domingo, febrero 24, 2008

Polìticamente correcto

Mauricio Funes, candidato presidencial del FMLN estuvo hace un par de semanas en el Programa Bola al Centro de la radio 102.9 FM. Un comentarista de este blog pide una opinión y análisis de las respuestas del candidato. Me gustaría advertir y señalar los siguientes aspectos:

La entrevista tuvo sus peculiaridades. Existe una percepción (que puede estar errada) de la existencia de una relación incómoda entre los comunicadores y el candidato. Como periodista, Funes era muy presuntuoso desde antes de la candidatura y algo de esto podría incidir en la relación: candidato y gremio de periodistas. De hecho, en esta entrevista el asunto salió en algún momento. No me gustó cómo lo manejó el representante de La Prensa Gráfica. Funes hizo el reclamo de no ser tratado y visibilizado con objetividad en las noticias y LPG no quiso profundizar en sus propios ejemplos ¿no le conviene? ¿no le gusta transparencia?. Quizá trataron que ese tema no saliera, pues entonces los cuestionados, serían los periodistas. Tan peludo es el asunto, que en este punto hablaban todos al mismo tiempo y nadie se callaba, no se entendía. ¿comunicadores que hablan al mismo tiempo que su interlocutor? Pfffffff!


Quizá dinámica, sumada a las adversidades con partido en cuestión predispuso las cosas para una entrevista: el ataque y la defensa estaban preparadas con cierta predisposición. Personalmente creo que estas dinámicas restan profundidad. Para este caso, Funes fue muy listo ante lo predecible de sus entrevistadores (por algo es de ese oficio y sabe por donde defender), llegó bien preparado. Digamos gracias a la campañita de críticas que le tienen ya se cuenta con un guión, el candidato del Frente llevó el bate para regresar lo que le tiraran. Si los comunicadores hubiesen sabido profundizar, hubiesen sacado mejores respuestas y a lo mejor dejar cosas en evidencia. Pero lastimosamente, se van por la tangente a pesar de abordar temas tan relevantes como la Dolarizaciòn: Le señalan las declaraciones del diputado Arias sobre la dolarización y lo contra ponen con las declaraciones de él (pues son de opiniones diferentes). Eso era predecible, y Funes dio una respuesta acertada y además reiteró su posición.

Por otra parte, hay que señalar que Mauricio Funes ha capitalizado mucha información , en los años que manejó entrevistas. Está informado sobre los problemas y para hacer el diagnóstico de país hizo uso de muchos análisis que ya existen (Por ejemplo: cuando habla de la pobreza y explica la desigualdad social dice cosas que PNUD, FUNDE, CEPAL, FUSADES, La UCA, BCR, Alex Segovia). Por eso da respuestas atractivas. Lo que no escuché son planteamientos propios. No obstante, no es imprescindible que sea así. Entonces, no parece un hombre inteligente, pero si listo. Además, el perfil del Presidente de la República tampoco mucho, prueba de ello es la historia salvadoreña.


Cuando se le preguntó el cómo cambiar ese país, habló de inversión para generar empleo, y para que la gente invierta, debe haber seguridad personal y jurídica (cosa repetida año con año por sectores sociales). Además reglas claras (Estado de Derecho). Y bueno habló de la seguridad pública, del capital humano... Esta cancioncita, lleva años exigiéndose.

Aunque Funes no quiso aceptar que la candidatura fue adelantada y la llamó “oportuna”, él es muy bueno con el uso de subterfugios. No me gustó cómo defendió al partido que representa: dice que no hay una actitud anti Norte americana ...eso es falso. En este punto los hechos deben contar más que las palabras. Ese partido debe definir en hechos observables como manejará el asunto.

Otro punto que salió, fue Cuba, lo que no debería ser un tema para Funes, no conceptualmente. Lo que a este país le interesa –a unos y otros—es saber cómo los relacionamos con ese país ¿tendremos por fin relaciones con ellos? Y como?. Hay gente en este país, que eso les resulta determinante. Pero meterse a analizar la realidad cubana.... pues tampoco. Personalmente, creo que Funes evita decir lo obvio y respetar la coherencia de quienes le promueven. Eso es ser correcto en un sistema y con un partido como ése.

Es importante considerar que se le ha sumado un buen técnico y asesor: Alex Segovia (por eso anda con la pila del Pacto Fiscal, como sucedió en Guatemala, impulsado por Segovia). Hasta ahora sòlo dice “hay que hacer aquí y allà”, pero le hace falta aterrizar y no niego que hay concordancia en el diagnóstico de país.

