miércoles, mayo 21, 2008

Impotencia


  • Detrás de la puerta de este Hospital, hay niños y niñas. El Salvador, aún siendo un pequeño país centraliza en San Salvador la atención especializada de la niñez. De manera que si sos un padre de familia que vive en Jujutla, te jodiste.
El domingo ingresé a ese lugar. Los Hospitales me ponen nerviosa y pensaba: soy abogada no puedo curar enfermos, soy abogada, soy abogada ¿qué puedo hacer? Me entrevisté con un niño lindo e inquieto y su madre. Ellos necesitan un medicamento que el Hospital no compra, pero que haría la diferencia en la calidad de vida de este niño. La madre, no podría pagar varios cientos de dólares por cada caja. Yo no podría pagar eso, si mi hija padeciera una enfermedad con semejante costo.
¿esta gente debe conformarse?
Salí de ahí, y me quedé un rato tras esa puerta. Que impotencia carajo!
****
Realmente habría que revisar las cuentas de salud. Razonar en qué gastamos. Hace unos años el Ministro Maza se hizo de una súper oficina. Y según leo, este presupuesto año con año crece. Parece que en Salud no hay colcha, es a penas un pañuelito que no abraza a nadie.
He revisado dos anteproyectos de Ley y sé de un tercero que posiblemente se hagan realidad este o el otro o el otro año. La propuesta de FUSADES (inconclusa aún) de Ley de Acceso a la Información, Ley de la Niñez y Adolescencia y la creación de un Instituto Forence (que sustituya a Medicina Legal). En las tres se pretende crear instituciones copn personal y presupuesto. Algunas más y otras menos. La propuesta de FUSADES --aunque no está concluído el punto-- busca la forma de no burocratizar el asunto y ojalá la encuentren, la ley es necesaria. De hecho la propuesta me gusta, pero repito no está acabada y seguro se mejorará.
En el caso de el Instituto Forence, no se trata de más burocracia. Es un asunto de reconversión institucional: sacar a Medicina Legal de la Corte y crear un ente técnico e independiente, con el mismo personal. Esto traerá beneficios para combatir la impunidad.
La ley de niñez pretende crear un ente nuevo y dejar vivo al ISNA. Cosa que no me parece, pues esto infla el gasto, a esto habría que ponerle racionalidad (hoy aparece en EDH una nota al respecto). Hay mas leyes en camino con tendencias así.
Los diputados deben sentarse a pensarse este asunto seriamente. Y ser concientes que detrásde una puerta el dinero urge.
¡urge!
(quisiera ser médico también, soy abogada y mamá)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Y el gordito que tenemos por presidente en un alarde de humanidad no veas cómo gasta en publicidad.

Ixquic* dijo...

El gordito es despifarrador. Me diò còlera que justifique esos inùtiles anuncios con su obligaciòn de dar cuentas (junio) por su año de gobierno.

El anuncio es hueco y es un mal gasto, criminal quizà, si pienso en la cantidad de medicamentos que aliviarían la salud de niños si en lugar de gastarlo en ello, se cubrieran gastos en salud.

El-Visitador dijo...

«La madre, no podría pagar varios cientos de dólares por cada caja»

En EEUU, el gasto médico anual promedio por persona es $6,400.

En El Salvador, el ingreso total anual per cápita es de $5,250.

Dicho de otra forma, aunque el GOES estableciese impuestos del 100% y los dedicase exclusivamente al cuidado médico, y los salvadoreños dejasen de comer y vestir (porque pagarían 100% de impuesto sobre todos sus ingresos), y viviesen los salvadoreños en cuevas, y se eliminase Educación, Justicia, Seguridad, etc., siempre habría salvadoreños sin acceso al cuidado médico existente en los países ricos.

Siempre habría personas sufriendo y muriendo por falta de acceso al cuidado médico disponible. Simplemente, El Salvador, por ser país pobre, es incapaz de pagar lo que cuesta el sofisticado y altamente tecnológico ciudado médico de hoy.

Si realmente queremos que no haya señoras y niños sufriendo por falta de cuidado médico, necesitamos que El Salvador se haga rico.

Necesitaremos represas, carreteras, minas y fábricas. Cualquier otra cosa es un lloriqueo y sentimentalismo inútil. Sin riqueza, no puede haber cuidado médico apropiado.

Ixquic* dijo...

«La madre, no podría pagar varios cientos de dólares por cada caja»

En EEUU, el gasto médico anual promedio por persona es $6,400.

En El Salvador, el ingreso total anual per cápita es de $5,250.

