sábado, junio 28, 2008

Funcionario Tico se pronuncia

"Ixquic:

Me ha confortado mucho lo que Usted y lo que otros salvadoreños han escrito sobre este lamentable suceso que tanto perjuicios me ha dado en lo personal, profesional y familiar. Las expresiones de preocupación por este atropello no sólo a mis derechos como ser humano, sino a la libertad de expresión me hay ayudado en estas horas aciagas de mi vida.

Manifiesto que nunca estuvo en mi ánimo dañar la imagen del señor Ministro con los pocos párrafos que leí de ese blog. Espero tener los recursos y medios para recuperarme del desprestigio que esto me ha ocasionado.

Muchas gracias a Usted y los otros ponentes que han puesto en perspectiva pública esta desemesurada, ilegal y arbitraria reacción de un funcionario del Estado.

Quiero manifestar también que, en contra de mi deseo de quedarme para afrontar mis responsabilidades, recibí instrucciones superiores de regresarme inmediatamente a mi país y que saliera por Guatemala lo más rápido posible.

Que Dios les guarde!!!!!

Javier Laurent Valladares

Cédula 104150667"
-----------------------------------------

Javier:

Su situación es clara y es justo que su versión de los hechos sea conocida pues jamás debió salir del país como si hubiese hecho algo ilegal porque no fue así. El actual gobierno insiste que vivimos en un país de libertades pero la realidad parece indicar lo contrario. Es bochornoso --como ciudadana-- verme representada por funcionarios intolerantes a la crítica pues es un reflejo de la débil democracia que vivimos. Aún más grave resulta el hecho que la institucionalidad encargada de velar por los derechos humanos -- léase Fiscalía General de la República-- se sume a una lógica de actos de abuso de poder y los consienta o continúe.
Hace 25 o 20 años vivíamos un contexto en el que los derechos civiles y políticos --como el debido proceso y libertad de expresión-- eran sistemáticamente violados. Después de 75,000 muertos, 8,000 desaparecidos, 23,000 denuncias de violaciones a derechos humanos (20% de ellas fueron de tortura en la Comisión de la Verdad) conseguimos firmar la paz para instaurar una democracia.
Este costo hace que la indignación aflore cuando se ve poco avance y sin duda, las arbitrariedades se vuelven repetitivas allí donde la impunidad se establece. Hace falta, que la ciudadanía pase de colocar palabras en blogs y trascienda a lo concreto y exija cuentas.
Si un ciudadano cree que un Ministro es corrupto que lo denuncie en las instancias correspondientes o que lo escriba en un blog, el lector decide si lo lee en voz alta o baja y si lo cree o no. Eso es Libertad de Expresión y los estados están en la obligación de ABSTENERSE de ejercer coerción en este aspecto. Esa es la lógica de los derechos civiles y políticos.
Le insisto en que existen caminos legales --e instituciones asesoras-- para que sea reparado de esta violación y se evite que esto se repita.
Un Abrazo!

11 comentarios:

GioSV dijo...

“Después de 75,000 muertos, 8,000 desaparecidos, 23,000 denuncias de violaciones a derechos humanos (20% de ellas fueron de tortura en la Comisión de la Verdad) conseguimos firmar la paz para instaurar una democracia”.

Por lo que sé Ixquic, la democracia en El Salvador se volvió a instaurar el 25 de marzo de 1984, cuando en votaciones libres los salvadoreños eligieron a Napoleón Duarte del PDC como su presidente.

Lo que vos decís, sobre la firma de los acuerdos de paz el 16 de enero de 1992, no es la instauración de la democracia, sino la incorporación de la guerrilla comunista a la vida política democrática del país como un partido más previa renuncia a su beligerancia armada. Quererle poner un punto de partida a nuestra democracia a partir del momento en que los dirigentes del Frente cambiaron sus uniformes mugrientos por sacos y vestidos rojos me parece desacertado y tendencioso.

Además, esto podría llevarnos a retomar la discusión que tuvimos meses atrás sobre lo qué es y lo que no es democracia.

