lunes, febrero 11, 2008

Gota a gota, la paciencia se agota


Hay toda clase de funcionarios: payasos, técnicos, formalistas, vulgares, ignorantes, vivos, vivianes. Ellos nos hacen gastar el doble dinero a veces por las malas decisiones que adoptan, pagamos su salario y no nos resuelven los problemas a los que deben responder. Perdemos tiempo cuando se inventan soluciones sin haber hecho diagnósticos de los problemas, allì tenemos como ejemplo el Plan Mano Dura. También hay buenos, poco creíble pero es cierto. Generalmente son los que no tienen poder.

Pero lo que rebasa a cualquiera, creo, es que ése desprecio por cumplir a cabalidad la funciòn pùblica se transforme en violaciones a derechos humanos. Tal como sucede en este caso de San Juan Opico. No debería existir ningún niño con plomo, y ese el principio guía de cualquier debate. No se puede obviar.
Hoy escuchaba una entrevista en la que se decía que en Sitio del Niño, se bebe, se come y se respira el plomo. De a poco...si, pero ha sido sistemático y por años. No obstante, el caso no se ha conducido por la vereda correcta, el camino que la técnica y las normas deberían ilustrar.
Y eso es lo que creo que ha sucedido con el conjunto de funcionarios y la cantidad de nefastos actos públicos y privados relativos al caso Record Vrs. la población de Sitio del Niño.

Por ejemplo, lo que señaló el señor Ministro de Salud, cuando en Elfaro.net se le entrevistó, tras el cierre de la Fábrica Baterías de El Salvador y se le cuestionó por haber tomado una medida contundente (que no necesariamente implicaría un cierre total) dos años después de la denuncia, mientras se comía, bebía o respiraba plomo la población:


Periodista: "Pero es el mismo argumento que pudieron ocupar en 2005. No te doy permiso, porque no me cumplís, te cierro."

Maza: "No, porque siempre la hubieran abierto" (en el 2005), "hoy no. Hoy para que la abran faltarán no sé cuántos meses ¿me entiende? Si yo lo hago en aquel instante hubiera cometido un gran error. Según mis abogados, porque ellos tenían todos los argumentos como para decir “usted está actuando arbitrariamente, usted…”

´Según Maza la tardanza era para garatizar el proceso. Pues que malos abogados y que mal funcionario. Nadie puede alegar ignorancia de la ley.


En efecto, el Ministerio de Salud cerró ilegalmente la fábrica, es un hecho cierto e innegable y ya reconocido públicamente. Se violó el debido proceso, garantía que estaba --si se hubiese respetado-- en función de la empresa y de la población afectada. Los daños, a ambas partes son obvios y con claras desventajas entre una y otros (la población afectada y trabajadores). Claro cada cual lo documentará, y hará lo que debe hacer. Que a la empresa le hayan violado sus derechos, no significa que si causó un daño dejará de responder...no.

Una negligencia o deliberada intención por hacer caer la seguridad jurìdica, bota toda la imagen que alguna vez tuve sobre la función pública.


El poder mal ejercido no puede quedar impune y menos si hay niñez afectada. Entonces ¿Qué puedo exigir a mis representantes en Asamblea?

Deseo que se haga una interpelación del señor Maza, para comenzar.

El Reglamento Interior de la Asamblea Legislativa (artículo 113) dice que el objeto de las interpelaciones es que este òrgano reciba explicaciones de los ministros sobre sus actuaciones (y vaya que aquí si que debe aclarar punto por punto), su política, el programa o proyecto en determinada materia (como el procedimiento seguido en el caso), o sobre una cuestión de interés público (esto es!!!). La petición la deben hacer Diputados (ver Art. num 34° del artículo 131 de la Constitución).


La legislatura sigue un proceso interno, formulaciòn de lista de preguntas, construcciòn de minuta y la Comisión Política define los puntos, el pleno aprueba y se citaría a Maza (antes se le envìan las preguntillas).


La interpelaciòn no es un acto jurìdico en estricto sentido, más bien es un acto político. Hay que hacer que la ciudadanía vea en la legislatura un prisma del Estado, con un buen ejemplo como este. Que a través de radio y tele podamos estar presentes en el cuestionamiento y nos hagamos una idea del tipo de funcionario que vela por la salud del pueblo.


Necesitamos --como ciudadanos-- escuchar mas debates. Ya no màs posiciones polìticas que manejan lecturas desajustadas de la realidad, ni mitos. ya ni la buena fé es buena, pues esta se termina canalizando en ilegalidades. NO! debería haber debate, pregunta/ respuesta, fundamento, desenmascaro.


El Reglamento dice también que es obligaciòn para los funcionarios asistir a esta cita y la Asamblea puede recomendar su destitución al Presidente de la República. Claro, sólo recomendar y ya se sabe que por un oído entra y otro sale. Pero no subestimaría el poder de la política, en un caso así. Estamos de elecciones, y el desgaste pesa. Eso lo debería saber la Oposición.


Los procesos legales tambièn hay que seguirlos, si pudiera abriría todas las puertas...ya no quiero saber más de soldaditos de plomo. Las gotas....son gotas, rebalsa!

5 comentarios:

Ixquic* dijo...

naaa, ya ni se puede soñar.

GioSV dijo...

El caso de Record me parece muy interesante en el sentido que es una prueba de fuego para la institucionalidad de nuestro país.

