martes, marzo 25, 2008

Estados Unidos y El Salvador (I)


Hace unas semanas el embajador de los Estados Unidos de América en el país, habló y el suelo tembló. Si se le quita el dramatismo, hay que mencionar que el funcionario criticó nuestra institucionalidad y salieron todos a defenderse y la prensa a hizo leña del árbol. Un día después, el Departamento de Estado de ese país criticó al sistema nacional de justicia (cosa que no es difícil para nadie), a través de un informe sobre derechos humanos.

Las relaciones políticas con ese país son un asunto para la eterna discusión y de poco entendimiento común. Si se aborda desde un enfoque de relaciones internacionales (la política exterior de EEUU) cualquiera termina bailando un tango amargo al pelear criterios kantianos o hobbesianos. Cuesta, si.

Más allá de esos enfoques, se debe tener presente que los Estados son verdaderos actores en el plano internacional y allí no todos se hacen respetar en igual medida. Pesa quien tiene recursos y armas. Tampoco se trata de aferrarse a un iluso idealismo político... y por eso, quisiera dejar constancia de una perspectiva pragmática y lógica con la que cualquier gobierno debe lidiar y desde la cual, a veces hay que analizar.

El país norteño es, en un orden internacional, una potencia y ejerce una clara hegemonía mundial y regional. Ha influido en nuestras historias americanas y se da el lujo de criticar nuestros sistemas judiciales y las débiles democracias.

No se puede negar la relevancia de tener relaciones de calidad con ese país que alberga alrededor de dos millones de salvadoreños, inyecta cooperación para el desarrollo, programas de fortalecimiento a las instituciones, su embajador aprieta el cinturón a la inseguridad que vivimos. Además tenemos acuerdos comerciales que tendrán impactos en la economía (para bien o para mal). Usamos además, su moneda. ¿cómo no van ha tener tanta incidencia en nosotros?

Existe evidencia que en el pasado los apoyos técnicos y económicos de EEUU fueron utilizados contra la población en circunstancias extremas y parte de la ayuda para la guerra salvadoreña es un ejemplo. Hay expresiones sociales e individuales en las que satanizan toda relación con ése país y siempre se señala que los “yanquis” tienen oscuras intenciones.

No es de valde, pero puede ser una posición fútil si los pies se despegan del piso. El discurso gringo es parco y claro. Los discursos hablan de Centroamérica como una región, de la que ya tiene dominio, en la que sus intereses estén salvaguardados por sistemas de justicia y policía efectivos.

La Ayuda y apoyo está enfocada más en ellos que en nuestros países. Es por el interés práctico de ejercer geopolítica y proteger su interés.

¿Cuál debe ser la postura de un gobierno y oposición salvadoreñas ante esto? ¿Servil? ¿confrontativo? ¿doble vìa?

¡como olvidar la cólera provocada por el gesto de un ex presidente al besar la bandera de ese país. Imagen que se repetía en campañas y anuncios posteriores, no fue digno.

Simpatizo con la idea de que –si El Salvador es pobre, sin petróleo ni nada— debe llevar la fiesta en paz, pero con dignidad. Sobre todo porque tenemos una economía abierta, importadora y dependiente. Nunca estaré de acuerdo con la decisión de ARENA de entregar soldados salvadoreños en el conflicto de Irak como tampoco simpatizo con el doble discurso del FMLN que critica la presencia de instancias de EEUU en el país y luego acude a ellas a tomarse fotitos.

¿Puede un país llevar una relación con dignidad con las potencias?

*nota. peleaba con alguien a quien acuse de antiyanqui a ultranza y èste me dijo que era anti imperilista, no anti yanqui. va!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

QUE LLENO DE GRANOS TENES EL PECHO IXQUIC , BRRRR , DA ASCO .

PERDONAME , PERO TENIA QUE DECIRTELO , PARA LA PROXIMA TE LO TAPAS POR FAVOR .

UN EXADMIRADOR , PERO DESPUES DE AHORA , YA NOOOOOOO .

SALU.

Ixquic* dijo...

Anònimo:

Llevàs algùn tiempo perdido enviando comentarios acosadores, insultantes y a veces, el seso te da para comentar o pedirme opiniones sobre temas, y te he contestado.