Ya que para mí, la democracia no conlleva necesariamente el “respeto de los derechos humanos”. Cada quien le trata de añadir funciones a la democracia a veces de manera forzada sin ningún razonamiento.

En este país se han irrespetado los derechos humanos desde que El Salvador es El Salvador y hasta la fecha se siguen violentando. Los derechos de miles han sido pisoteados en tiempos de guerra o de paz, en dictaduras o en democracia.

@Don Javier Laurent:
Espero que toda esta situación engorrosa pueda ser solucionada de la mejor manera ya que me parece una injusticia en contra de su persona y una clara intolerancia de parte de un funcionario PÚBLICO salvadoreño. Si el ministro se perturbó tanto con lo que usted leyó es porque "el río estaba muy pachito".

Ixquic* dijo...

A ver Gio, te lo voy a explicar mejor.

El texto no se habla de la instauración de la democracia en términos que he aprendido en la Ciencia Política.

Interesante "análisis" el que haces de mis palabras.

Pero a Javier le hablaba del aparacimiento de nuevas instituciones y reglas que respetan el ejercicio de libertades (no de la Instauración de la democracia), las que 1984 NO EXISTIAN. Pero si de Democracia como régimen querés que hable pues te cuento que:

Los mejores politólogos expertos en la transitología son Gillermo O`donell, Peter Smitter (y otros). Ellos realizaron una valiosa investigación sobre las transiciones democráticas y nos ofrecen exelentes parámetros TéCNICOS para entender cuándo 1. INICIA la transición 2. Hay transición y Finaliza 3. Se llega a la Democracia 4. Cuando esta se consolida.

Por lo que he estudiado, aplicado a El Salvador se entiende por transición el paso de un régimen a otro, el punto de partida es el quiebre del régímen anterior (quiebre de sus reglas, mandato, poder).

Esto sucedió con el Golpe de Estado de 1979, luego hubo un proceso de liberalización: el país ratificó la Covención Americana de Derechos Humanos de la OEA, hubo un directorio distinto, a parecen civiles en el poder y se preparan las condiciones para una nueva Constitución (1983) y se preparan las elecciones de 1982, 1984.

Lo curioso del caso salvadoreño es que esto suceda en plena guerra.

Respecto de los regímenes militares anteriores hubo un cambio en los ochenta pero las reglas que evidencian la existencia de una democracia como régimen NO ESTABAN COMPLETAS ni vigentes.

La elecciones eran periódicas pero no transparentes, la oposición COMPLETA no podía ser partícipar como partido político. Habían violaciones a la libre expresión y demás derechos políticos. (Podés consultar a Robert Dalh sobre este punto) Este estado de cosas no califica a un país de democrático.

El punto de llegada de la transición es cuando se consiguen esos cambios, aunque sean formales.

Con los acuerdos se reformó la institucionalidad que vigilaría las elecciones (CCE a TSE), se cambiaron las reglas de las elecciones mismas (plurales), se instauró por primera vez la PDDH y una PNCivil, se LIMITARON las prerrogativas militares, etc.

1992 no es la instauración de la democracia, es el cierre de la transición iniciada en 1979, con tu 1884 incluído.

"Quererle poner un punto de partida a nuestra democracia a partir del momento en que los dirigentes del Frente cambiaron sus uniformes mugrientos por sacos y vestidos rojos me parece desacertado y tendencioso."

ja ja aj, una estupidez como esa jamás la diría yo.

"Además, esto podría llevarnos a retomar la discusión que tuvimos meses atrás sobre lo qué es y lo que no es democracia."

te lo he repetido aquí: cuando hablo de democracia, hablo como régimen: conjunto de reglas que dicen cómo se gobierna, quién tiene el derecho a hacerlo, por qué reglas y con qué límites. y estos límites son los derechos de ciudadanos (esto enfocado en los teóricos en los derechos políticos). ¿claro? Eso es además Estado de derecho. Insisto, hay tanto politólogo buenísimo que lo ha investigado, meditado, MEDIDO, el razonamiento sobra.

