martes, abril 08, 2008

El derecho en los tiempos del cólera

Ya he comentado que la Corte Suprema de Justicia es un actor político (pero no debe ser partidario) en la medida que tiene la posibilidad de revisar, eliminar, transformar o limitar las decisiones del Ejecutivo o legislativo. ¿cómo lo hace? Pues a través de amparos o habeas corpus en casos individuales o en las declaratorias de (in) constitucionalidad de leyes o decretos.

Esta semana se conoció que la Sala de lo Constitucional de la CSJ dijo que las penas de 50 a 75 años de prisión "son constitucionales, pero dejó en libertad a los jueces de no imponerlas si consideran que son a perpetuidad". Eso dice el periódico. Habrá que revisar el fallo pues yo ya no confío en las explicaciones periodistas, cuando de derecho se trata.

Pareciera que esta es de las típicas decisiones de la corte en la que el rey Salomón llegó como inspiración y encuentran la formula perfecta para darle gusto a todo el mundo, menos al derecho o a la justicia.

el siguiente párrafo no es comprensible:

"La ley da ese parámetro. El Código Penal habla de penas de prisión de seis meses a 75 años, pero el legislador no está obligado (a imponer la máxima). Si a él le parece que lo viola (la Constitución) entonces tiene alternativas", indicó Néstor Castaneda, magistrado de la referida sala.

Si le cambias la palabra legislador, por juzgador si es entendible. Esperaré tener la resolución, leerla analizarla y escribir un apunte.

Personalmente no soy adepta a las penas altas que obviamente buscan que las personas no salgan. No cumplen los fines del sistema penal o criminal democrático. Nad de prohomine...ni profeminé (je).

ay justicia enferma.... pensà, creà o parí derecho.

*si alguien tiene la sentencia, agradecería el envío ;)

1 comentario:

El-Visitador dijo...

En Inglaterra, que tiene cadena perpetua, una "cadena perpetua" significa 13.7 años en la cárcel.

Ahora en nuestro paisíto con leyes de suizos, empezamos a decir que hasta "50 años" es "muchito" para los "pobrecitos asesinos y secuestradores".

Y todos sabemos que nadie cumple 50 años, siempre los dejan sueltos al poco tiempo. Ahora nuestros jueces ultragenerosos van a decir que 50 años es "muchito" y van a dar sentencias de 15 años, para que los que abusan y matan en realidad cumplan un par de años y vuelvan a salir... a seguir violando mujeres.

Buénale.