No he publicado tus comentarios porque nunca los he creìdo. Ademàs, te molesta que se critique al FMLN y eso debe ser lo noral en una sociedad democràtica.

hay otra persona, que me conoce, que tambièn me insulta y allà cada cual.. Pero tampoco los publico.

Pero voy a decirte a vos y a cualquiera que ande de meque que:

1.Este blog es para discutir realidad nacional y los comentarios se ajustan a los temas que se abordan en cada post. Nadie es rechazado por pensar diferente, siempre que el uso de la palabra sea respetuoso.

2. Hago fotografìas propias, es mi lenguaje de expresiòn, es la imagen que proyecto, misma que yo he definido al crear este blog. Y simlemente se trata de un ejercicio de libre expresiòn.

3.Comprendo que uno comprende el mundo de acuerdo a su desarrollo individual. Vos por ejemplo, ves lo fìsico, lo evidente o lo superficial. O quizà eres tan bàsico, que si lo que lees no te gusta y ademàs no eres capaz de formular opiniòn, agredes. O quizà eres sòlo un ser que no logra vivir en la modernidad y dejar atràs el retrògrado mundo machista.

Tenès una potencialidad acosadora, y no porque te gusten las mujeres, sino porque querés ejercer intimidación, la que sentì desde el primer comentario que enviaste.

Para mì esto es subnormal, y por eso, imprimì tus comentarios y los usè para explicarles a otras mujeres còmo se comporta un retrògrado (me ha servido en una charla que dì) y una psicòloga expicò tu patologìa y poco avance cultural. Te juro, qu lejos de todo me ayudaste con tu ejemplo.

Yo soy muy respuosa de los hombres, creo que las mujeres logramos avanzar cuando ellos (ustedes)tambièn se esmeran en hacerlo. Insultar a alguien porque habla mucho (como yo), o porque sea mujer o porque yo no sea de tu gusto (vamos, cada cual està feliz gustándole al hombre o mujer que ha elegido)...es simplemente, mostrar mucha incapacidad humana. ¿decime sos papà? seguro si sos mejor persona. Las militancias no se construyen asì!

Discutì y decime porquè no te parecen mis opiniones, es el ùnico lenguaje en Xibalbà.
-----

Ademàs, te cuento que en las mujeres lo fìsico pesa por culpa de gente como vos. Miràte y decime ¿tenès panza? Conozco hombres que hablan de "mujeres gordas" en son de burla y lo primero que hago es mirarles fijamente el estòmago para que se retracten. Obvio!

No sòlo tengo granos, la maternidad me dejò estrillas en mi abdòmen. La danza me ha jodido las rodillas y el desvelo los ojos.

Pero me siento orgullosa de mì y de mis marcas, porque por ellas soy como siempre soñè ser. Y eso, jamàs lo compensa la belleza fìsica.

Un saludo,

VKaax dijo...

Machismo y otros remanentes del jurásico.
Por El Salvador han pasado legiones de antropólogos, etnólogos y científicos de varias especialidades, ninguno de ellos ha logrado averiguar porque en tan reducido territorio crece la idiotez como la levadura en ciertos especímenes machos.

Hay varias categorías de machismo, el más chocarrero es el machismo guanaco, de un tipo "bayunco" sin cultura.

Las respuestas antropológicas las sabemos, la naturaleza no es perfecta. Cuando se leen ANÓNIMOS se reafirma que la inteligencia no la venden en la farmacia de la esquina y ni en el supermercado. Eso esta claro.

GioSV dijo...

Si Estados Unidos o la Unión Europea no hacen nada para contrarrestar el crecimiento de China, si se sigue la misma tendencia, en 25 años tendremos una nueva potencia mundial, tanto económica como militar.

El famoso dragón de Asia.

Estados Unidos se encuentra en una recesión económica y nadie puede estar seguro cuál será su verdadera intensidad y duración. Muchos se preguntan, cómo si la potencia número uno está estancada los precios de bienes como el petróleo y la harina se siguen disparando en los mercados internacionales, como que si no se cumpliera la ley de la oferta y la demanda. Parte de la respuesta es China; a pesar que el crecimiento de Estados Unidos sea cero, el gigante asiático seguirá creciendo por encima de 7% anual, y a mí me cuesta imaginar cómo se ha podido alcanzar un dinamismo tan grande en un país tan poblado, ciertamente hacer crecer una nación de más de 1,300 millones de almas no es nada fácil y debo de reconocer que es loable el protagonismo que ha tenido el régimen del Partido Comunista chino en todo esto. Como yo lo veo, los chinos se están comiendo el mundo, y desde una perspectiva liberal, tienen todo el derecho de hacerlo. Hace unos cuantos meses atrás, China sobrepasó a Estados Unidos como el país que más emisiones de gases expele a la atmósfera, los precios de materiales de construcción han aumentado considerablemente por la presión que están ejerciendo los megaproyectos civiles en todo lo largo y ancho de China, la madera, el trigo, el petróleo, en fin muchos insumos no verán decrecer sus precios en muchas décadas, sino todo lo contrario.