No se que será tu pericia, pero desde la Ciencia Política es así (y es lo que yo he estudiado). Si me mandas un correo te mando toda la litaratura sobre democracia que hay, que es muy buena. Yo respeto la epistemología y su avance a partir de la discusión.

A Javier le hablé en esos términos porque no no me voy a poner de técnica para decir lo que ha costado tener un cambio en el respeto de las libertades. ES una lástima que no captés eso.

Colocaré enlaces sobre este tema abordados en el blog. No es la primera vez que lo "aclaro".
adiós

Anónimo dijo...

Estimado Don Javier :

Como ciudadano salvadoreño me siento verdaderamente apenado por la actuacion del funcionario de agricultura .

Nosotros, se podria decir que ya estamos acostumbrados a este tipo de acciones , pero Usted que procede de una sociedad y una forma de gobernar mas justa , ya entiendo porque se siente lastimado por dicha accion .

Pido disculpas por el trato recibido , pero lo que sucede que a este atajo de corruptos no se les puede sacar nada , porque ya van con las amenazas .

Espero que su honor sea restablecido .

Saludos .

GioSV dijo...

@Ixquic:

Lo mío es la ciencia económica y no la política. Ciertamente como me lo recalcás una y otra vez en tu último comentario, no soy un estudiado de las “artes” democráticas y es cierto que mi análisis del régimen democrático y sus instituciones no es en nada epistemológico. No estudio la Maestría de Ciencias Políticas de la UCA pero debe ser muy buena.

Lo de las instituciones es algo que lo mencionás en tu último comentario, no en el primero, y mis disculpas por no intuirlo.

“Respecto de los regímenes militares anteriores hubo un cambio en los ochenta pero las reglas que evidencian la existencia de una democracia como régimen NO ESTABAN COMPLETAS ni vigentes”. “la oposición COMPLETA no podía ser partícipar como partido político”.

Algunos piensan que nuestra democracia en los 80’s no estaba completa porque una fuerza política alzada en armas no participaba de las instituciones de aquel entonces. Nuevamente, todo depende de la loma donde uno se pare. Un grupo insurgente no puede así no más entrar a formar parte de la vida democrática, y más cuando es el propio grupo que cree SOLAMENTE en una solución armada (la revolución) para implementar su ideología. La revolución per se es antidemocrática.

En Estados Unidos nunca se recreó una verdadera oposición de izquierda de tendencia socialista-comunista, porque simplemente el régimen de turno jamás lo permitió. En Costa Rica, José Figuerés Ferrer prohibió la existencia de un Partido Comunista. En esa entonces cualquiera habría definido tales acciones como antidemocráticas, pero ahora no se puede negar tan fácilmente los adelantos democráticos de ambas naciones, sin ese tipo de oposición y es que nadie extraña en esos países esas ideologías trasnochadas.

Mi problema Ixquic es pensar que la guerra civil trajo algún beneficio real a este país. Para muchas personas, sobre todo simpatizantes del Frente, la guerra fue necesaria y gracias a ella se reforzó (surgió) la democracia. Estas personas siguen creyendo que el medio de las armas es justificable para alcanzar ciertos fines políticos.

Si la guerra fue para superar la desigualdad social, pues la desigualdad sigue igual.
Si la guerra fue para superar la violación de derechos humanos, pues el irrespeto a los DDHH de civiles perdura. Y si en la guerra se dispararon los casos de violaciones es porque las mismas circunstancias de la guerra lo propiciaban, por un lado el miedo al comunismo y por otro el odio de clases.
Si la guerra fue para instaurar un sistema democrático, pues como vos misma lo decís, el proceso de democratización empezó en 1979 (cuando explota la guerra) y poco a poco fue madurando.

Lo que sí provocó la guerra y es algo cuantificable y no subjetivo: más de 75,000 muertos, la quiebra de la economía, el resentimiento social, la desintegración familiar en muchos casos y el desplazamiento forzado de miles de personas.

Ixquic* dijo...