¿Propuestas? En seguridad habla de cambio de enfoques, prevención : en educación, sin descuidar la investigación del delito. ¿estoy aburrida de escuchar esto? Hasta no ver no creer...de quien sea.

LPG metió por fin, un buen punto: la gobernabilidad...¿cómo la conseguirá con la legislatura? Dijo que arribando a consensos...”tienen que concurrir voluntades” depende de la madurez de ARENA, que no cree en la alternancia” dijo. Pero no dijo co la claridad debida que pone u ofrece el partido que representa en la parte que le corresponde y esto si es de preocupación. No supo hacer lecturas de escenarios posibles ¿por qué?. Pero lo dejó abierto..para otra ocasión.

Lo que si señaló es que más que construir consenso con partidos, hay que hacerlo con sectores sociales. Esta es una posición del FMLN que escuché de dos diputados efemelistas una vez: el FMLN cree que esta en la capacidad de ganar las elecciones, de conquistar el poder y saber gobernar. De lo que no está convencido es que le dejen ejercer ese poder (yo a esto le llamo gobernabilidad) y entonces, planteaban, la única forma de mantenerse, es haciendo alianzas con la sociedad. Cuando lo escuché (hace un año) me pareció lógico. Pero desde entonces las alianzas que observo son con aquellos sectores con los que obviamente hay una relación y afinidad histórica ¿es suficiente para gobernar? Funes parece que aún no lo tiene claro. Señores: Poder negocia con poder, dicen por ahí.

En general, Funes es un candidato informado y que hace uso de su experiencia con la palabra, se le escucha entusiasmado y sin dejar el ego que siempre le ha caracterizado. ¿suficiente? El tiempo para que aterrice con cosas concretas está por llegar y ojalá él le de altura al debate que se debe promover. Uno no puede simpatizar y votar al ver simples gestos, caras bonitas y poses de víctimas. Uno debe simpatizar con ideas viables para El Salvador. Ojalá

yo sigo sin convencerme, ya lo dije voto por algo, no contra algo.
-----------

*Pacoima, perdón por la tardanza, los hijos son primero!

6 comentarios:

Carlos Abrego dijo...

Querida Ixquic*:

A mí también me parecieron muy convenidos los periodistas, convenidos y convencionales. Le fue muy fácil a Mauricio Funes pues pareció que conocía de antemano las preguntas.

Esto dice mucho sobre el periodismo nacional... Pues los supuse incapaces de profundizar, de manejar datos y de oponer argumentos. Sus ataques eran previsibles. Al mismo tiempo las preguntas no permitían al candidato presentar mejor su programa. Los periodistas no perseguían tampoco este objetivo y en esto si que fueron muy profesionales y en esto pecó el candidato, pues no aprvechó el tiempo para exponer mejor su visión del país.

Diverjo con el candidato y aparentemente con vos, pues su respuesta sobre la dolarización me pareció muy corta y cortante. Pues no encontré ningún argumento realmente serio en lo que dijo. Pues decir que la dolarización causó daños, pues entonces hay que evitar los de la desdolarización, es un vueltegato, pero solamente eso. Muy experto será su nuevo consejero, pero con eso se han quedado muy cortos. Pues eso no cuantifica nada, ni las pérdidas, ni lo que se ganó con la dolarización. En todo caso eso se resuelve con cifras, tanto ha costado para la importación y para la exportación. ¿Cuál es la parte en la inflación debida a la dolarización? ¿Cómo se podrá paliar esto? ¿Con qué medidas? ¿Se puede hacer algo con una moneda sobre la cual no se tiene ninguna influencia en su curso, ni en su emisión? ¿Se puede tener realmente una política financiera y monetaria propia y controlada con la moneda de la principal potencia industrial? Las repercusiones de las alzas y bajas en la actividad estadounidense en nuestra economía son desproporcionadas, mayor aun si es su moneda la que circula en el país. Todos estos inconvenientes no creo que puedan tirarse por la borda con frases poco consistentes. El país necesita de una política económica independiente, realmente independiente. A mí no me convenció. Estuvo en esto realmente muy flojo.