Las dos caras del dragón excomunista.

Si uno quiere ver contrastes en este planeta, hay que irse a China seguramente, ¿o no necesariamente? Podemos verlos en nuestro día a día. Si bien es cierto que China está imponiendo una presión fuerte en la economía mundial, no todo es negativo. El coloso mandarín ha contribuido al encarecimiento de muchos bienes y materias primarios pero igualmente ha ayudado a abaratar otro tanto de bienes intermedios y finales. Ahora los salvadoreños tenemos que acostumbrarnos a comer micro pan y hacer espacio en nuestros hogares para reproductores de música y video, televisores, celulares, microondas, etc, etc, todos “made in China”. Por un televisor hace un par de décadas se pagaba una pequeña fortuna, ahora con la competencia asiática cualquier salvadoreño que gane más de $250 puede adquirir uno. La calidad de estos productos, por supuesto, es otro cuento y muy discutible.

China junto con la India se encaminan a convertirse en los mayores fabricantes de automóviles del mundo; ya por cierto más de alguna Toyota Land Cruiser que anda por las calles de San Salvador ha sido ensamblada en India. Estas dos potencias “en potencia” están revolucionando también el mercado de automotores. Los carros con prestaciones básicas de $5,000 son una realidad y muy pronto los tendremos en El Salvador.

Y hacía referencia a los contrastes económicos y sociales de la súper poblada nación asiática por lo divergente que debe ser ese mundo, donde las ciudades del este del país con poblaciones promedio mayores al número de habitantes de todo El Salvador, conforman un conglomerado de personas con ingresos muy cercanos al de un país del primer mundo, mientras que las ciudades y pueblos del oeste poseen ingresos tercermundistas. Un dato que circula en Internet es que existen ya 50 millones de chinos ricos (ricos de verdad); un dato que yo pondría en duda por considerarlo desfasado.

Hay que arrimarse al árbol que más sombra da…

Disculpen todo ese preámbulo largo y aburrido. A lo que quería llegar…

Costa Rica muy inteligentemente ha movido sus piezas en el tablero de ajedrez, rompió relaciones con Taiwán y las estableció con China. La potencia que se avecina superará al mundo en todo: población, economía, poder militar, depredación planetaria, etc. Las naciones del mundo tienen que adelantarse a un posible “switch” de intereses diplomáticos y económicos. No hay que descuidar las relaciones con el imperio de hoy pero tampoco hay que olvidar las relaciones con el imperio del mañana. Históricamente está comprobado que los imperios perecen por una u otra razón, y el de Estados Unidos, tarde o temprano languidecerá. Nuestra actual dependencia a la economía de Estados Unidos, no nos debe restringir a buscar otras fronteras para explorar, la Muralla China ya no sirve para mantener a los extranjeros fuera ahora es una invitación para que lleguemos y nos preparemos ante un posible escenario futuro donde el árbol más frondoso y de más sombra se llame China y no Estados Unidos. Y quién sabe, talvez por vez primera en nuestra historia tengamos la oportunidad de empezar la relación con un imperio de una forma digna.

PD: Ixquic, los burros no se hacen, nacen, así que individuos como "Anónimo" no tienen remedio, a palabras necias, ojos ciegos, oídos sordos. El ser humano cuando a falta de inteligencia y razón no puede justificar sus opiniones utiliza groserías, insultos e idioteces para expresarse; no vale la pena ni gastar una neurona con personas así.

Ixquic* dijo...

Gio,

gracias por esa explicaciòn, y por llegar con todo eso a mi punto principal de este post "talvez por vez primera en nuestra historia tengamos la oportunidad de empezar la relación con un imperio de una forma digna"

pD. lo sè...pero me diron ganas de reafirmarme (este tipo ni entenderà las palabras),

saludos,