martes, septiembre 30, 2008

Desdén hacia la justicia

Reproduzco un pedazo de entrevista que le hicieron los señores de elfaro.net a Mauricio Funes, la entrevista completa está aquí y trata un poco de esta contradicción de opiniones entre el Coordinador del partido del canditato y el candidato. Cada cual valore la arrogancia y lógica con la que responde, a Medardo Gonzalez lo pinta como un sujeto que carece de realismo político y el se coloca como bien parado en esta realidad.

La arrogancia me parece un defecto y no una cualidad.

Este es el texto que deseo resaltar, es lo que me importa:

"En su tiempo como periodista dejó claro, no una vez, sino varias, lo importante que le parecía retroceder con esta ley, atendiendo al derecho internacional..

A mí no me pregunten como periodista, lo que pude haber dicho como periodista ya no es lo que puedo pensar como candidato que tiene mayores posibilidades de ganar la próxima elección. Yo tengo un hermano que fue asesinado durante la guerra y ha habido organizaciones de derechos humanos que me han planteado que si ya se me olvidó que mi hermano fue ejecutado sumariamente por un agente de la Policía Nacional en los años 80s. No se me ha olvidado, pero no puedo responder por el dolor personal que me causó la muerte de mi hermano. Ahora, como candidato con posibilidades de ganar yo debo construir el clima de gobernabilidad necesario para poder sacar al país de los problemas que tiene, y derogar la Ley de Amnistía abriría la posibilidad de llevar a cabo juicios penales contra cualquier cantidad de gente...

¿Eso salió de su propuesta o es algo que salió del FMLN?

En el seno del FMLN se discutió, no lo propuse yo, fue una idea que entró con diferentes consultas que se ha hecho con expertos de derechos humanos. ¡Consulten a expertos internacionales! Yo no sé si el director del IDHUCA tiene formación jurídica o si el señor Montenegro, de la Comisión de Derechos Humanos, tiene o no formación jurídica, no lo sé, pero lo que sí sé es que se puede establecer la verdad sin establecer responsabilidades penales. Los jesuitas, por ejemplo, no están interesados en que se establezcan responsabilidades penales, sino en que se conozca la verdad y para el conocimiento de la verdad lo que hay que hacer es tener como primer paso un acto de contrición pública, donde gobierno, Fuerza Armada y FMLN reconozcan su responsabilidad por las violaciones de derechos humanos que se les puedan imputar. Y luego, una vez reconocida la verdad y la responsabilidad, viene un proceso en el que las víctimas tienen derecho a conocer la verdad y hay procesos que se pueden hacer sin que implique responsabilidades penales."

***

A ver, ¿porqué a Mauricio Funes no se le puede preguntar como periodista? no le encuetro sentido a semejante frase si uno es producto de la cadena de actos de la vida, no se puede renegar, obviar el pasado. Funes fue el periodista abierto al tema de la justicia en actos del pasado y dio espacios para su discusión, es lógica la interrogante del periodista!

Ahora bien, él dice haber consultado con abogados de derechos humanos (podés identificar a los que participaron en la mesa de su plan para hacerte una idea) a la hora de elaborar su plan y que segun él sin juicios penales se puede establecer la verdad y que eso es suficiente. Me parece que el señor Funes no es abogado, ni experto en el tema y aquí se pone muy funesto:

El niega la posibilidad de la realización de la justicia, que es lo contrario al verdadero respeto a los derechos humanos. ¡cuanta ignorancia!

Lo que el desea son juicios penales. Pero eso impide justicia. No se considera que puede haber justicia sin cárceles por ejemplo. La mejor vía para establecer verdades son los tribunales, ellos estar mejor calificados para dar certezas y no verdades "simbólicas". Al final puede haber una suerte de perdón de las penas, pero ya no habría impunidad y cada víctima habra conseguido reivindicar su derecho a la justicia y a la verdad.

las medias tintas, son para los medio mensos.

4 comentarios:

JC dijo...

Hola!

Anónimo dijo...

No se trata sólo de verdades simbólicas, así nomás. Cuando se habla de ellas se habla de un procesos de reconocimiento que obligaría a reescibir la historia oficial y a admitir dentro de ella, sin leyendas que las justifiquen, las atrocidades que se cometieron.

Ese reconocimniento obligaria a que los partidos aceptasen un conjunto de hechos que no podrían trangredir desde su propa propaganda. Se acabaron las leyendas.

Esas verdades simbólicas suondrían un proceso de reconocimiento a los derechos de las víctimas y ahí entran las medidas de reparación: ayudas a los huerfanos, localización de restos y todas las acciones posibles que permitan restituir la dignidad de los afectados. Creo que el reconocimiento debe ir acompañado de acciones materiales.

Tojeira hablaba de condenas y perdón, no de perdón sin condenas.
El proceso de enjuiciamiento sería al mismo tiempo una vía hacía mayores certidumbres respecto a la autoría de los crimenes y no este juego perverso donde algunos hablan de la justicia y la verdad como un arma para desgastar a sus adversarios políticos.

Los políticos, con la excusa de preservar la estabilidad política, protegen a ciertos lideres de sus propias organizaciones y en esto, Arena y el Frente, tienen intereses compartidos.

Un abrazo, Ixquic.

Álvaro Rivera.

Anónimo dijo...

Lástima que usted misma se enreda con lo que escribe, yo píenso eso es un defecto y no una cualidad.

Ixquic* dijo...

¡Hola Jc!
(se le extraña!)

***

Alvaro, encantada que volvás por acá. Tus artículos en elfaro sobre el tema siempre me gustaron.

De acuerdo con tu reflexión. Mi temor de esto de las verdades simbólicas es que sean cosas por salir del paso en el tema. El establecimiento de verdades es algo delicado. PAra mí la justicia es básica, no así los castigos. El temor a esto último es lo genera resistencia en el avance de esto y entiendo que es el punto para saber mediarlo y hacer cosas posibles...pero hay formas superfluas y hay formas dignas.


el acceso a la justicia es necesaria para llegar a la verdad.

Anónimo:

Usté tiene razón, por eso escribo aquí nada más, para mí y para otros que leen las ideas enredadas y hacen un esfuerzo por debatir, criticar.

Inicialmente, con más tiempo, trataba de elaborar artículos. Ahora otras obligaciones y circusntancias no me lo permiten, acepto que la calidad ha bajado,

entonces sòlo saco provecho de un defecto que no logro desenredar,

saludos!