lunes, marzo 31, 2008

¿Dónde está el Policía?



Alguna vez me reí de aquella película: ¿Dónde está el piloto? en la que el piloto de avión no pega una! y entre risas, resulta que el tipo ocasiona un caos pues tiene miedo a volar y es un traumado de guerra o algo así.
Una imagen similar se me ocurre ahora, bueno desde hace unas semanas acà y no por tratarse de imàgenes ridículas si no por lo descriptivas que me resultan las escenas del filme con el escaso perfil público del Director (y conductor) de la Policía Nacional Civil PNC).

El comentario viene en ocasión de la observación que hago a diario de la actividad policial. La PNC ha tenido siempre directores que están atentos –para bien o mal—del acontecer policial que se vuelve información pública: Capturas, denuncias, negligencias policiales, campañas, etc. De ahí, que quien conduce a esta Corporación ha estado cada día frente a nuestros ojos.

Desde la perspectiva orgánica o institucional, el Director de la PNC es una figura clave para la base corporativa. Especialmente si la Institución paga mal a sus agentes, sea por razones presupuestarias o por asuntos de “prioridad política orientada en otros rubros”; Por lo menos debería trabajarse correctamente en la moral de sus agentes, compensando con otras prestaciones y alicientes.

Se que el señor Rovira --actual director-- trabaja en una propuesta para eximir del pago de renta a los agentes, pero deja al Estado con 10 millones menos de dòlares y que anda viendo como presupuesta brindarles la comida, pues como es sabido los policìas son deudores de muchos comedores en el paìs. (Esas son las noticias que el google me arrojò de Rovira, un perfil de gerente).

Eso de los incentivos de pensarse bien, la profesionalización policial puede ser. Ademàs de que los agentes deben tener al frente un orientador que mantenga alta su moral, pues es una función básica para la sociedad, garante de derechos humanos, profesional y técnica (otra cosa es que esto nos lo deban ¿si?).

Claro, para que las cosas funcionen así, se necesita a una persona con carácter, experiencia y excelencia profesional al frente. Escuchaba una entrevista con el ex director y hoy candidato de ARENA, Rodrigo Avila y dio un dato que me cayó como agua fría. Dijo que en su primer período al frente de la PNC la corporación tenía 19,000 policías (95-99). Y que, cuando llegó por segunda vez (2005 creo) la encontró con 17,000.

¡¿Cómo es que El Salvador, en el peor momento delincuencial ha tenido menor cantidad de policías para hacer frente?! Sandoval inició las depuraciones, mismas que estaban justificadas, la PNC tenía algunos delincuentes en su interior, verdad que el mismo sistema de justicia ponía en evidencia (secuestros, asesinatos, cohechos). Pero las depuraciones fueron desastrosas. Las hicieron violando derechos (debido proceso) y les tocó indemnizar a los despedidos. Sacaron a buenos elementos, además. Luego, sacaron un decreto para despedir e indemnizar de una vez (con nuestra plata).

¿Y?

El mismo Arriaza Chicas podría explicar como es que le hizo para evadir las depuraciones.

Ahora se habla de la “constante depuración”. A ver, ... Pero un policía, además de bien pagado debería ser alguien que se sienta lo suficientemente comprometido con su función de Estado en beneficio de la ciudadanía; de manera que, ni por lo económico ni por lo moral el dinero le endulce o doble el compromiso.

Nombrar a un invisible en la función estatal más vi-si-ble, es un error. ARENA juega con la credibilidad policial con estas decisiones. La PNC no necesita sólo un gerente, necesita un director, orientador para hacer frente a una de las principales preocupaciones de la ciudadanìa.

¡Ya no más turbulencia!


3 comentarios:

Soy Salvadoreño dijo...

Policia,su ex-director, su actual "director", Fiscalía y el actual fiscal, Ejecutivo y su actual ministro de "seguridad" y su presidente...

Todas esas necesarias instituciones para el progreso del pais, son conducidas por gente sin cerebro, con enorme sed de poder y con visiones ideologicas estrechas y egoistas.

¿Habra alguna razón para seguir mencionandolo y ventilandolo? ¿No sera mejor por salud mental ignorarlo y sentarse a ver como esta campaña politica se habla mas de factores como "las libertades" que de problemas tan graves como el "ineficiente y negligente" manejo del aparato del estado ESPECIALMENTE en el area de seguridad publica?

Todos los temas que mencionas son mas que actuales, vigentes y merecedores de las mas ardientes discusiones en las instituciones para ello y en la agenda publica. Se deberia buscar con ardor la solucion tecnica a todos los problemas, pero aqui todo lo diluye la politica barata y los medios de comunicacion politizados.

Saludos Ixquic, aunque no suela comentar, siempre te leo.

El-Visitador dijo...

Eximir a cualquiera del pago de impuestos es un craso error.

Es la contribución a la sociedad, a costillas del salario de uno, lo que ata moralmente el contrato social: yo pago, y por lo tanto tengo derecho a exigir.

Al mismo tiempo, como pago, tengo un compromiso de cuidar.


- * -


Un imbécilico politiquero de pacotilla puede no entender dichos principios morales y psicológicos; pero los resultados de tener una clase exenta son absolutamente predecibles.

Una PNC compuestas de exentos de impuestos sería un cuerpo de 17,000 salvadoreños aplaudidores de cualquier pan y circo que cualquier demagogo político prometiese, puesto que lo que no nos cuesta, hagámoslo fiesta.

Ixquic* dijo...

SS, si....todo se diluye en ese espectro tan pobre de partidos. Aunque algunos puntos, se mencionan por parte de diputados no hay una clara estrategia para hacerse sentir con la sociedad y frente a otros partidos y poner esto en agenda pùblica de verdà verdà.

EV, de acuerdo (¡milagro!)

Pero hay que buscar de verdad còmo se le debe hacer para que no se vena tentados a romper valores, profesionalismo.