miércoles, junio 25, 2008

Blogexpresión

La Convención Americana de Derechos Humanos, que es ley de la república y aplicable en toda la región centroamericana dice que tenemos el derecho a la libertad de pensamiento y de expresión, que comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.
Este no es un derecho exclusivo de periodistas, es de todos. Y eso es lo que se hace con el internet y los blogs.

Además la Convención señala que el ejercicio de este derecho no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores (establecidas por ley) con el fin de proteger el respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas. Los estados no pueden obstaculizar o establecer controles indirectos o abusivos a la libre circulación de ideas.
De ahí que existan delitos y tribunales para que cada cual se arregle...
También establece el derecho a la rectificación para aquellas personas afectadas por informaciones inexactas o agraviantes emitidas en su perjuicio a través de medios de difusión legalmente reglamentados y que se dirijan al público en general.
Esto no es ambiguo.
El Código penal dice:
(Art. 177) comete calumnia: el que atribuyere falsamente a una persona la comisión de un delito o la participación en el mismo (1-3 años) y cuando se realice con publicidad será sancionada con prisión de 2 a 4 años. Comente difamación (ART. 178) El que atribuyere a una persona que no esté presente una conducta o calidad capaz de dañar su dignidad, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación (6 meses a 2 años) y si se hace con publicidad será sancionada 1 a 3 años. Comete injuria (art.179) aque que ofenda de palabra o mediante acción la dignidad o el decoro de una persona presente.

No se trata de proteger los sentimientos o sujetividades de nadie. El artículo uno de nuestra constitución es tan ambiguo que es inaplicale en cuando a esa "indeminzación". La cosa funciona así:

Todos nos podemos expresar de manera clara y pelada. Sólo si cometés delitos, el ofendido puede reclamarte y probarlo legalmente a través de instancias. No hay censura previa, sólo reclamo a posteriori.

Los funcionarios estan siempre sometidos al escrutinio público, son sujetos que deben rendir cuentas y ser transparentes. Ser criticado es lo normal. En el caso de Salaverría, el funcionario Tico jamás cometió delito por leer un blog y al parecer él ha sido víctima de una arbitrariedad.

Si alguien comete delito, que sea castigado después de un proceso penal legal.

¡Qué viva la libertad de expresarse claro y pelado!

----------

se supone que haría un comentario legal sobre el tema, el sueño me ha vencido....

7 comentarios:

GioSV dijo...

@Ixquic:

El Código Penal es muy claro en cuanto a los casos de calumnia y difamación… ¿pero la injuria? Y cito: “El que ofendiese de palabra o mediante acción la dignidad o el decoro de una persona presente, será sancionado con prisión de seis meses a dos años”. ¿Ofendiese de palabra? ¿el decoro? ¿prisión de 6 meses a 2 años? Bajo ese artículo, el funcionario tico sí puede tener una responsabilidad penal ya que “mediante acción” lastimó la dignidad del funcionario salvadoreño. ¿Acaso autores como los que editan blogs como “bastadecasaca” y similares podrían ser sujetos de acciones penales por menoscabar, a través de la publicidad en Internet, la dignidad de Tony Saca y otros personajes de gobierno por sus críticas sacadas de tono, y poder ser incluso sancionados hasta con 3 años de prisión? ¿Un caricaturista haciendo un dibujo de Mahoma con un turbante tanque también podría ser juzgado bajo esta ley?

A un gobierno represor le basta tan sólo un artículo ambiguo para amordazar la libertad de expresión de toda una nación.

Ni quiero pensar que haría Mauricio Funes con todo su despliegue de prepotencia hacia los medios y personas que lo critican.

Al respecto cito un poco del artículo de Paolo Lüers en Siguiente Página el día 10 de junio del presente:

“Mauricio Funes dijo, al recibir en la UES los resultados de la “consulta ciudadana” sobre “política pública de comunicación”:

“No podemos tolerar la impunidad de algunos medios de comunicación en El Salvador que se olvidan de su responsabilidad social, que publican cualquier cosa, dicen cualquier cosa frente a los acontecimientos de la vida nacional, frente a los personajes que tenemos alguna dimensión pública, con el único propósito de descalificarlos, de desacreditarlos.”
“No voy a permitir, ni el FMLN, que el director propietario de un medio de comunicación, que ha escrito por años con impunidad, le falte el respeto a una fuerza política que tiene la segunda bancada más numerosa del país.”

De esto exactamente se trata la libertad de expresión: Un periodista, un medio, pueden publicar “cualquier cosa” --a menos que el contenido viole una ley--, y el Estado, el gobierno, el presidente de la República lo tienen que aguantar. Es más, el Estado, el gobierno y el presidente están obligados a defender este derecho.