Gio, ante todo una disculpa. Quizá fui majadera en reacción a un comentario que sentí pesado y que me sobreinterpretaba. Hay una frase en el post que da la pauta para todo lo que me dijiste en el primer comentario y creo tu reacción fue lógica. No podés intuir lo que no está expresamente allí, más que en mi cabeza al redactar a la ligera.

*_*

Sobre democracia debemos hablar todos. Lo que sucede es que cada cual maneja para valorarla, definirla diferentes barómetros y yo tengo los míos a partir de mi propio aprendizaje.

*_*

Sobre esto de la democracia, a partir de la inclusión de la guerrilla es discutible. Te lo voy a poner así:

Los atributos principales de la democracia --digamos formal-- es que las elecciones se realicen de manera periódica (en esa época se hacían), transparentes (no se hacía), incluyentes y plurales (esto no era posible si todo el que quisiese ser partido no podía o si todo el que quria votar por algo que no existía)

Más que el Frente, el asunto era de los defectos del régimen. Por otra parte, yo he leído y revisado testimonios de gente "opositora" que no era del FMLN que fue torturada o desaparecida en esa década. Con este tipo de hechos, no hay tal libertad. Bueno, esa es mi loma (me gusta esa imagen que ponés).

"En Estados Unidos nunca se recreó una verdadera oposición de izquierda de tendencia socialista-comunista, porque simplemente el régimen de turno jamás lo permitió. En Costa Rica, José Figuerés Ferrer prohibió la existencia de un Partido Comunista. En esa entonces cualquiera habría definido tales acciones como antidemocráticas, pero ahora no se puede negar tan fácilmente los adelantos democráticos de ambas naciones, sin ese tipo de oposición y es que nadie extraña en esos países esas ideologías trasnochadas."

Si, Gio. Buen ejemplo. Pero cada país tiene sus clivajes, sus lñineas de tensión que se expresan en determinados grupos e ideologías. Allá no es significativo, aquí ...pues si lo ha sido.

"Mi problema Ixquic es pensar que la guerra civil trajo algún beneficio real a este país. Para muchas personas, sobre todo simpatizantes del Frente, la guerra fue necesaria y gracias a ella se reforzó (surgió) la democracia."

Interpretación errónea, pues como proceso histórico esto tiene fundamento más atras, la guerra nunca debió darse y si se dió fue por las decisiones de los dos extremos.


"Si la guerra fue para superar la desigualdad social, pues la desigualdad sigue igual." Gio la desigualdad está peor! sólo mirá el valor del índice GINI!!

"Si la guerra fue para superar la violación de derechos humanos, pues el irrespeto a los DDHH de civiles perdura. Y si en la guerra se dispararon los casos de violaciones es porque las mismas circunstancias de la guerra lo propiciaban, por un lado el miedo al comunismo y por otro el odio de clases."

Estoy de acuerdo con vos.
Lo más penoso es lo que sucede hoy, en 2008 con esta situación del señor Laurent Valladares. Es desilusionante.


Saludos

Anónimo dijo...

El socialismo cuesta demasiadas tardes libres, se quejaba Oscar Wilde. La democracia tiene esa misma dimensión temporal: lleva tiempo, mucho tiempo. El tiempo necesario para el contraste de pareceres, el uso público de la razón, el debate libre, la formación de consensos, la revisión de las decisiones, la exigencia de responsabilidades: la calidad de estos procesos es incompatible con la prisa. Las sociedades donde la gente “no tiene tiempo” no pueden permitirse la democracia.

(Dicho sea de paso: ésa es una de las razones del antagonismo profundo entre capitalismo –con su impulso hacia la constante aceleración—y democracia. Sin olvidar nunca que sin democracia en las fábricas y oficinas y campos, sin democracia en los centros de trabajo, no hay democracia. Y que sin democracia para decidir sobre la investigación científica y el desarrollo tecnológico, en este nuestro mundo de potencia científica creciente, no hay democracia.)

GioSV dijo...

