sábado, diciembre 27, 2008

Murió Huntinton, politólogo genial

Falleció uno de los politólogos más importantes de los últimos tiempos: Samuel Huntington, era profesor de la Universidad de Harvard y autor varios libros de lectura obligatortia para los politólogos y políticos. El primer libro que leí de él fue The Third Wave: Democratization in the Late Twentieth Century" y desde entonces decubrí su genialidad. Huntington tenía ideas que no todos comparten y que han sido muy útiles para el análisis político. Tras los ataques del 11 de septiembre se volvió una fuente de análisis obligatorio con su libro "Choque de Civilizaciones". De hecho la visión geopolítica, religiosa y cultural del mundo actual está permeada con esta visión ¿para bien o para mal?

Harvard ha notificado el deceso y lo describe como uno de los politólogos más influyentes en los últimos 50 años, sin duda, eso es constatable. Aquí podés leer una pequeña recensión del libro y teoría sobre las civilizaciones.

3 comentarios:

chishi dijo...

Huntington tiene razon en muchas cosas, y claro, muchos de sus criticos emanan del estamento de academicos arraigados en la Correctitud Politica (PC-Political correctness), la cual es, a su vez, un invento solamente del occidente, no necesariamente compartido por las demas culturas relevantes, quienes han sometido a otros activamente y continuan haciendolo dentro de sus vastos territorios aun hoy.

La Declaracion UNIVERSAL de los Derechos Humanos es otra creacion occidental que linda en la ilusion. Porque al igual que la Convencion de viena de relaciones diploamticas solamente existe para aquellos que creen en ella.

El mundo musulman radical, ciertamente no cree en ella. Gobiernos legitimos para las grandes mayorias de sus pueblos, como el de Iran, apedrean mujeres por haber sido infieles a sus maridos, y a veces por haber sido violadas.

Ese es el dilema de occidente, ha deseado imponer valores exclusivos de su historia, como los Derechos Humanos ante pueblos que no comparten estos valores por multiples razones propias de su desarrollo historico y espiritual.

Nosotros en El Salvador, donde quedamos?

Con dos millones de compatriotas en EUA, con tanto ciudadano salvadoreno-canadiense-gringo-australiano- y con la influencia de las iglesias protestantes norteamericanas del sur de los EUA que tenemos en El Salvador, no nos puede resultar sorprendente que nuestra politica exterior, nuestras filiaciones politicas y religiosas y nuestros lazos de sangre esten atados a los EUA.

Y a Israel.

Porque cuantos taxistas, cuantas verjas de casas privadas, cuantos lugares laicos e inconspicuos, no tienen en su superficie una estrella de david en El Salvador?

Cuantos? quien sabe.

~Pero si de choques de civilizaciones se trata, pues ciertamente podemos contar con que un numero significativo de nosotros estarian~(mos) dispuestos a ir a pelear, o al menos morir haciendo bulto, en Jerusalem, luego de una llamada a una crusada para salvarla de la ola musulmana.

Y de seguro irian solicitando algun puesto cerca de Belen de Judea, cuyo alcalde tiene pasaporte salvadoreno porque su madre, turca salvadorena, le dio la nacionalidad.

Y esque despues de todo nos gusta estar entre guanacos....jajajajaj

Ixquic* dijo...

CHishi:

sí, Huntington tiene razón en muchas cosas y leía al mundo en un sentido diferente de los demás que sólo ven ideología y economía a la base ella conflicto humano.

Ciertamente las creencias y valores impuestos o promovidos por el occidente no son aceptados y son hasta rechazados por las expresones más raicales de otras culturas. Es lo que sucede con la idea de la Democracia, la Declaracion Universal de los Derechos Humanos, entre otros.

En este mundo diverso actual es preciso --decía Huntington-- buscar puntos de equilibrio, comunes, esencialemente humanos.

¿cuales son estos? no lo sé...para mi los ddhh los son. Pero no entraré en esa inútil discusión.


Habrá equilibrio o habrá imposición del más fuerte, como siempre...y ya sabemos lo que esto implica en este mundo.

Paradógicamente, Huntington recomienda al occidente conocer y aproximarse a otras culturas con el fin de buscar una mejor imposición. Como bien lo señalas en ese afán es que occidente ha errado. ¿que podemos decir de las democracias orientales?

Me gusta la referencia que hacés de El Salvador y de sus influencias (Huntington decía que con las iglesias protestantes en América Latina llegaría la modernidad y las reconoce como canal de influencia gringa en la región)


¿Y a Israel?

si, la simbología de Israel está presente, especialemente por el mismo canal religioso. Hay muchas casas y establecimientos en los que puede observarse ¿has visto los tabernáculos?

***

"Pero si de choques de civilizaciones se trata, pues ciertamente podemos contar con que un numero significativo de nosotros estarian~(mos) dispuestos a ir a pelear, o al menos morir haciendo bulto, en Jerusalem, luego de una llamada a una crusada para salvarla de la ola musulmana"

¿por alineación religiosa? Interensante.

Sobre Belén de Judea. Cierto, el Alcalde --palestino-- es también guanaco, le encantan las pupusas y las ha dado a conocer por allá.
Conozco a sus familiares acá en El Salvador y ellos contaban el drama palestino en medio del acoso Isrralí. Cada cual con su versión.

En mundo no es tal si no hay un guanaco en medio de la polémica.

salú...

JC dijo...

En lo único que erró Huntington fue en su pesimista valoración del aporte hispánoamericano a la cultura Estadounidense.

Por lo demás, un tipo clarividente