Todo es un enredo. A ver, supongo que si se “respira el plomo por los poros” en el Sitio del Niño, habrá multitud de pruebas en contra de Baterías Record. Pruebas que ONG’s como la técnica IDHUCA deben de poseer por ser de las primeras que saltaron con las denuncias.

El estado demostró su total incompetencia. El cierre era ilegal y no se siguió el debido proceso, unos argumentan que fue un accionar deliberado, supongo que con el fin de librar a Record de la responsabilidad jurídica. Yo en lo personal creo que fue un problema de ineficiencia institucional; el estado ante las denuncias tuvo que haber actuado en el marco de una agenda investigativa y apegado a la ley en todo momento, pero para empezar se dejó llevar por chambres y presiones de algunos sectores y luego se fue por el camino que no era, obviando la legalidad.

Ixquic tenés toda la razón, en todo esto la preocupación principal es la salud de los niños y determinar cuál es el foco de contaminación. Si Baterías Record tiene responsabilidad en todo esto, primero tiene que probarse, y luego hacerse un malabar legal para llevar a la empresa a juicio (cosa que sin ser abogado supongo que es posible). Como compañía de lucro, Record ya perdió y por eso utilizará todos sus recursos para sacarle billete al estado y eso es algo que no podemos tolerar los salvadoreños.

“Una negligencia o deliberada intención por hacer caer la seguridad jurìdica, bota toda la imagen que alguna vez tuve sobre la función pública”.

Esa frase sólo me recuerda lo que pienso del órgano de justicia y el ministerio público, específicamente con los casos de mareros, delincuentes, corruptos, revoltosos callejeros, etc. que andan bien tranquilitos en las calles de El Salvador después de haberse dado una paseadita por los juzgados.

Ixquic* dijo...

Bien,

mas que intersante Gio, a mi me ha causado una gran frustraci�n. Y se presta a que se hagan muchos comentarios superfluos.

todo depende de la esquina del cuadrilatero en la que te par�s.

La prueba de fuego esta lejos de pasarse.

Hay indicios de intoxicaci�n por plomo en las personas. Y nada de lo hecho por ahora, adem�s de lo anulado ha podido conducir a conclusiones finales.

Como todo caso legal, el Estado debe y ha debido prevenir, tomar medidas, probar y resolver.

Citaba palabras de un se�or que a�oche estaba en la KL hablando de su caso. Preg�ntale t� a el si como v�ctima tiene �l la carga cientifica de probar. �se lo exigir�as a una viuda probar de que muri� su marido asesinado?

Gio, le� antes de opinar. Lo sano en estos casos es informarse. Si revisas los per�dicos te dar�as cuenta que ninguna instituci�n del Estado ha probado mayor cosa, de lo �nico que se tiene indicios es de la intoxicaci�n de ni�os, entre otras cosas...hay base para investigar a la Record, no es tampoco algo que carezca de sustento t�cnico y legal.

El papel de las organizaciones civiles es ser las primeras en denunciar y me alegra que as� sea. Asi como los partidos pol�ticos compiten por el poder, vos administras tu empresa, yo blogueo, la poblaci�n opina. Cada cual en su rol. Las organizaciones son t�cnicas, en este caso, legal y se dedican a acompa�ar a las v�ctmas a plantear los casos al Estado. Pero la obligaci�n de investigar y respetar los procedimientos es del Estado. No nos confundamos.

Ahora sobre la ilegalidad, hay que dejar abiertas las posibilidades: ineficiencia institucional, mala fe.

Y en efecto hubo y hay mucho chambre, por eso, lo correcto es ser sensatos en el abordaje de estos casos.

"Si Baterías Record tiene responsabilidad en todo esto, primero tiene que probarse, y luego hacerse un malabar legal para llevar a la empresa a juicio (cosa que sin ser abogado supongo que es posible)."

hay demandas en Fiscal�a que podr�an actuar como vos decis, pero el Fiscal no las mueve!

"Como compañía de lucro, Record ya perdió y por eso utilizará todos sus recursos para sacarle billete al estado y eso es algo que no podemos tolerar los salvadoreños."

las negligencias las pagamos todos siempre. A mi me gustar�a revisar las finanzas de la Record antes de todo esto sab�s. �c�mo entendes vos que un gobierno proempresarial haga quebrar a una empresa? no lo creo!

bueno, no especular�...

Saludos! te agradezco el di�logo. Te juro que este caso lo podes seccionar y no parar�as de sacar conclusiones de lo que jam�s se debe hacer.

pacoima dijo...

BUENOS DIAS :

DEFINITIVAMENTE , ESTOS PICAROS LO HAN HECHO , COMO VOS LO DEJAS EN SUPOSICION , COMO UNA DELIBERADA INTENCION , PARA HACER CAER LA SEGURIDAD JURIDICA .

ESTOS PERSONAJES , SON RATAS DEL MISMO PIÑAL , ELLOS SE CUIDAN ENTRE SI , TE ASEGURO QUE ANTES DE QUE SE DESTAPARA EL PROBLEMA , ELLOS YA SABIAN COMO IBAN A ACTUAR , TODO ESTABA FRIAMENTE CALCULADO .

SOBRE LA INTERPELACION , ES COMO GASTAR POLVORA EN ZOPES .

ME ENCANTAN TUS FOTOS , SE NOTA QUE ERES UNA MUJER BELLA .

QUE TENGAS UN BUEN DIA .

Ixquic* dijo...

puede ser que quiera gastar pólvora en zopes, pero no soporto la rapiñada.