jueves, agosto 14, 2008

¿Libertad sexual a los 15?

Polémica que no desenredar. ¿alguien colabora?
----------------------------

Hace unos días alguien (adulta) me preguntaba ¿Qué dice el derecho sobre la libertad sexual en jóvenes adolescentes? ¿tiene una joven de catorce años el derecho a elegir que hacer con su sexualidad? ¿lo puede reivindicar? y? y?'???? (una batería de preguntas)
Me parece que es un terreno difícil de precisar. Por una parte, la Convención de los Derechos del Niño ratificada en 1990 por El Salvador y ley de la república, establece que se entenderá por niño (a) a las personas desde cero a los dieciocho años. Revisé el catálogo de derechos de esta carta y no hay una alusión al derecho a la libertad sexual, pero si de manera general al derecho a la libertad. Adicionalmente, o mas bien en contrario sensu, esta Convención obliga a los Estados a proteger a la niñez de los abusos sexuales (art. 34).

Como premisa hay que señalar que los derechos humanos --entre ellos la libertad sexual-- son inalienables, inherentes, irrenunciables. Los tenemos desde que nacemos. Sin embargo, veces su ejercicio está supeditado a la edad, considerando que existe una autonomía progresiva en el ser humano y que con el tiempo adquiere la capacidad para ejercer derechos que siempre ha tenido. Esto es lo que sucede con la libertad sexual.
Por ejemplo, vos tenés derecho a formar una familia (a ejercer esa libertad) pero sólo te podés casar si sos mayor de edad y excepcionalmente si vos estás embarazada o dejas embarazada a tu pareja (pero tus padres firman, vos no). Otro típico ejemplo es que un menor de edad puede ser titular de bienes muebles, pero no tiene la libre disposición de ellos como los adultos.

En el caso de la libertad sexual --como bien jurídico a proteger-- el derecho penal hace una distinción al momento de penalizar conductas:

La niñez tiene "indemnidad sexual" es decir, que ésta no tiene la capacidad valorativa para comprender la trascendencia del acto sexual. No hay capacidad para ejercer la sexualidad. Por lo tanto los niños son intocables y si son violentados sexualmente se afectan sus condiciones (físicas/ psíquicas) futuras. De ahí que algunos Códigos penales regulen la violación infantil como delito que atenta contra la indemnidad sexual y les vale madre si la persona menor de edad ha consentido mil veces el acto sexual.

Las personas adultas en cambio gozan de la libertad sexual, es decir, de desarrollar plenamente su potencial sexual (libertad de elección--que, como cuando, con quien, donde-- sin coacción).
Sucede que en la realidad hay un montón de adolescentes embarazadas, algunas producto de violación pero otras a partir de relaciones consentidas. Tanto adolescentes hombres y mujeres en la práctica efectúan la relación coital y no es delito (es delito para el adulto o adulta que se meta con ellos en determinadas circunstancias).
Creo que el derecho les reconoce --se vale la re"dundancia"-- este derecho, pero eso no quiere decir que promueva su ejercicio o lo reivindique en las personas menores de edad. Aunque ellos no son penalizados, la idea es hacer todo cuanto estè al alcance para protegerlos de una relación sexual riesgosa o inconveniente (y a esa edad, está toda la inconveniencia del mundo, creo yo).
No creo que desde esta lógica se promueva entre los adolescentes la idea de tener o efectuar relaciones sexuales, sino por el contrario. Ellos deben saber que es un derecho que en su momento y con información y orientación deberán ejercer. Lastimosamente la realidad va en sentido contrario.

En Perú hubo una reforma polémica porque se pretendió despenalizar la relación sexual consentida entre una joven de 14 años (en adelante) con un adulto. Eso sí, el sexo no consentido, forzado, no voluntario, siempre es delito de violación pero el sexo consentido entre adolescentes (o un adulto) no es delito. Esto en el entendido de la progresividad en el ejercicio de derechos.

Esto levantó polvo, porque hay quienes sostienen que las personad adolescentes tienen capacidad para todo menos para decidir el ejercicio de su sexualidad.

Esto de las capacidades es una cosa rara: a los 18 podes elegir presidente, pero desde los doce debes rendir cuentas a la justicia penal si comentes un delito o falta, ah! y a los 15 podés sacar un permiso especial para manejar. ¿que es ser o no capaz?

Bueno, es lo que pienso. Yo soy partidaria de proteger contra el abuso sexual. En este país han habido jueces que dejan libres a tipos que han sometido a trata a adolescentes, y los jueces piensan que hay que dejarlos libres "porque ellas consintieron ser objeto de " (creo que en el caso Los Pilotos de 2006, Juzgado de Santa Tecla)
vaya cosas!

4 comentarios:

El-Visitador dijo...

«¿tiene una joven de catorce años el derecho a elegir que hacer con su sexualidad?»

Siempre y cuando no viole las reglas que le hayan impuesto sus padres, o los mismos no se percaten que la chiquilla las está violando, obviamente la chiquilla puede hacer lo que le venga en santa gana.

A menos que su elección sea onanística, empero, en muchas jurisdicciones la monita debería cuidarse de que su contraparte sexual no exceda ciertos límites de edad, porque entonces automáticamente se consideraría que la contraparte ha cometido estupro, como bien lo apuntás.

Dicho de otra forma: entre los de su edad, tiene carte blanche, siempre que no desobedezca a los padres ó se las arregle para que los padres no se enteren.

Y que lo disfrute físicamente (¡salud!), porque la experiencia demuestra que a ésa edad, las probabilidades de que lo disfrute de forma constructiva y emocionalmente madura son harto escasas.

Anónimo dijo...

yo solamente me pregunto si una niña de 14 años tienen la madurez emocional para manejar saludablemente una vida sexualmente activa.

Ixquic* dijo...

"yo solamente me pregunto si una niña de 14 años tienen la madurez emocional para manejar saludablemente una vida sexualmente activa"

Estimadísimo Anónimo:

Redacté este post para provocar, pues tengo mi opinión, moral y legal. soy mamá de una niña de 10 años y la cuido mucho.

Como apunte en el post, los derechos humanos son inherentes a la dignidad humana, seas vos quien seas. Pero en el caso de algunos derechos son de alcance progresivo. Esto quiere decir que aunque lo tengas no lo podés ejercer por razones de desarrollo psicológico y físico.

Yo nunca había visto o no se pasó por la cabeza que alguien con catorce o quince años pueda exigir ante alguna instancia este derecho. Eso no existe. No en ES y la psicología lo ilustra bien.

De ahí que de repente alguien me lo pregunte, me sacó de mi esfera de entendimientos. La Convención de los derechos del niño nada dice de esto, lejos de eso manda a proteger a la niñez.

Hasta donde yo sé a los 14 no hay madurez para esto, lo que sobran son riesgos y mucha frustración.

Con el post no promuevo nada, solo quería "problematizar la cuestión".

A pesar de mi y de vos...en la vida hay tanto adolescente viviendo sexo precoz.

Saludos,

El-Visitador dijo...

«De ahí que de repente alguien me lo pregunte, me sacó de mi esfera de entendimientos. La Convención de los derechos del niño nada dice de esto»

Je je. Sin brújula.

El problema que ocurre cuando:

1. No se comprende que los derechos emanan del individuo, y no de alguna utopía burrocrática

2. No se basan los derechos en la brújula de los valores morales inherente a nuestra sociedad, sino en alguna pajística importada del socialismo europeo. El viejo tema de las leyes para suizos.

Te resuelvo el tema: es evidente que a nosotros los salvadoreños, nos repugna que los chiquillos de 14 gocen de autonomía sexual. Al mismo tiempo, por ser sujetos a sus padres, los actos cometidos por los menores deberían ser la responsabilidad de sus progenitores. Ergo, si una hija causa daños físicos o psicológicos a la niña de otros, los padres de la primera son 100% responsables de compensar a los padres de la segunda, y posteriormente a cualquier fruto de la relación.

Dejá que los juzgados se claven a algunos padres con costosos tratamientos psiquiátricos y educativos (ojalá de por vida), con pensiones y cuotas alimenticias, con cárcel, según sea necesario, por las actividades de sus hijos, y ya verás si los padres salvadoreños no ponen una pizca más de atención a las actividades sexuales de los menores a su cargo.