Dicho de otra forma, aunque el GOES estableciese impuestos del 100% y los dedicase exclusivamente al cuidado médico, y los salvadoreños dejasen de comer y vestir (porque pagarían 100% de impuesto sobre todos sus ingresos), y viviesen los salvadoreños en cuevas, y se eliminase Educación, Justicia, Seguridad, etc., siempre habría salvadoreños sin acceso al cuidado médico existente en los países ricos.

Siempre habría personas sufriendo y muriendo por falta de acceso al cuidado médico disponible. Simplemente, El Salvador, por ser país pobre, es incapaz de pagar lo que cuesta el sofisticado y altamente tecnológico ciudado médico de hoy.

Si realmente queremos que no haya señoras y niños sufriendo por falta de cuidado médico, necesitamos que El Salvador se haga rico.

Necesitaremos represas, carreteras, minas y fábricas. Cualquier otra cosa es un lloriqueo y sentimentalismo inútil. Sin riqueza, no puede haber cuidado médico apropiado.

Hacés un excelente comentario Visitador, quitàndole tu ironía hacia mí.

el tema de los recursos para tener polìticas públicas factibles, es un asunto de economía política. Como generar recursos en El Estado y còmo generar riqueza en la población y especialmente en los màs desventajados.

Los Estados pobres enfrentan un exceso de demandas que no pueden satisfacer. Lo indignante es que en medio de esto pueda haber despilfarro, corrupción, mal gasto.

Lo debatible en la razonabilidad de gasto, considerando que tenemos poco, es en dònde ponemos como paìs la prioridades (vos tenès tus quejas al respecto). Y luego còmo generar recursos.

Vos tendràs tus puntos de vista sobre lo que El Salvador necesita para generar riqueza, otros tendran otras. Allí depende de las manos a las que le toque decidir.

Otra cosa, yo no he dicho que quiero que ES tenga un cuidado mèdico de los paìses ricos, ¿contame dònde lo has escuchado? lo que señalaba es que existen enfermedades que son tratadas en hospitales y lo que no hay son medicamentos. Atenciòn si la hay. Ademàs que en determinados casos, la razonabilidad del gasto podrìa impactar para bien en algunos pacientes.

Simplemente, El Salvador, por ser país pobre y por no tener criterios de razonabilidad del gasto es incapaz de comprar y facilitar los medicamentos especilizados de hoy.

He puesto siempre atenciòn a tus lloriqueos cuando hablas y te quejas del ISNA, ISTU, MITUR etc. Y yo agrego la FAES con 115 millones de dòlares.

No creo EV que tu sentimentalismo por el gasto sea inútil, ¿o si?

El-Visitador dijo...

«Vos tendràs tus puntos de vista sobre lo que El Salvador necesita para generar riqueza, otros tendran otras»

Mirá, la gente puede opinar lo que quiera, pero yo soy economista y puedo garantizarte que sin infraestructura (carreteras, generación eléctrica, agua entubada, aeropuertos y puertos eficientes y abundantes) y sin abundante producción (fábricas, minas, agricultura intensiva), ningún país del mundo ha salido de la pobreza.

GioSV dijo...

Y luego viene el problema de los precios de los medicamentos y su calidad.

Sabés Ixquic, hace un año compré una medicina de un laboratorio salvadoreño por $9. Nuevamente esta semana me tocó comprarla otra vez, sólo que hoy fui a una farmacia que vende sólo genéricos, esta vez era de un laboratorio indio y me costó $3. Ambos medicamentos funcionaron igual de bien.

El ISSS y hospitales nacionales trabajan mucho con genéricos que según sé se fabrican en su mayoría por laboratorios salvadoreños, sería bueno saber las condiciones de esos contratos entre el Ministerio de Salud y esos laboratorios y ver si son favorables o no para las finanzas estatales. Aunque no me extrañaría encontrar que funcionarios del estado estén metidos en ese negocio para su beneficio personal. ¿Pero quién regula eso?

Ixquic* dijo...

Gio, por eso es importante el tema de la transparencia y acceso a la informaciòn, asi podès verificar esos contratos.

La LEY DE ADQUISICIONES Y CONTRATACIONES DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA, entre otras, regula controles y prohibiciones que van en ese sentido.

Aún así, se dan casos como el de Maza y las tomografìas o el caso de Luis Cardenal y el Aserradero el triunfo (que renunció por esa situación), en los que el titular de un ramo patrocina sus negocios privados.

Pero me has dado un camino a verificar,

saludos