miércoles, enero 16, 2008

La extradición y la reciprocidad


No puede negarse que capacidad de evadir la justicia depende en parte de la habilidad de cambiar de territorio. Los que delinquen acá se van al norte y los que lo hacen en el norte corren para acá. Evaden sus responsabilidades y alguna persona queda sin ser reparada. A propósito el ex diputado Silva en esa lógica andaba.


Los tratados de extradición son necesarios y como lo hablado es lo entendido, en ellos se impregnan los principios necesarios que garanticen la justicia, reparación a víctimas y en general los derechos humanos. Se trata de decisiones soberanas que se saben negociar respetando los marcos constitucionales de cada país. (insisto, es un asunto de soberanía).


En el caso de las pandillas que operan criminalmente en los Estados Unidos de América y su escape es El Salvador, las autoridades de EEUU ven con ansiedad este tratado, y viceversa. Hubo un caso terrible hace uno o dos años: Una familia en EEUU --víctimizada por un salvadoreño que se vino para acá-- le pagó a unos investigadores para que llevaran a tierra Norteamericana al salvadoreño y así, lograr justicia. Estos gringos llevaban al salvadoreño "borrachísimo" y lo iban a subir al avión y la Policía advirtió la anormalidad de lo que sucedía y evitó esa privación ilegal de libertad. Días después esos extranjeros recuperaron la libertad y abandonaron el país. Esto tiene tantos matices, pero al final me parece un acto de desesperación, aunque muy erróneo proceder. (no encontré el enlace, pero el hecho fue publicado en periódicos)


Pero dar el necesario paso no es tan sencillo cuando el gobierno de aquel país no es capaz de ofrecer lo que este, El Salvador si. Se trata de un asunto de sacrificio de constitucionalidad.


Hay muchos indicios que indican ¿amenaza? ¿necesidad? ¿oportunidad? de hacer una reforma Constitucional. Además existe una gran cantidad de reformas aprobadas y NO ratificadas (creo que mas de 100). Es decir, no vigentes y quizá así quedará pues estas no logran superar el siguiente paso que es la ratificación legislativa calificada. En ese estado está la reforma que permite las escuchas telefónicas con control judicial, la prohibiciòn de matrimonios gay (¡aprobada por los defensores de la libertad!), nuevas instituciones (que debería ser ahora una prioridad) ...etc.

Si llega un bando político en el 2009, es posible que hagan su reforma. Se que hay proyectos para una nueva constituyente, están quienes quieren una Constitución que no dibuje o perfile nuestro Estado como "Social" y hay otros que si... y pues...


Ahora bien, esto se comenta a propósito de la discusión que hoy figura en el periódico, relacionada al tema de la extradición de pandilleros.

Hoy aparece en la prensa esta nota: Gobierno trabaja nuevo tratado de extradición.


Esta (re) iniciativa la plantea el gobierno a partir del reciente caso del pandillero asesinado por la PNC y que a la vez era buscado en EEUU por algún delito, y entonces caen en la cuenta que el país necesita un tratado de extradición con EEUU (ellos han presionado por esto además).

Y acá comienza lo bueno.


El Salvador, no lo puede tener por razones de constitucionalidad o voluntad.

1. El art. 28 de la Cn. reza: "El Salvador concede asilo al extranjero que quiera residir en su territorio, excepto en los casos previstos por las leyes y el derecho Internacional. No podrá incluirse en los casos de excepción a quien sea perseguido solamente por razones políticas.La extradición será regulada de acuerdo a los Tratados Internacionales y cuando se trate de Salvadoreños, sólo procederá si el correspondiente tratado expresamente lo establece y haya sido aprobado por el Órgano Legislativo de los países suscriptores. En todo caso, sus estipulaciones deberán consagrar y otorgar el principio de reciprocidad a los Salvadoreños todas la garantías penales y procesales que esta Constitución establece. La extradición procederá cuando el delito haya sido cometido en la jurisdicción territorial del país solicitante, salvo cuando se trate de los delitos de trascendencia internacional, y no podrá estipularse en ningún caso por delitos políticos, aunque por consecuencia de éstos resultaren delitos comunes.La ratificación de los Tratados de Extradición requerirá los dos tercios de votos de los diputados electos."

2. El principio de reciprocidad y el otorgamiento de nuestras mismas garantías es lo que no lo permite: porque en EEUU existe la pena de muerte y acá no. Si aquel gobierno fuese recíproco por un homicidio en el que allá te mandan a la cámara de gas, a un connacional no lo podrían mandar allí, por ejemplo. Eso es recíproco. Pero ese país no puede ser recíproco y no quiere. ¿podrían ratificar el tratado y comprometerse a respetar la vida de salvadoreños o salvadoreñas y guardar las mismas garantías o no?

3. Por eso, los mismos personeros del gobierno de EEUU --consientes de la necesidad urgente de extraditar pandilleros --y no pandilleros-- combatir la impunidad, han tenido la amabilidad de hacernos propuestas. Eso sí. Sin dar ellos, nada a cambi y nos hicieron esta propuesta de redacción (en 1999). Se trata de una reforma de NUESTRA Constitución:

"La extradición será regulada de acuerdo con los tratados internacionales, y cuando se trate de salvadoreños, solo procederá si el correspondiente tratado expresamente lo establece y haya sido aprobado por los órganos legislativos de los países suscriptores"

? nada de reciprocidad ni garantías...*


Ahora el Ministerio de Seguridad y su equipo, sacan de nuevo la discusión y elaborarán una propuesta, de enmienda supongo y de tratado. Pero el proceso no se pinta fácil y es lo que debían valorar:
una asamblea la aprueba

otra la (de manera calificada) la ratifica.

El escenario político futuro aún es incierto.

Luego deben firmar el tratado las dos legislaturas de ambos países...


No creo en los "fast tracks" legales. Reconozco la necesidad del mecanismo y hay varias salidas posibles, porqué siempre se opta por la mas desventajosa?
¡hay que quitarse el velo de los ojos!

2 comentarios:

El-Visitador dijo...

Jamás debe E.S. aceptar la extradición de salvadoreños a menos que los yanquis acepten la extradición de gringos.

- * -

Por otra parte, si terminan fusilando a algún criminal salvadoreño, nos hacen un gran favor.

¿O preferiríamos tener al criinal suelto en la calle, una amenaza para la ciudadanía?

Anónimo dijo...

Me da la impresión de que, a veces, El Visitador no le hace justicia al esfuerzo que haces al componer estos textos,tan largos a veces.

Sus respuestas, tan lúcidas en alguna ocasión, en otras me parecen banales.

Un abrazo, Ixquic.