lunes, mayo 05, 2008

Las dos Bolivias

Así se titula una nota de "Página 12" de Argentina. Resulta interesante lo que sucede en Bolivia, parece un país partido en dos, digamos, dos claras visiones antagónicas sobre el rumbo del país. Se utilizan los mecanismos que la democracia ofrece para adoptar decisiones (cosa rara por cierto) territoreales y el Gobierno central lo descalifica basándose en la abstención y ausentismo (con ese argumento hubiésemos descalificado la presidencia de Francisco Flores).
El prefecto Rubén Costas, impulsor de este Referendum, junto con el empresario y líder cívico Branco Marinkovic, afirmó que se abría «el camino hacia una nueva república, hacia un moderno Estado, que se forjará en los cuatro departamentos autónomos hasta convertir a Bolivia, en el Estado unitario más descentralizado de toda nuestra América morena».
pero ¿qué es eso?
Evo los acusa de separatistas e ilegales. Ellos --según entiendo-- buscan autonomía para manejar políticas locales, especialmente la economía de Santa Cruz bajo su paradigma, que es distinto a lo que el oficialismo promueve. Y además aseguran que políticamente son parte del mismo Estado. Busqué la posición de la OEA, Insulza dice que habrá diálogo, que no hay voluntad de separación sólo de autonomía.
Así parece un problema de gobernabilidad. Es una medida inteligente de las elites económicas de Santa Cruz, y un golpe al Gobierno. No imagino cómo funciona una economía de mercado dentro de una macroeconomía de corte centralizado. A estas cosas se llega cuando no hay entendimiento. Ojalá el señor Morales maneje el asunto con inteligencia.
Dice Alain Touraine, sociólogo francés, que América Latina está caracterizada por una tensión entre participación y representación. Un Gobierno siempre cree que se le ha delegado el poder absoluto, cuanto más vertical sea eso, la gobernanza es fácil. Otros hablan del cogobierno, de compartir poder o que hay mejor democracia cuando se le da poder y autonomía a los territorios.
Interesante debate el que se plantea en eso. Aunque desde las ideologías el punto es: o imponer un proyecto de gobierno o boicotearlo. La democracia ¿te da el derecho de imposición absoluta? o ¿te da el derecho a salirte del corral?
Ah! las venas de Galeano....

3 comentarios:

Goathemala dijo...

Salvando alguna excepción los Estados latinoamericanos son muy centralistas. Yo soy de los que creo que el poder mientras más cerca esté del pueblo será más efectivo. Por eso la descentralización local me parece básica.

Ixquic* dijo...

muchísimas gracias Goathemala!

Lo que sucede en Bolivia me hizo reflexionar las cosas desde esa perspectiva. Muy lejos de pensar en izquierdas y derechas.

Los Estados Latinoamericano son centralistas, poder vertical, tradición auntoritaria. Llegue al poder quien llegue, es la misma vaina (aunque hay matices, por supuesto).

Yo también creo que el poder se debe descentralizar, fortalecer la localidad, así hay más democracia. Cada región sabe sus necesidades y debe adoptar sus decisiones.

En El Salvador mucho se ha debatido sobre esto, hay Ong´s que trabajan en este ámbito. El principal partido de izquierda recoge esta idea: fortalecer la autonomía de los municipios. Y además hay municipios gobernados por el partido oficial en los que se ha trabajado en esta línea (como Juayúa, un lugar bonito que te recomiendo si alguna vez crusás el charco y venís por acá).

La ciudadanía funciona mejor así.

Por eso lo de Bolivia, más allá de ese trasfondo político me resultó llamativo.

saludos,

Goathemala dijo...

La única pega de la descentralización es que los mecanismos de control políticos deben ser más intensos porque la descentralización favorece las corruptelas locales.

Anoto el lugar, lo único de conozco de El Salvador es su aeropuerto. Vamos nada.

Saludos.