“La democracia tiene esa misma dimensión temporal: lleva tiempo, mucho tiempo. El tiempo necesario para el contraste de pareceres, el uso público de la razón, el debate libre, la formación de consensos, la revisión de las decisiones, la exigencia de responsabilidades: la calidad de estos procesos es incompatible con la prisa. Las sociedades donde la gente “no tiene tiempo” no pueden permitirse la democracia”.

Por eso mi profesor de sociales en la escuela nos decía que “mucha democracia es mala”… y es mala porque buena parte de los salvadoreños somos impacientes.

Anónimo dijo...

Vamos a ver ¿Qué es la democracia?
¿Qué procesos comporta? Se supone que no es sólo la instauración del sufragio, que es además la división de poderes y el equilibrio entre dichos poderes y el sometimiento las prácticas institucionales a una norma constitucional.

¿Con Duarte tuvimos ya democracia? Que yo sepa con Duarte se recrucedió el accionar de los escuadrones de la muerte. En los primeros años de su mandato se descabezó a las organizaciones sindicales y de masas por la vía de la ejecución extrajudicial. Que yo sepa, la democracia no funciona con ese "estilo", un estilo en el cual el poder judicial se haya amordazado. Y el tipo era tan cínico que, durante su mandato, hablaba de la perdida de apoyo de las organizaciones populares, como si detrás de ese perdida de apoyo no estuviera el terrorismo de Estado con el que él convivió.

El tema es discutible.

Y creo que aún discutible que esta, la actual, sea una democracia.

Álvaro.

Ixquic* dijo...

lleva tiempo, mucho tiempo...

si, es que una cosa es instaurar instituciones para iniciar a penas ese proceso que lleva mucho tiempo. Es que despues de tanto tiempo, es hasta hoy que vivimos en estas condiciones. Hay países que "recuperaron la democracia" nosotros a penas le conseguimos algunas condiciones.

Pero eso NO justifica las arbitrariedades, ya estamos mayorcitos para eso.

Alvaro, pues yo he hablado de transición ochentera y no de democracia, Precisamente por esas violaciones y otras cosas que pasaron entonces, aún con gobiernos civil.

Saludos!

GioSV dijo...

“Pero eso NO justifica las arbitrariedades, ya estamos mayorcitos para eso”.

La debilidad de nuestra institucionalidad democrática tiene una relación directa con la calidad de nuestra clase política.

Y nuestra clase política tiene tan mala calidad por el arraigo a una inculturalización típica de la sociedad salvadoreña. Ojo, que no escribí “desculturalización” ya que eso significaría que alguna vez tuvimos cultura y la hemos ido perdiendo. La realidad pinta diferente, JAMÁS hemos tenido una cultura democrática.

En El Salvador lo que siempre hemos tenido es una mezcla entre ley selvática a nivel social y autoritarismo a nivel político. Todo ello parte de lo que yo denomino la “cultura del vivián”.

Para que haya democracia deben existir consensos en donde se esté dispuesto a renunciar incluso a prebendas propias, pero en El Salvador o soy yo o no es nadie… o yo en la cama o todos en el suelo, mi reputación o la de nadie, mi dinero o el de nadie, mi ideología o la de nadie, mi gobierno o el de nadie. Así no se puede hacer democracia.

Comparto la aseveración (aunque sea de forma abstracta) que democracia no es simplemente ejercer el sufragio. Democracia es tener representantes e instituciones que beneficien materialmente a las grandes mayorías a través del fomento al desarrollo económico, la seguridad, la justicia, la educación, la salud, etc, porque explícitamente democracia es el “poder del pueblo” y nadie en su sano juicio usa su poder para perjudicarse a sí mismo.

Quizá ya estemos mayorcitos pero no hemos madurado como nación.

Anónimo dijo...

Lo de "llevar tiempo" no es sólo en la dimensión de la democracia "como proceso", es decir, no es sólo en la "instauración" de la democracia, sino en el ejercicio de la democracia. Tiempo del que disponemos cada vez menos entre las prerrogativas del trabajo y el ocio mercantilizado y las soslayadas responsabilidades familiares.

Saludos.