Lo anterior es válido incluso --yo diría sobre todo-- si esta “cualquier cosa” es escrita “con el único propósito de descalificar, de desacreditar” a un partido o a un gobierno. ¿No es esa la prueba de la libertad de expresión y de la independencia de la prensa?”

“viole una ley”… quizá Paolo como yo no sabía que existe un artículo 179 en el Código Penal que puede dejar pensando a cualquiera.

Y esto que mencionás Ixquic, es cierto: “No hay censura previa, sólo reclamo a posteriori”. Es como la cosa religiosa que predican algunas iglesias: Dios nos da libre albedrío y al mismo tiempo nos da infierno sino hacemos lo que Él quiere, ¿le podemos llamar a eso libertad?

chishi dijo...

"Dios nos da libre albedrío y al mismo tiempo nos da infierno sino hacemos lo que Él quiere, ¿le podemos llamar a eso libertad?"

Si. Porque el infierno no es algo necesariamente literal. Por Ejemplo, Dios te ha dado la libertad de usar tu sexualidad como te plazca, con quien te plazca y bajo las condiciones de seguridad e higiene que tu libre albedrio te dicten.

Si vos decidis violar las reglas de lo sensato, particularmente en lo que a higiene respecta, es bien posible que te veas sumergido en el infierno de alguna enfermedad venerea, y si tenes mala suerte, ese infierno puede ser muy destructivo.

Siempre tuvistes la libertad, de estar bien o estar mal. Y lo bueno es tener la posibilidad de decidir libremente tu destino final.

Y lo mismo aplica para los sistemas politicos, donde ultimadamente siempre nos podemos insurreccionar.

Lo cual no aplica con Dios, pues en su etereidad no podemos medir el impacto de la guerra de baja intensidad que decidamos hacer en contra suya.

Pero tenemos libertad de hacerla.

Saludos,

GioSV dijo...

@Chichi:

Yo hacía una relación con la de las mitologías religiosas actuales que creen en un Dios que en un primer momento es todo amor y te deja hacer lo que querás y al final te juzga y te manda a un lugar de sufrimiento eterno. Eso lo trasladaba a un estado que inicialmente no te censura pero después que vos diste tus opiniones y críticas te manda a la cárcel; muchos dirán que se respetó la libertad de expresión en ese caso.

Pero ya que sacaste el tema a colación. Yo más que creer en infiernos terrenales, creo en el karma o “el causa y efecto”. Los excesos en tu vida te pueden producir gravísimos problemas.

También, de alguna manera quería tocar el punto de la relatividad de la libertad. Según entiendo Chichi para vos una persona jamás puede perder su libertad, porque siempre tiene opciones a su disposición. Es así que nunca han existido los esclavos porque siempre tuvieron la libertad de elegir si huir o matar a su amo o suicidarse, y de cualquiera de esas formas salir de su esclavitud, sino lo hicieron es porque decidieron libremente permanecer como esclavos. La verdad es que tiene sentido.

Y no pretendo sacar conclusiones absolutas de lo que es verdaderamente libertad. Muchos filósofos a lo largo de los siglos han tratado de definirla.

Desde mi punto de vista, sólo se es libre cuando no hay ningún tipo de coacción psicofísica de por medio.

chishi dijo...

"Desde mi punto de vista, sólo se es libre cuando no hay ningún tipo de coacción psicofísica de por medio".

Absolutistamente, tenes razon.

Saludos.

Anónimo dijo...

El tema es delicado. No comparto la actitud de Funes, pero creo que la libertad de expresion no es un valor absoluto. El problema radica en como fijar sus limites. El codigo penal los establece para casos extremo(difamacion,injuria); bien, esos casos existen y cuando se dan deben de ser sancionados, aun si quienes los cometen son periodistas que pertenecen a un medio de comunicacion.

Los lectores debemos de contar con medios para neutralizar el trabajo de prensa con vocacion manipuladora, que tambien se da. La libertad de expresion no nos despoja de criterios para distinguir entre informacion y propaganda manipuladora.

GioSV dijo...

"La libertad de expresion no nos despoja de criterios para distinguir entre informacion y propaganda manipuladora".

Precisamente, todas las personas tenemos cerebritos funcionales para DISTINGUIR y ANALIZAR, ¿cuál es la paranoia de querer censurar y/o restringir a los medios de comunicación?

GioSV dijo...

"La libertad de expresion no nos despoja de criterios para distinguir entre informacion y propaganda manipuladora".

Precisamente, todas las personas tenemos cerebritos funcionales para DISTINGUIR y ANALIZAR, ¿cuál es la paranoia de querer censurar y/o restringir a los medios de comunicación?