martes, enero 27, 2009

La violencia cansa

El director de la Policía ha confirmado que hay más homicidios en estos días, hemos pasado de 8 a 12 homicidios diarios, en 20 primeros días de 2009 acumulamos 234 asesinatos, 18 transportistas. Como siempre, la policía dice "se trata del accionar de las pandillas" y sin duda algún porcentaje habrá ¿pero hay de otros hechos?

Esto se parece a una marea, sube y baja el número de muertos. Al finalizar el 2008 el Gobierno del Presidente Saca acumulaba dieciséis mil homicidios, decía una nota de elfaro.net. En ese vaivén, varios fenómenos delictivos han florecido o forltalecido.

Estamos en medio de una campaña electoral, el contexto debería ser el mejor para que públicamente se discuta que se debería hacer al respecto. No obstante, se observa como una de las grandes debilidades de las ofertas partidarias, hay una imprecisión de una promesa sobre seguridad pública. Si existiera, debería ser convincente y precisa. (o sea, el qué y el cómo)

Lo que hasta ahora se conoce de los planes de gobierno tiene un marcado énfasis en el problema económico, así como las medidas paliativas ante los efectos de una situación que afecta el bolsillo de los electores. Se ha olvidado que sin seguridad, tampoco hay prosperidad, para gozar de bienestar económico.

El lunes leí en el periódico unas notas sobre las extorsiones a los transportistas (a sus empleados), el agobio que les causa pagar una renta ilegal a las pandillas para salvaguardar sus bienes y su vida. En una de las noticias los entrevistados señalaban que entre la inoperancia de la Policía y las amenazas de los pandilleros no queda más remedio “ceder”.

Frente a eso la Policía insiste que las personas deben hacer cargos ante las instancias, pues la extorsión es un delito que exige legalmente la denuncia ciudadana. ¿Será tan simple el asunto que basta poner una denuncia?

Hace unas semanas, un ganadero en Nueva Concepción, Chalatenango fue asesinado. La víctima era extorsionada, pagaba $600 a las maras de la zona y denunció el hecho. El caso era investigado y el fungía como testigo clave. Hechos como este dejan entredicho el pedido de la Policía a denunciar, aún cuando sea, lo que por ley corresponde.

El asunto es suficientemente complejo como para solucionarlo con la denuncia ciudadana y así lo dijeron los extorsionados de la nota que leí, para ellos la Policía no hace lo que le corresponde: en el marco de las extorsiones los delincuentes cometen otros delitos que son perseguibles de oficio como homicidios y quema de buses. Claramente, la policía no precisa de denuncia alguna, si no de voluntad de investigar y actuar.

La tarea no es fácil, ni para quienes deben solventarla ni para quienes deben padecerla. De ahí que resulte urgente que en el marco de la campaña electoral presidencial actual, los candidatos sepan abordar este tema como se merece. No más campaña retórica como la del FMLN y ARENA.

Cansa.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimada Ixquic:

Soluciones para la violencia habrá, supongo. Pero falta imaginación y sentido de Estado en la mayoría de nuestros políticos.

Hay problemas que dudo que pueda resolver solo ningún partido.

Necesitamos buenos programas y programas que vayan más allá de la super,super mano dura.

Pero más que programas, necesitamos otra forma de hacer política.

Álvaro.

Ixquic* dijo...

Alvaro!

que bueno tenerte por acá.

"Pero más que programas, necesitamos otra forma de hacer política."

claro, ya está claro que no hay que hacer, ya hubo mucho error.

saludos!

Anónimo dijo...

Mas que otra forma de hacer política, necesitamos otra forma de hacer "policía" o como dicen los gringos policing.
NO se debe mezclar la política partidista con el combate al crimen. No dan buen resultado, recordemos que NUESTRA PNC es una mescolanza de geografías políticas que se deben saber administrar, sí, con un sentido de Estado (yo le diría patriotismo) pero principalmente con CIVILIDAD.

xyz

Anónimo dijo...

Mas que otra forma de hacer política, necesitamos otra forma de hacer "policía" o como dicen los gringos policing.
NO se debe mezclar la política partidista con el combate al crimen. No dan buen resultado, recordemos que NUESTRA PNC es una mescolanza de geografías políticas que se deben saber administrar, sí, con un sentido de Estado (yo le diría patriotismo) pero principalmente con CIVILIDAD.

xyz

Ixquic* dijo...

bien, a veces yo cometo el error de enfocarme en la seguridad pública como algo muy abstracto. Así cuesta aterrizar. Vos tenés razón cuando acotás la cosa en la institucionalidad. O sea hay que ver el asunto mezclado:policing/policy.

Slds, xyz

Anónimo dijo...

Otra forma de hacer policing presupone otra forma de hacer política y otra forma de hacer política supone ir más allá del simple policing.

Hay que superar los partidismos miopes y buscar medidas integrales y realistas que tengan consenso político y apoyo activo de la sociedad civil.

Álvaro

Goathemala dijo...

¡Tantos! Duele y desgarra.

Desde aquí no es fácil hacernos una idea de la dimensión de la violencia. Un mero ejemplo: la provincia de Madrid con más o menos los mismos habitantes que tu hermosa tierra lleva, creo, seis asesinatos durante 2009. De lo que sí estoy seguro es que al año la cifra de muertes violentas ronda los 70.

Saludos.

Anónimo dijo...

cada cual tiene lo que se merece y nadie es libre de elegirlo.jmg