domingo, agosto 23, 2009

Caso Record: cuete soplado

A finales de agosto se celebró la audiencia preliminar en el caso "Record". Por el delito de Contaminación Ambiental y Contaminación ambiental agravada se procesan a tres directivos de la empresa --que están prófugos-- y tres ingenieros que laboraban para ellos --presentes en toda la etapa del proceso--.
Justificar a ambos lados
Como los habitantes de Sitio del Niño de San Juan Opico, yo quisiera justicia. Pero cuanto más observo este caso más lejos lo veo de conseguir ese fin. Se trata de un caso complejo, y la parte del pastel que es materialmente "penal" es, como diría mi hija, un cuete soplado.

Los casos penales tienen tres etapas y cuando éste es sólido, logra llegar a la etapa final. No obstante, hay casos que por la "alarma social", la "presión política o de opinión pública llegan también a esa etapa aún cuando sean probatoriamente débiles o algo así como esperpentos.

Si bien habrá juicio es porque hay tres reos presentes, a saber, los ingenieros. Pero no para los ausentes que son los titulares y representantes de la empresa. Por el internet anda un correo que aboga por la inocencia de los profesionales y por las calles andan los afectados reclamando juicio.

En la audiencia de agosto se decretó privación de libertad para los reos presentes (los ingenieros), medida que me extrañó pues en primer lugar su aplicación es de carácter excepcional y sólo cuando concurren ciertos requisitos. En este caso los reos habían presentado arraigo, se les había decretado otras medidas sustitutivas y habían cumplido con ellas. Así las cosas, no se puede presumir el "peligro de fuga". De ahí que no me extrañe, que el viernes pasado, una Cámara de lo Penal haya revisado esta medida y en consecuencia la revocara. Así, los ingenieros esperarán su vista pública fuera de la cárcel.

De llegar a ser condenados ¿que tipo de justicia habrá conseguido este sistema? Y esto lo pregunto porque creo que ni la Fiscalía ni los Jueces ni la Policía han buscado a quién "la debe" (que gracias a tanta negligencia hicieron maletas y se fueron del país). Este trío (y no se si hay más) buscan simplemente quien "las pague".

Desde mi punto de vista, estas personas no deberían ser procesadas penalmente(hago referencia a los ingenieros) porque en términos estrictamente legales no son los titulares de la obligación, o el deber de "cuido" como lo exige la modalidad de "comisión por omisión" (como si lo asegura la Fiscalía). Pero esa es agua de otra regadera. Por hoy, lo dejo hasta acá. Ya veremos si la gente logra sacar de estos tres señores de clase media, los millones de indemnización para recuperar los daños y logran comprar una casa lejos de la escoria con la que conviven. Tal vez así, se olvidan que la empresa tuvo una vez dueños y que seguramente, rehacen su vida en el exilio.

Mi idea de la justicia, es que pague quien la debe, por maldad, por codicia o por simple negligencia prevista por la ley. Así como los burócratas, que han impedido que eso suceda.

A ver si el cuete, sopla.
---------------------------------------
*Cuete Soplado: dicece de artefacto con polvora que se activa dando fuego a su mecha y en lugar de hacer ¡BOOOOMMM!, hace fffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffff......

2 comentarios:

El-Visitador dijo...

Veo que te preocupa la indeminización a los presuntos envenenados.

No te falta razón en ello.

Desde luego entonces, lo racional hubiese sido, en vez de cerrar la planta que reciclaba ocho ocho metros cúbicos diarios de plomo, dejarla operar.

Demandada la empresa por daños, y presumiendo su derrota (ya que el caso, según algunos, es de tan fácil demostración), se vende la planta y con el producto de la venta de indemniza a las presuntas víctimas.

En cambio al haberla clausurado se mató la gallina de los huevos de oro.

Ixquic* dijo...

No, EV. No entedíste la ironía. No es una indemnización lo que me preocupa.

Es cuando leí lo que la FGR pide en este caso, mi hizo gracia dadas las circunstancias que vos apuntas y otras.

Lo que me interesa es una certeza en este caso, es decir, que las pague quien las deba, (publicos y privados) y que se eviten situaciones como estas.

Claro que cuando alguien causa un daño, debe indemnizar.

Saludos,