Pero me parece que vos te apresurás a descalificar a Funes cuando habla de la necesidad de seguridad para que se incrementen o lleguen las inversiones. El habló de legalidad, de reglas claras, de capital humano, etc. Y aquí vos decís: "Esta cancioncita, lleva años exigiéndose". Exigiéndose, pero no aplicándose. Y en que no se haya aplicado no tiene la culpa ni Funes, ni los del Frente. Ellos han estado fuera del Ejecutivo. La solución puede ser esa. Pero también ahí era necesario un poco más de detalles, los periodistas no se los exigieron, Funes no los dio. Pero en principio estas exigencias me parecen válidas.


No creo que la actitud del Frente sea anti-americana. Con esto quiero indicar que no se trata de rechazar por principio a ese país. Pero los Estados Unidos conducen una política agresiva y económicamente expansionista. Ellos imponen su política en detrimento de otros pueblos, de los otros pueblos. Juzgo indispensable resistir y combatir esa política. Creo posible como meta una política económica de mutuos beneficios y de igualdad, me refiero a la igualdad de derechos. Ahora no es así. Denunciar esto es ser a lo sumo anti-imperialista, pero no anti-norteamericano. Es más, para mí el Frente ha optado una posición sumisa; Ha aceptado sin más la economía de mercado y no pretende en lo más mínimo oponerle al capitalismo otro tipo de sociedad, ni de economía. A lo sumo, de lo que se habla, como lo hizo el candidato, es la de alivianar los sufrimientos de los trabajadores, de los pobres. Pero Funes sigue pensando, y con él los del Frente, que en el mercado está la salvación... ¡Allá ellos! Que no se me diga que es por táctica. La táctica de ocultar principios, es mentir, es engañar. Con mentiras y con engaños no se construye una sociedad mejor.

De acuerdo, ni Cuba, ni Venezuela tienen que ser tema nuestro, de la campaña. Introducir ese tema en la campaña es desviarse de lo que sufrimos nosotros y de las soluciones que hay que aportar.

Ixquic*, comprendo que te tengan aburrida los discursos sobre la seguridad. No obstante la no aplicación de las políticas recomendadas, no las descalifica. Y comparto que en esto es necesaria la vigilancia y tal vez cierto escepticismo, sí, pero no tanto.



Esto por hoy.

Recibí mis más cordiales saludos.

Carlos.

Ixquic* dijo...

Querido Carlos,

ante todo, a mi me place la plàtica con vos.

Me alegra que coincidàs en algunos puntos y paso a comentar las divergencias.

Tu dices que
"Al mismo tiempo las preguntas no permitían al candidato presentar mejor su programa." No creo que a estas alturas se cuente con un programa, pero si se tengan algunas cosas lo sufientemente claras para ser planteadas y cuestionadas.

La dolarización me parece un tema que orientarà el voto indeciso. Por eso yo creo que cuanto màs claro Funes, màs podría convencer. Lo que a la gente no le gusta es la incertidumbre económica.

Personalmente, yo le tengo confianza a Alex Segovia. Ante todo este tema debe tener un sustento técnico y esto no es un vueltegato, como decís.

"¿Cuál es la parte en la inflación debida a la dolarización? ¿Cómo se podrá paliar esto? ¿Con qué medidas? ¿Se puede hacer algo con una moneda sobre la cual no se tiene ninguna influencia en su curso, ni en su emisión? ¿Se puede tener realmente una política financiera y monetaria propia y controlada con la moneda de la principal potencia industrial?

Mirà el IUDOP ha documentado la opinión de los salvadoreños: detestamos la dolarización. Pero tambien tememos a que un mal movimiento haga un descalabro. Yo espero con ansias las propuestas al punto, me hago las mismas preguntas, me hace falta el colón y a la vez pienso ¿qué sería de nosotros si viene un menso a imprimir moneda y a inflar el paìs?

"Todos estos inconvenientes no creo que puedan tirarse por la borda con frases poco consistentes"

Carlos, hay otros inconvenientes si se toman medidas apresuradas también.


