la aclaración de los siguientes puntos:

Definir qué papel ocupa la cultura en su Plan de Gobierno, ya que hemos estudiado lo que sobre el particular aparece en el mismo, así como los discursos presidenciales y no encontramos tal definición.

Hacer público el perfil del funcionario o funcionaria que dirigirá la Secretaría , ya que esto permitirá evaluar su desempeño y así se podrían evitar actos arbitrarios provenientes de cualesquiera de las partes.

Tomando en cuenta los aspectos enunciados anteriormente, nuestra Asociación EXIGE:

Respetar el nivel de comunicación que se había logrado establecer con la Secretaría de Cultura, particularmente con la Dirección de Artes. Este canal de comunicación representó un adelanto significativo y de mucha importancia, respecto al que se había tenido con las administraciones anteriores.
Continuar con el desarrollo y feliz concreción de todos los proyectos que se tienen planteados y en etapa de ejecución.
Respetar y dar continuidad al documento que fue elaborado de manera consensual por todo el sector teatro, a través de mesas de discusión el cual fue presentado a la Secretaría de Cultura. Dicho documento es el rector que desarrollará el área de teatro.
Realizar, sin ningún retraso, los proyectos que están organizados para el próximo mes de marzo, por lo que demandamos que los nuevos encargados de dicha dependencia cultural instalen procesos administrativos y de comunicación ágil y eficaz para el cumplimiento de estos proyectos.
ARTTES es una Asociación del gremio teatral que mantiene buenas relaciones con otros gremios artísticos así como con instituciones nacionales e internacionales dedicadas al desarrollo cultural de los pueblos, y como hacedores y promotores de la Cultura nos preocupa que el desarrollo de las mismas se vea truncado, por lo que REITERAMOS nuestro papel fiscalizador y nuestra pro actividad al trabajo artístico-cultural como parte fundamental del desarrollo de nuestro país. Finalmente y en atención al espíritu de cambio, exigimos rostros nuevos en el nombramiento del Secretario o Secretaria de Cultura

San Salvador, quince de febrero de dos mil diez



JUNTA DIRECTIVA ARTTES

Anónimo dijo...

Hola, dejo en dos comentarios porque no cabe en uno, el comunicado que han difundido los teatreros. saluditos