lunes, diciembre 29, 2008

Un gobierno, 16 mil vidas

Gestión de Saca acumula 16 mil homicidios


Edith Portillo, Elfaro.net
--------------------------------------------------
El mayor anhelo para 2009: conservar la vida.

5 comentarios:

chishi dijo...

Esto es un paradigma serio.

El Gobierno solo debe ser bienhechor. Debe intervenir solo a favor de los derechos del individuo, y nunca en contra de los mismos.

Pero existen casos marginales y extremos de individuos cuyo mundo es tan obscuro (mutilacion y juego de pelota con cabezas humanas), que, con toda honestidad, ni merecen ni desean ni esperan ser tratados bajo los mismos parametros del resto de la sociedad.

Y ademas estos individuos que cometen atrocidades dignas de un genocida hutu y casi indignas de un oficial de las SS, estos individuos jugadores de pelota NO SON REHABILITABLES.

Y el resultado de estas gestiones de matanza de mareros, resulta ser culpa exclusiva del Gobierno.

Porque papa gobierno tenia que criar a los muchachitos en una familia estable, porque papa gobierno tenia que arrullarlos y no divorciarse de su mama, porque papa gobierno tenia que mantener a los padres en El Salvador y no dejarlos morir en un desierto mexicano.

Claro que no todos los asesinatos son adjudicables a mareros, pero deben ser un gran porcentaje.

El resto de violencia social, es todavia mas complejo que el esquema simple de los mareros.

Y alli tambien papa gobierno deberia haber intervenido a etapa de los cigotos de los asesinos para cundundiarlos hasta que fueran seres de bien?.

Imposible.

Las altas tasas de asesinatos son producto de la debilitada fibra moral del pueblo salvadoreno, su medio ambiente deteriorado, su alta concentracion y presion sobre-poblacional, la falta de oportunidades prevalente.

El milagro de El Salvador no es que sea un "pais de renta media". El milagro de El Salvador es que NO ES HAITI.

Anónimo dijo...

Pero a mí, estimada Ixquic, esos 16,000 muertos no me preocupan, a mí lo que me preocupa realmente es que hay 39 grupos armados en El Salvador.

Un chero mío dice que son 35, Saca dice que son cuarenta y otro chero mío dice que de momento no se sabe si realmente existen.

Yo,sinceramente, estoy preocupado. Aunque dicha sea la verdad, para que se mate a 16000 personas por fuerza tiene que haber un montón de gente armada y eso supongo que ya lo saben los servicios secretos, digo yo.

Álvaro

Chichimeca dijo...

Cito un editorial de contrapunto que dice:

Debe recordarse que la guerrilla salvadoreña, fundada por Cayetano Carpio, inició con 7 personas.

Pero, el ejército habla de columnas; hay que suponer que una columna guerrillera pudiera tener unos 15 combatientes y que deben gozar de una gran movilidad en el terreno, de lo contrario son presa fácil de su “enemigo”.

Si existieran 40 columnas de unas 15 personas cada una, estaríamos hablando de unos 600 combatientes armados.

Cualquiera gobierno, en un terreno como El Salvador, con un movimiento de 600 armados debería estar bien preocupado porque una guerra irregular se basa espacialmente en una movilización constante y en un amplio apoyo popular.


En todo caso, parece ser que esas "40 columnas guerrilleras" no son precisamente el mal que más nos aqueja siendo que, si acaso, dichos grupos han causado, ¿cuántas? ¿dos muertes durante la gestión saca? Ahora que si me preguntan a mí -y nadie lo ha hecho, gracias a Dios- no creo que "el pueblo salvadoreño" (qué gran frase abstracta: "el pueblo salvadoreño") haya llegado -aún- a su extremo de resistencia y "soportabilidad" (es decir, todavía aguanta; habría que ver cuánto), ni creo que tenga la energía espiritual ni física necesaria para un proyecto bélico.

Ahora que, encontrar una excusa para 16000 muertos va a ser un tanto más difícil.

En cuanto a...

Las altas tasas de asesinatos son producto de la debilitada fibra moral del pueblo salvadoreno, su medio ambiente deteriorado, su alta concentracion y presion sobre-poblacional, la falta de oportunidades prevalente.

Sí, quizás como causas inmediatas. Pero no se es un pueblo "sin fibras morales" de un día para otro. El cuidado de los cigotos por "papa estado" o cualquier otra entidad tendría poco que ver con la prevención.
Supongo. Habría que hacer una prueba de campo si aspiramos a rigor científico.

Saludos.

Anónimo dijo...

El debilitamiento de la fibra moral es de largo plazo, es cierto.

Principalmente, creo que los dos grandes procesos formadores de nuestra historia reciente, la guerra y la migracion, son los procesos que nos han fortalecido, pero a la vez son los que nos vulneran la fibra moral, en una de sus dimensiones, que son muchas y son complejas, beneficiosas y nuevamente malhechoras.

A saber: La Guerra nos fortalecio como fuerza productiva inventiva pero nos traumo colectivamente con las consecuencias transgeneracionales de polarizacion politica y violencia social. La migracion nos brinda una raza esparcida por el mundo que abre mercados por asentamiento de colonias, y que capacita nuestra gente en nuevas tecnologias, idiomas, metodos de produccion etc, utilizando espacios de tiempo mas cortos que si se hubiera llevado a cabo ese proceso dentro del pais por pura voluntad y recursos nuestros. No obstante, la migracion tambien separa gente, desintegra familias, debilita a los migrantes moralmente cuando migran illegalmente y sobre todo, la migracion causa, en conjunto con la guerra, el surgimiento de su engendro macabro, las maras.

He escuchado a migrantes ilegales (yo he sido uno dentro de mi contexto personal), decirme en confianza qeu este migrante en particular, al vivir en los EUA nunca penso en "arrejuntarse" con una salvadorena porque la mayoria de ellas han perdido la perspectiva moral, debido a verse forzadas a "repartirlo" por todos lados en su camino ilegal por mexico. Claramente es una simplificacion y un estereotipo de parte del migrante en cuestion, pero es una creencia que vale la pena resaltar dentro del contexto de una discusion de como la migracion puede contribuir al debilitamiento moral, obligado en este caso por las circunstancias.

Nuevamente, el milagro de El Salvador es NO SER HAITI.

Ixquic* dijo...

Chishi, Todo estado debe tener una política de seguridad para sus ciudadanos y para eso tiene poder punitivo para reprimir el crímen. Como decís, es un asunto de paradigmas, de enfoques, de verdaderas estrategias enmarcadas en Estado de Derecho.

El fenómeno de las pandillas debe combatirse, son parte del problema. El Instituto de Medicinal Legal ya ha demostrado que en materia de homicidios, los ligados a pandillas no son un número mayor. Ciertamente la violencia social es mayor y mas compleja y desborda las capacidades estatales.

Pero eso si, las cosas pueden ir mejor o peor y la intervención del Estado --a largo y mediano plazo-- contribuye.

***

Chichimeca, Bienvenida.

Para hacer prevención se necesita de un sistema informativo oficial que te permita analizar variables. Con lo que hay de información muchas cosas ya se hubiesemos hecho (sociedad y estado), cosas inmediatas.

El 2009 no fue buen año para nuestra policía, malas decisiones como "Rovira" no hicieron más que debilitarla. Los ministerios competentes mucho hablaron de prevención pero sin transformar eso en acciones con resultados.

Anónimo, de acuerdo contigo.