" El país necesita de una política económica independiente, realmente independiente."

en un mundo globalizado? yo soy partidaria de la independencia, si. Pero eso no significa que niege el contexto de país.
***

"me parece que vos te apresurás a descalificar a Funes cuando habla de la necesidad de seguridad para que se incrementen o lleguen las inversiones. El habló de legalidad, de reglas claras, de capital humano, etc. Y aquí vos decís: "Esta cancioncita, lleva años exigiéndose". Exigiéndose, pero no aplicándose. Y en que no se haya aplicado no tiene la culpa ni Funes, ni los del Frente."

ah! Perdón, quise decir que Funes no aporta nada nuevo, nada operativo. Si esa canción la debería superar ¿no?. Y si, no se aplica y nadie ha dicho que Funes tenga la culpa. pero ¿el Frente?

je

"Ellos han estado fuera del Ejecutivo."

perdón Carlos, ellos forman parte del Estado. Son legislatura, son alcaldías, son Parlacen. Si inciden y como la Oposición han podido ser efectivos y mejores y menos politiqueros.

te pongo un ejemplo: se oponen a los prestamos para seguridad (ya tendríamos más càrceles), pero creen que si hay que prestar para el combustible venezolano.

***

No comparto tu visión de que el Frente no tiene una actitud Anti Americana. Basta oírlos y no es un asunto de defender a los gringos, si a mí me caen mal.

Lo que critico es que te digan en charlas que los gringos tienen la culpa de todos los males y luego aparezcan diciendo otra cosa.

respeto lo que decís al respecto, mi comentario no era sobre el asunto en si, màs bien es por la ambiguedad.

Gracias por tus comentarios, de verdad, de eso se trata. Tendremos mucho espacio para desarrollar cada punto, gracias por tus reacciones, de verdad que sí.

Cordialmente,

JC dijo...

"...No creo que la actitud del Frente sea anti-americana..."

Carlos!!!! Por favor!!!! Estados Unidos ES EL IMPERIO. Tener una actitud anti-imperialista es ser anti-americano. Por favor!!! o anti-yanki, como prefieren algunos....

Cuál es el problema con eso...? Aníbal era anti-imperialista también... y por lógica consecuencia antirromano...

Es cuestion de gustos....

El FMLN ES anti-yanki. "Period"

JC dijo...

"...No creo que la actitud del Frente sea anti-americana..."

Carlos!!!! Por favor!!!! Estados Unidos ES EL IMPERIO. Tener una actitud anti-imperialista es ser anti-americano. Por favor!!! o anti-yanki, como prefieren algunos....

Cuál es el problema con eso...? Aníbal era anti-imperialista también... y por lógica consecuencia antirromano...

Es cuestion de gustos....

El FMLN ES anti-yanki. "Period"

Carlos Abrego dijo...

Querida Ixquic*:

Sigamos pues con el diálogo. Para mí la cuestión de la política independiente en ningún caso significa aislamiento. Pero lo que un gobierno que realmente se proponga el cambio y satisfacier la esperanza de la gente debe de darse los medios para su política. Y sobre todo sacar al país de su situación de apéndice (despreciado) de la economía y de la política estodounidense hacia la de país capaz de tomar decisiones, de impulsar su economía, creadora tanto de riquezas y como de empleos, capaz de dar los medios nesarios para ofrecerle a la nueva generación las posibilidades de estudio y de esparcimiento cultural y personal.

El cambio de moneda produjo inflación incontrolada, bueno eso se pudo constatar de inmediato. Pero fue incontrolada de dos formas, una ideológica, el liberalismo prohibe la intervención del Estado en estos asuntos económicos, el famoso "dejar hacer", por eso las empresas pueden de manera inconsiderada aumentar precios sin darle cuenta a nadie. Pero también incontrolada, pues no se contaba con ningún mecanismo técnico para hacerlo.

Pero la cuestión del "loco descabellado" que se ponga a emitir moneda, pues, ese sí que no es argumento, hemos tenido moneda nacional durante décadas y nunca se presentó ese caso. Ese caso se ha presentado en muy pocas ocasiones en la economía mundial.

Muchas de las preguntas que hice en la precendete intervención siguen sin respuesta. El vueltegato consiste en los dos principales argumentos que expuso Funes, el primero era que había que evitar las consecuencias de una desdolarización, suponiendo que esta produciría efectos iguales a los ya causados por la introducción del dolar. El crea con ello un paralelismo que no tiene fundamento, pues el fenómeno no es el mismo. Se trata de un paralogismo. El otro fue que con la reintroducción de una moneda nacional (podríamos tal vez cambiarle de nombre) no se iba a cortar de tajo la inflación. Esto es una verdad que por evidente no informa. Pero el dominio de una política monetaria puede dar los necesarios instrumentos para luchar eficazmente. Eso no se tiene ahora. No es pues solamente nostalgia.

