martes, septiembre 09, 2008

Milicos marchan


Los veteranos de la guerra salieron a marchar y a expresarse el pasado domingo, en un vento organizado por la Asociación de Veteranos Militares (ASVEM) fundada en el 2003. La idea era "reaccionar" ante la supuesta amenza de abolición del por parte del posible gobierno del FMLN y aspectos de su plan de gobierno.
Que marchen, está bien, es normal es su derecho ciudadano. Parecen histéricos o paranoícos pero será la sicosis de ellos. Además es justo --históricamente hablando-- que sepán en carne propia qué es manifestarse: ¡es un derecho humano y una libertad necesaria! Ellos antes miraban que otros se manifestaban y no lo comprendían, no lo toleraban. Ahora sí, lo entenderán.
Hoy lunes vi la entrevista Al Día de Canal 12, en la que participaron los señores Ernesto Vargas y René Emilio Ponce, directivos de ASVEM, miembros de la llamada "tandona" y señalados por la Comisión de la Verdad como responsables (autoría intelectual) del asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos colaboradoras de la UCA en 1989.
Fueron enfáticos en su rechazo a la ventilación de casos del pasado. Señalaron que las Amnistías estuvieron siempre en agenda de acuerdos de paz y que eran necesarias para alcanzar la paz. Llamaron "mentirosas" a las personas que señalan que ha habido delitos de lesahumanidad, que es una cuestión de calificación legal. Poco faltó para que dijese: ah! si el Mozote fue un delito común y corriente.... Vargas se tratababa a cada rato, hacía referencia al FMLN como la guerrilla, o sea... en su lenguaje pocas cosas parecen haber cambiado.
Al FMLN le hicieron una clara advertencia: "tenemos casos documentados contra la guerrilla" (...) "es mejor dejar las cosas como están", "que la paz", etc. Vino a mi mente la imagen de Ponce en marzo de 1993 cuando dijo que el Informe de la Comisión de la Verdad era "injusto, incompleto, ilegal, antiético, parcial y atrevido" luego entregó su cargo de Ministro de Defensa y días después él --a través de una ley-- recibió el beneficio del perdón y los familiares de los jesuitas recibieron la maldición de la impunidad.
Estos milis deben entender que hoy o en 5 o 10 años...las cosas van a topar porque la calle impune también tiene tope, este asunto les tocará las puertas siempre, hagan lo que hagan.
la foto es de los ochenta, es de un libro sobre la guerra cuyo nombre y autor no sé.

No hay comentarios.: