domingo, noviembre 02, 2008

Yo no fui, fue teté....

Fredys Osmín Escobar está procesado por los delitos de lavado de dinero y evasión fiscal y por eso fue enviado a prisión --como medida preventiva-- pues se trata de delitos muy graves. Hace poco tiempo éste tipo se la pasó (19 días) en el área de pacientes privados del Hospital Militar Central (HMC) sin que los fiscales ni el tribunal que conocen del proceso judicial se dieran cuenta.

Y todos tienen una razón para justificar: "no es mi culpa". ¿cómo puede salir de la cárcel un reo y permanecer tanto tiempo en un hospital privado sin controles debidos? Las explicaciones están allí, en una nota, pero en el fondo nadie se hace cargo. Con un sistema así, el crímen organizado puede darse el lujo de ser desorganizado.

No hay comentarios.: