viernes, abril 03, 2009

Invitación

Mis queridos familiares y amigos:

Antes que nada, quiero agradecerles profundamente por sus oraciones , sus muestras de cariño y solidaridad en los últimos acontesimientos en el caso de nuestra amada e inolvidable: KATYA NATALIA MIRANDA JIMENEZ. Gracias por sus llamadas, por sus cartitas y por haberse mantenido junto a mi hija y a mi en estos largos 10 años de búsqueda de la verdad y la justicia para nuestra ángel que descansa en los brazos de nuestro amado Señor Jesús, quien muchas veces le permite venga a darnos fuerzas para seguir adelante y nos empuja a continuar en nuestra demanda de justicia para ella y para los miles de niños, niñas y adolescentes que como ella, fueron dañados, abusados y asesinados por algúno de mente perversa y que deben ser llevados ante la justicia y pagar pos sus delitos para que nunca más en la vida, vuelvan a cometer esos actos tan abominables.

Quiero hacerles saber que, ha sido desgarrador y terriblemente doloroso para nosotros el conocer esta verdad de lo que pretendian hacer con mi amada Katy y saber de los últimos momentos de dolor y agonía que sufrió mi pequeña hijita. Quien no merecia, como no merece ningún niño, niña, adolescente o cualquier ser humano morir. Le pido a Dios que me dé más fortaleza de la que me ha dado hasta hoy, porque mi mente y mi corazón se niegan a pensar que hayan mentes tan retorcidas como para cometer un pecado tan grande y más aún, en su própia sangre.

Quiero invitarlos a la misa en memoria de nuestra querida e inolvidable KATYA NATALIA MIRANDA JIMENEZ, que se llevará a cabo el día sábado 4 de abril de 2009, en las instalaciones de su amado colegio: "El Sagrado Corazón de Jesús", de la colonia Escalón, a las 5:00 de la tarde y que será oficiada por el Sacerdote Jesuita: Jon Sobrino, a quien le agradezco profundamente como le agradezco a la Directora del colegio: Hna. Nidya, a toda la Congregación de las Hermanas Oblatas, a la Directiva, a los Padres de Familia, Personal Docente, al Personal Administrativo y al Alumnado, como también al IDHUCA, a mi familia, a las Iglesias, a mis amigos, al Pueblo salvadoreño, a los Medios de Comunicación y ante todo: A Dios Todopoderoso por permitirnos llegar hasta donde estamos en este valioso momento.

Que Dios me los bendiga, proteja y cuide siempre y que nos permita un día no muy lejano, abrazarnos y darle gracias por esa verdad y esa justicia que desde YA DECLARO podrémos entregarle a Katy y a todos los que al igual que ella, están a la espera de esta.
Con todo mi cariño.

Hilda María Jiménez Molina.





1 comentario:

del 503 al sv dijo...

Sin duda mañana viviremos un momento histórico imperdible; ¡no duden en atender el llamado de doña Hilda!