miércoles, septiembre 10, 2008

Récele que necesita

Celebran al patrono de PNC con una misa

6 comentarios:

El-Visitador dijo...

San Miguel Arcángel. Santo, sin ser humano, ni mártir, ni canonizado por el obispo de Roma. Único arcángel conocido por nombre propio. Considerado el mismísimo Jesús por los Testigos de Jehová.

Pero con todo y sus problemas de teología y epistemología, esperemos que Dios escuche la plegaria de los policías honestos. Y de los salvadoreños de buen corazón.

Solavá dijo...

"Único arcángel conocido por nombre propio."

Tal vez no entiendo la oración, pero ¿no son San Rafael y San Gabriel también arcángeles conocidos por nombre propio? En algunas tradiciones hay un cuarto arcángel: Azrael o Uriel, el ángel de la muerte.

Por cierto, esta imagen es claramente una representación con algún origen romano. Cuando era niño recuerdo haber preguntado porqué San Miguel usaba falda. Nadie me lo supo explicar.

El-Visitador dijo...

Efectivamente, el ícono tiene atuendo militar romano. A sus piés debería estar satanás, siendo pinchado por la lanza, pero no distingo en la foto si falta dicho elemento.

Ixquic* dijo...

La foto la tomé de El Diario de Hoy.

Me dan ganas de ir al castillo y tomar una foto de la imagen que está al centro. (a parte que el castillo me encanta)

Cuando estudiaba --internada-- en Santa Tecla en un colegio de Monjas, había una capilla muy hermosa y en la entrada estaba san Miguel Arcángel. Si no me equivoco a sus piés había una serpiente que representaba a Satanás.

Rezaba en la capilla todos los días el rosario y al entrar todas debíamos tocar al santo, por despiste yo tocaba a la serpiente hasta que me regañaron y descubrí que llevaba seis meses tocando satanás.

Anónimo dijo...

En algunas tradiciones, incluyendo la ortodoxa griega, hay hasta siete arcángeles.

Pero en la Biblia tradicionalmente sólo hay un ángel designado como de rango superior, ergo archi-ángel, arcángel.

Daniel 10:13

E-V

GioSV dijo...

En lugar del Arcángel "Micael", la PNC debería tener de patrono a San Expedito, el santo de los asuntos urgentes para pedirle que el presupuesto de la policía alcance hasta fin de año.