Las amenazas de un hipotético descalabro me parecen también poco fundadas. La reintroducción de una nueva moneda nacional se ha hecho ya en muchos países sin que eso haya producido ninguna catástrofe. Incluso se puede implementar una política bancaria nueva y en beneficio del país. No se trata pues de medidas apresuradas, sino de medidas controladas y necesarias. Pero se debe de saber que todas esas medidas estarán en el centro de una lucha de intereses. De ahí la pregunta de siempre: ¿en interés de quién se va a gobernar?

La catástrofe anunciada y ya planificada es la posible fuga de capitales, pues los finacieros y los capitalistas no tienen otra nación que no sea la ganancia. Su interés es personal, no colectivo, no de nación. Sobre esto tal vez se necesite hablar claramente, mucho más claro de lo que se hace hoy.

La globalización no es el producto de los dioses griegos, no es una de las pestes que sacudieron a Egipto. No se trata de algo que nos cae del cielo. Los efectos de la globalización actual en nuestra economía pueden dar esa impresión de fatalismo, pero eso es por una aceptación sumisa de nuestra dependencia. Seguir como estamos nos está vaciando el país, ya no se trata de una catástrofe por venir, la catástrofe la estamos viviendo.

Ixquic*, vos tenés que desplegar mejor tu argumento de que los del Frente son Estado. El profesor de una escuela también es Estado. El barrendero que trabaja para una alcaldía también es Estado. Hay pues distintos niveles de pertenecer al Estado y de asumir y tener responsabilidades. En ningún momento los diputados del Frente han estado en la capacidad de implementar una política preventiva y de seguridad a nivel nacional.

Son Parlacen, vamos, ese organismo tiene ninguna incidencia en las políticas nacionales de ningún país centroamericano. Felizmente. Son alcaldías, pues algunas medidas intentaron tomar, algunos las han tomado, pero para que sean eficaces se necesita realmente de una política a nivel nacional. Pero no voy a negar que en este nivel los alcaldes del Frente han sido incapaces de mostrar originalidad y también han sido incapaces de salirse de los senderos trillados por el que pasan todos los alcaldes, cualquiera que sea su color político. Tal vez haya excepciones, pero estas existen en todos los partidos. La imaginación no ha tomado el poder municipal... De acuerdo.

Estoy de acuerdo que el Frente no ha llevado una política de partido de oposición ejemplar, pero ¿no te parece que con esto me estás cambiando de tema?

Me hablás de los préstamos y de manera precipitada concluís que ya tendríamos más cárceles... Primero, no estoy muy seguro que el gobierno de Saca hubiera invertido el dinero de los préstamos en lo que prometía. Pero por otro lado, creo que tenemos que llevar una reflexión a nivel nacional de la política carcelaria que han implementado los gobiernos de Arena. No niego que hay que construir nuevas, la población carcelaria está hacinada en prisiones insalubres y sobrepobladas. Es urgente remediar esto. Hay que humanizar las cárceles salvadoreñas. También de esto hay que hablar durante esta campaña. También esto es parte de la política a pensar.

Sobre el último punto no creo que tengamos mucha divergencia. La ambigüedad existe no solo entre lo que se puede decir quedito y lo que se dicen en tribunas, sino que existe en la posición ambivalente de declararse revolucionarios y conformarse con el sistema actual.

Vuelvo sobre los préstamos, fijate que la deuda es otro punto clave, hay que abordarlo también y claramente. Esa deuda ha hipotecado ya mucho. Y tendrá muy maniatadas las manos de los futuros gobernantes...

Vos sabés que es un placer discutir con vos, por eso lo hago. Porque tomo muy en serio lo que escribís y te respeto. Incluso me fastidia mucho que algunos comentarios rebajen el nivel a un simple polemiquismo (!). Y detesto a los que vienen aquí a poner notas... Aunque digan ¡Excelente!

Muy cordialmente,

Carlos.

Carlos Abrego dijo...

jc :

Creo sinceramente que manejamos conceptos muy distintos entre lo que es la nación estadounidense y lo que son los monopolíos en particular. Me opongo a la política de los Estados Unidos, como me opongo a la política expansionista y de ocupación de Israel. Esto último me hace anti-judio, anti-semita. No lo creo. Las cosas hay que afinarlas. Tengo un respeto muy elevado hacia la nación del Norte.

Soy anti-imperialista, es decir que me opongo a la política imperialista de Inglaterra, de Francia, de Alemania, de Japón. Me opongo a la política de Putin. Según tu razonamiento soy un xenófoba.

Cordialmente,

Carlos