domingo, octubre 11, 2009

Mundo contrariado

Una vez leí en un libro del Gabo que lo que mueve al mundo no son los amores felices, sino los contrariados. La frase me gustó porque --por razones que aquí no contaré-- me identifiqué con su sentido más allá del amor. Pasa que tantas situaciones contrariadas nos mueven el piso. La vida es una cadena de decisiones (o la omisión de éstas) que justamente llegan en esos momentos de contradicción.

Hace 30 años una no podía presumir de ejercer los pensamientos con libertad, y en El Salvador de hoy si, pero esa libertad de poco me sirve si es tan fácil morir violentamente o sin ser tan exagerada, no pudiendo andar en paz en la calle (¡ando paranoica!)

en fin, ¿a que vienen estas palabras? Simplemente me da un sentimiento de contradicción leer como hoy un agente policial salió herido en un hecho delincuencial en un bus de transporte colectivo. Y es que el policía andaba de licencia, ejerciendo la "rebusca", es decir, trabajando como motorista para tener un ingreso extra. Esta situación lo vuelve vulnerable en un país que ya lleva varias decenas de asesinatos de motoristas.

Pues acá..¿quién se salva?

También leí el título de una nota que me hizo sentir esa rara sensación. El título dice: Director Polanksi está deprimido en la cárcel, dice su abogado

Me hago varias preguntas ¿hay agresores que en razón de su "fama" les vuelve víctimas? tener relaciones con menores de edad es violación y a determinada edad estupro. Es delito.

Por otra parte ¿qué pensaran nuestros reos? ¿se deprimen en estas cárceles? me imagino que si, lo que no sé es si éstos saldrían de la depre si estuviesen en una cárcel en Suiza??

Luego me "entero" de algo que ya sabía: "Las mujeres pasan en promedio más tiempo educándose, pero al final terminan ganando menos ingresos que los hombres". Lo único nuevo de esa nota es que el Estudio del BID señala que este país es el que tiene menos brecha en ese sentido.

En fin, desde que mi propio carro me pasó sobre el pié entendí que ya nada me debe extrañar.

mejor me voy a dormir, que el mundo siga con su contrariedad y que el amor asome de vez en cuando por allí.

No hay comentarios.: