martes, julio 22, 2008

Cutuco

En octubre de 2001 los diputados salvadoreños aprobaron un préstamo con Japón para (re)construir un puerto en la Unión. El proceso de adjudicación de la obra se llevó a cabo entre 2002 y 2004. Finalmente se adjudicó al Consorcio TOA Corporation Jan De Nul, el cual presentó la oferta con valor más baja (US$ 31,985,000.00). El 16 de enero de 2005 inició su construcción.
La Construcción está en la fase final (se concluye en noviembre) y ahora el siguiente paso es: ¿quien lo equipa, administra, explota, disfruta?
CEPA ha propuesto unas bases de concesión, pues la Constitución de la República de El Salvador permite que el Estado lo haga. Alegan que de aprobarse tendríamos al año 8 millones en nuestras arcas.
En los pasillos de la legislatura los partidos políticos se alistan para analizar su posición al respecto. Algunos han intentado --en aras de oponerse a una concesión con empresa privada-- meterse en el argumento de la pérdida de la soberanía y otros como el PCN dicen necesitar más información. ARENA y grupos de presión afines han manifestado su rechazo a estas actividades y han comenzado con argumentos de alarma. Por alguna razón ARENA presiona por la decisión ¡ya!
Este es un tema grueso y de varias aristas. Albino Roman --presidente de CEPA-- dijo hoy en canal 12 que le pagó varios viajes (con mi dinero) a los diputados de la Comisión de Hacienda a otros puertos (Perú, Chile, etc) y que han tenido información a la mano. Y no deja de tener razón al señalar la negligencia, pues el proyecto de este puerto viene discutiéndose desde el gobierno de Calderón Sol y los diputados aprobaron la deuda para su construcción en el 2001. O sea, han tenido tiempo para pensarselo y hasta presentar propuestas para su administración en lugar de ponerse a inventar a última hora.
Como siempre, un tema tan complicado, agarra en curva a los partidos políticos y ... ¿porqué no reconocer? a la sociedad también. Pero se trata de 25 años de contrato, así que debe importarnos.
Legalmente, debe señalarse que (aunque no guste) es totalmente legítimo y legal concesionar un puerto y servicios. De manera que, no es por aquí que estos diputados pueden construir un argumento "en contra". Es claro que de respetar legalmente esta figura legal, el Estado es el dueño del puerto aunque haya delegado su explotación a un privado, el servicio es público y la propiedad es nuestra (de todos), el privado paga por eso al Estado y además se lucra.
El debate que los legisladores deberían levantar aquí (especialmente por lo economico, politico estratégicamente relevante de este puerto) es si:
El Estado tiene o no la capacidad de equipar, administrar, explotar el puerto; o si lo puede hacer parcialmente. Esta es una decisión política que debería ser consensuada entre todos. ALgunos diputados de oposición dicen que les gustaría más una administración mixta (pública y privada). Si este debate se abre con buenos argumentos y se llega a una conclusión fundamentada en opiniones técnicas sería un gran avance.
La oposición no se debe olvidar de levantar la discusión en tanto los términos de la conseción, leerlos con lupa. Un contrato de estos debe permitir un EFECTIVO control del Estado (no importa el gobierno) sobre el bien concesionado, calidad del servicio, un cannon justo y provechoso para la bolsa pública. Vigilar el debido proceso, ponerse del lado del interés del administrado (o sea vos y yo).
Hasta hoy estas cosas no asoman. No me gustaría que aprobaran unos términos de concesión SIN DEBATE, sin información. Seguro será un tema difícil. Si El Salvador no sería capaz de equipar y manejar esta estructura y no queda más que dárselo a otro (aunque no guste), lo mínimo es que no nos metan en un mal negocio y El Salvador salga endeudado y perdiéndo.



fuentes: CEPA
LPG nota 1
LPG nota 2

6 comentarios:

El-Visitador dijo...

Sitios con administración privada:

Aeropuertos de Londres
Aeropuertos de Paris
Aeropuerto de Lima
Aeropuerto de San José [Costa Rica]
(por mencionar unos pocos)

Terminal de Contenedores de Bs. Aires
Puerto Balboa Panamá
Puerto Cristóbal Panamá
Puerto Ensenada Internacional México
Terminal Internacional Manzanillo México
Terminal de Contenedore de Veracruz México
LCT Contenedores Michoacán México
Terminal Contenedores de Manta Ecuador
(por mencionar solamente los puertos operados privadamente en Lat Am por Hutchison Whampoa)

Plantearse como que si ésto es una astralidad es 100% pura ignorancia y cavernicolismo.

Lo NORMAL en el planeta Tierra es que los puertos y aeropuertos del mundo son operados privadamente. Solamente en un país de mentalidad socialista como el nuestro puede ésto tan siquiera generar debate.

Por éso es pobre y subdesarrollado El Salvador.

Ixquic* dijo...

Visitador, precesamente por que asi funciona (por administración privada) en muchos países es que CEPA se gastó plata llevando diputados a algunos de ellos.

El Salvador siempre ha hecho conseciones, no es astral.

No sé vos, pero te juro que hay gente en la legislatura que dice que vamos a perder soberanía (esto si es astral).

Aunque para vos sea normal ( a lo mejor y sos bien viajadito), pero hay tomadores de decisión que no piensan así. También hay gente que se opone. De ahí que lo mejor es que se levante debate.

no seas autoritario, toda decisión que implique plata y deuda DEBE ser transparente y debatible. Por más obvia que resulte.

Ya te lo he dicho, no tengo alma de borrega.

Por la cultura de Estado de Hecho que hay aquí, mi real preocupación son las bases de licitación, el proceso de adjudicación y el contrato. Y no la conseción en sí.

Para equipar ese puerto se necesita otro prestamo y no estamos para eso....

Podre y subdearrollado es el país oscuro, en el que no se debaten los temas más importantes.

salú

Anónimo dijo...

Es bonito hablar de las administraciones de otros puertos en otros paises, pero para los dos de arriba estos paises no tienen tan arraigada la cultura de la corrupción como en el nuestro en donde los diputados de derecha han aprobado concesiones amañadas y fraudulentas en las cuales el unico perdedor es el que paga los impuestos y esos mis querido amigos somos nosotros. Que facil es exponer ignorancia al ofrecer una vision chata de la realidad nuestra y solo basta recordarles a todos ustedes que la venta de muchos activos del estado no le ha traido beneficio al pueblo, que digamos, pero la extrema derecha del país aboga por la administración privada mas los beneficios para la gente cuando llegarán.

¿¿SERA QUE LA ANGUSTIA DE APROBAR LA CONCESIÓN DEL PUERTO SE DEBA A QUE LA ULTRA DERECHA DEL PAÍS TEME PERDER LAS PROXIMAS ELECCIONES Y TENER PROBLEMAS LUEGO PARA ENTREGARLOS A SUS COMPINCHES Y DE ESTA FORMA SEGUIR BENEFICIANDO A UNOS POCOS EN EL SALVADOR????

Estoy seguro que no faltara mas de algun sesudo que refute lo contrario pero para evitar cualquier mal manejo hay que propiciar la adiministración mixta del puerto de La Unión.
Por el rescate de la dignadad salvadoreña.....

(DISCULPAS SI LO ENVIE DOBLE)

GioSV dijo...

Así es e-v, en los países de primer y segundo mundo las concesiones no son algo de otra dimensión. Se concesionan carreteras, aeropuertos, puertos marítimos, ¡hospitales!

Mi trabajo de post-grado lo llevé a cabo en uno de los puertos más importantes de España y la Unión Europea, donde por la envergadura de la operación no es una ni son dos las empresas concesionarias, sino decenas de compañías de todos los tamaños las que participan de la operación e incluso compiten entre sí, en lo que se denomina la “comunidad portuaria”. Fue en 1997, cuando el gobierno de Aznar liberaliza los puertos españoles, esto permite que el estado “privatice” por 30 ó 40 años espacios y obras públicas portuarias, y de esa forma poder dedicar recursos estatales a otras áreas prioritarias para la nación. En la década que tienen de vigencia las concesiones privadas, las rentas que percibe el estado por los puertos, no han disminuido, ni se han estancado, sino que se han potenciado; antes los puertos pertenecían a un solo dueño centralizado (el estado), y por tanto no se molestaban en competir entre ellos, hoy por el contrario los puertos españoles rivalizan unos con otros por atraer más inversiones y mejores clientes. Es así que los puertos ibéricos han crecido en infraestructura y eficiencia, y se cuentan entre los mejores del mundo. ¿La presencia del estado? Por supuesto que existe, en un bonito edificio de antaño con funcionarios públicos muy bien remunerados que se encargan de llevar las estadísticas portuarias y velar por las finanzas del estado; se busca que esta oficina estatal proporcione marcos estratégicos que engloben a todo el puerto y su comunidad y retroalimente sobre la marcha, a modo de una casa matriz, sin inmiscuirse en la administración privada de cada una de las concesiones.

Pero entiendo la preocupación de algunas personas como Ixquic, que no ven nada positivo en propuestas sin discusión ni consenso o de otras personas como Anónimo que dudan de la transparencia de las licitaciones y proponen empresas mixtas para paliar la corrupción.

Para lo primero lo que tengo que decir es que en un ambiente polarizado de poco sirve el debate político porque remotamente se llegará a un acuerdo que busque realmente el bien de la nación y no el de intereses particulares.

Para lo segundo, tenemos los ejemplos de empresas mixtas como MIDES y ahora con el trajín de ALBA Petróleos, cada quien que saque sus conclusiones de la gestión de cada uno de esos entes amorfos.

¿Soberanía, dignidad? ¡Por favor!

Anónimo dijo...

En algún punto hay que empezar y lo primero es el debate serio donde se confronten alternativas.

En estos problemas hay que tener cabeza de economista y visión de político.

El asunto no hay que verlo sólo como un debate abstracto entre gestión estatal o privada. Los economistas saben bien que algunas recetas no son importables y que por eso hay que bajar a tierra, al problema puntual que se debate, más allá de las prenociones doctrinarias.

De ahí que sea vital discutir el caso y discutirlo públicamente, con responsabilidad, sin esa urgencia sospechosa que tiene Arena para imponer decisiones estrategicas rehuyendo la discusión parlamentaria y dándole la espalda a la opinión pública.

Es aquí, donde deberían converger la economía y la democracia.

Cada mercado es un mundo y cada sistema político también.

Álvaro

Antonio Vieira dijo...

Ixquic,

El problema es la falta de una política portuaria, debidamente estructurada. Este es el marco de referencia para el accionar de la administración pública en lo concerniente a los puertos del país, y es lo que deberían estar discutiendo los diputados. Una vez teniendo claro que queremos hacer con los puertos, como lo queremos hacer y que vamos a ganar y a perder, entonces se puede pasar a discutir el formato de concesión, que resulte consecuente con la política pública, antes mencionada. Todo el desvarío actual es resultado de la ausencia de tal política debidamente formulada.

Saludos,