domingo, abril 20, 2008

Bebé abusada, motivo para la indignaciòn y exigencia de justicia

Hace una semana trascendió una noticia perturbadora. El Hospital Bloom de San Salvador (el único hospital nacional infantil de mi país) recibió a una bebecita de 14 meses violada, sangraba de sus genitales, tenía desgarre vaginal y del recto. Por la edad, imagino que es una niña linda que está en la etapa en la que se aprende caminar y conoce el mundo desplazándose, tomando adornos, tirando del cabello de su familia, haciendo travesuras.
En las notas de televisión apareció la PNC dando cuenta de la detención de dos señores --ebrios-- en Apastepeque, en San Vicente. La gente del pueblo caminaba tras ellos indignada.

La gravedad de las lesiones fue tal, que los médicos tuvieron que reconstruir la parte afectada de la niña y tuvieron que hacerle una salida artificial del colon a la piel para evitar una infección. Sin duda lo físico, se recuperará en parte. Lo demás no sé, ojalá.
Las autoridades --para atribuir a estos dos sujetos el crimen-- cuentan con un testimonio, más el decomiso de prendas en manos de los imputados; y --para establecer la violación-- los informes de Medicina Legal.
Derecho a la indemnidad y a la Libertad Sexual
Las personas adultas tenemos derecho a la libertad sexual, esto es, que vos uses tu facultad para autodeterminarte en materia sexual, sin que nadie te imponga nada. Es por eso que el derecho penal regula los delitos de violación, castigando el uso de la fuerza o el hecho que alguien se valga de alguna circunstancia tuya para abusar sexualmente.
En cambio cuando estas cosas suceden en niños o niñas, hay que remitirse a la indemnidad sexual es decir, el libre desarrollo de la sexualidad: la certeza que deben tener todos en el ámbito sexual para poder desarrollarse. Entonces, las leyes penales protegiendo esto impone penalidades y delitos específicos.
La violación en el caso de niños, es un asunto que todavía se regula de manera general (libertad sexual y no indemnidad*), pero eso no quita que a la hora de reflexionar este caso no se caiga en la cuenta que esta bebecita ha sido agredida en su indemnidad sexual, NO HAY CERTEZA DE SU DESARROLLO EN LA SEXUALIDAD, esto supone un trauma más que físico, psicológico de toda la vida, aunque afortunamente, no habrán recuerdos concientes.
En el caso concurren las circunstancias que se establecen en los Artículos 292, 293, 294, y 295 del Código Procesal Penal para que un juez decrete detención provisional de estos "seres humanos", ojalà que la FGR le pegue a este caso.
----------------------------
* Nuestro còdigo penal no lo regula de esa manera y esto es un asunto de precisión jurídica: una bebè puede hacer uso de su derecho a la libertad sexual? no pues no está en un nivel de desarrollo para eso, más bien por su edad comienza a desarrollarse como persona, y esto es justamente lo jodido aquí.

5 comentarios:

Carlos Trio dijo...

Si algo me ha indignado en estos días, ha sido esta noticia. Psicópatas así no deberían salir nunca de la carcel. Grrrr.

Anónimo dijo...

yo espero que les hagan sentir lo mismo en el penal

Ixquic* dijo...

Siempre estas cosas nos hacen pensar en venganza:

-que nunca salgan o que les haga sentir lo mismo en el penal.

¿asì de simple? ¿qué ganamos? satisfacción a ese sentimiento vengativo?

Si indignémonos, soy madre de una niña y no sabría si en esas situaciones yo esperaría esas cosas.

La justicia debe cumplir su rol y ser lo màs dràstica, dada la gravedad y seriedad del caso.

Pero la venganza ¿inhibiría a otros enfermos? La psicología no nos dà una respuesta unívoca. El abuso sexual se dá, y no todos se veulven "casos" legales. A veces hasta convivimos con abusadores.

Hay mujeres adultas que cuentan sus historias impunes. Hoy condenaron a un padrastro por violar y embarazar a su hijastra (ver El Diario de Hoy, de hoy).

si violan a ese hombre? qué gana la niña embarzada?

entiendo los sentimientos, pero no comparto la idea de vengar. Aunque, hay una opinión amplia en este sentido.

un saludo,

Anónimo dijo...

Ix,
yo lloré al leer la noticia. Es una bebé, no puedo imaginar lo que pudo haber pasado. Me solidarizo con su familia y con la gente del cantón que ha visto a esta niña crecer. No sé quien es, nunca la he visto, pero pido a Dios por ella.
Yo tengo una hija también, ella sufrió abuso sexual de parte de su padre... ni te cuento las cosas que sentí cuando me enteré ni las cosas que ahora siento cuando lo recuerdo, pero son marcas que mi hija no olvidará nunca. Y si quedan a nivel inconsciente, siempre te joderan la vida, porque es algo que pasó y no se puede borrar.
Si algo se pudiera hacer por esta niña, algo, no sé, algo...
lo que no pude hacer por mi hija quizá, porque los jueces no le creyeron y su progenitor ahora anda en la calle libre, haciendo no sé que cosas...

Es terrible esto...
Eli

Monica Laura dijo...

Queridxs, lxs invitamos a todxs a que nos ayuden a prevenir el abuso
sexual infantil colocando en sus páginas/blogs institucionales y
personales nuestros banners.

Ya están disponibles en nuestra página www.abusosexualinfantilno.org en
el ítem banners.

Seguimos encintando de blanco todos los buenos corazones en contra del
abuso sexual infantil.

Por favor difundir.¡Gracias!

Afectuosamente,

--
Lic.Mónica Laura Creus Ureta
www.abusosexualinfantilno.org