martes, agosto 25, 2009

Espejo político

Hay mucha crítica por el comportamiento de la nueva oposición de cara a la aprobación de nuestro presupuesto. Pero haciéndo memoria, hay que notar que los partidos políticos son predecibles y actuan con base en sus intereses políticos.
En el 2004 el FMLN condicionaba los votos al presupuesto a cambio de una reforma de pensiones y en el 2005 a cambio del regreso del colón. Ahora en el 2009, cuando los partidos han cambiado de puesto, es ARENA --como oposición-- quién usa el método tratando de negociar sus intereses políticos con los del Ejecutivo (pues más que el interés de contar con presupuesto, lo que está detrás de eso es el cumplimiento de promesas electorales).

Es un asunto de simple gobernabilidad y de la combinación de nuestro sistema que tiene dos carcateristicas muy interesantes: el presidencialismo con multipartidismo. Eso complica la toma e implementación de desiciones.
De ahí que, todo partido de gobierno debe saber que jamás podría gobernar solo, pues la negociación es imprescindible en estos casos. Asi, lo hizo ARENA (cuando fue gobierno) con sus dos aliados: PCN y PDC. Formaba mayorías parlamentarias a su favor.

Si eso no ocurre, podría haber una "parálisis institucional" o Funes tendría que volcarse al "decretismo" (abuso del poder normativo del ejecutivo a falta de apoyo en la Legislatura). Ambas cosas tienen muchísimas desventajas para el régimen político.

El politólogo Linz crítica al presidencialismo porque asegura que los partidos de oposición enfrentan una notoria ausencia de "incentivos" para cooperar con el partido oficial por dos razones. En primer lugar, si ellos cooperan y el resultado de dicha cooperación es exitoso (en términos de crecimiento económico, tasas de desempleo, control inflacionario, etc.), los beneficios político-electorales del éxito tienden a ser capitalizados por el presidente y su partido. En egundo lugar, y en el caso de que la cooperación fracase, todos los miembros de la coalición comparten los costos políticos con el presidente y su partido, y solamente aquellos partidos de oposición que no participaron en dicha coalición son favorecidos electoralmente por el fracaso de la coalición gobernante.

Por lo tanto, dice Linz, si de una coalición exitosa no procede ninguna ganancia en términos electorales y un fracaso sólo produce costos, lo racional es oponerse al presidente en lugar de cooperar con él. La parálisis institucional será entonces el resultado final siempre que el partido del presidente no cuente con una mayoría parlamentaria (Linz, 1994).
Otro politólogo mexicano, que estudió el gobierno dividido en su país, dice que el argumento de Linz es razonable pero no toma en cuenta que no todos los partidos políticos en regímenes presidenciales tienen ambición presidencial a corto o mediano plazo. De ahí que la fragmentación en la oposición puede ser favorable. Así, le resultó a ARENA (al aliarse con oposición sin ambición presidencial) la pregunta ahora es como trabajará Funes y su partido esta tarea tan delicada como es la gobernabilidad? ¿qué habilidades veremos?

5 comentarios:

PrOjwanac dijo...

Estimada IXQUIC:

No conozco que en el pasado haya habido una posición del FMLN de condicionar sus votos a condición que le financién sus promesas de campaña con la cual embaucó a la gente que haya votado por el...y que dicho sea de paso sepa de entemano que la población lo reprobará en las futuras elecciones por no cumplir sus promesas...Y quiera de esta manera echarle la culpa a otros por el no cumplimiento.

Ixquic* dijo...

Estimado Projwanac:

Te resumo lo que puse en el post.

El Frente con Shafick buscando la presidencia y dentro de sus plataformas electorales legislativas si ofreció cambiar el dólar por el colón, esa ha sido una reivindicación permamente especialmente desde la legislatura. Aún concervo un colón que me regalaron como propaganda electoral. Lo mismo con el tema de las pensiones.

Y como sabemos, ellos condicionaron sus votos esas ofertas.

Personalmente, esto no es ni malo ni desacbellado. Así se hace la negociación política, especialmente cuando como oposición no tenés mejor arma que las mayorías calificadas de la legislatura.

Yo simplemente expongo el funcionamiento de las cosas, como se observan y no como "deberían ser".

Ahora bien, todo gobierno, necesita plata (presupuesto y prestamos) para realizar sus promesas de campaña. Eso tampoco es "malísimo", es simple lógica.

A mi me hace gracia ver el "suitch", ARENA hace lo que antes criticaba y el gobierno deberá hacer cosas a la uzansa anterior, ya que necesita gobernar.

lo anterior es una hipótesis planteada auxiliandome de teóricos de la política, pero eso solo lo confirmará el tiempo.

Saludos!!

Anónimo dijo...

Ixquic:

Se agradece tu esfuerzo a la hora de plantear estas cosas.

Álvaro Rivera.

Ixquic* dijo...

Alvaro,

has estado callado....

un saludo en la distancia

Max Herrador dijo...

Comparto tu punto de vista, es más la apuesta de bloquear la institucionalidad de ARENA creo que se verá cada vez más acentuada. Agregándole el ingrediente de la búsqueda de la división de la alianza Funes - FMLN.
algo digo en mi blog al respecto:
http://infomaxorg.blogspot.com/

Max H.