martes, diciembre 11, 2007

Malas noticias para una niña


Recientemente la Policía, Fiscalía y Medicina Legal rindieron un informe en el que se concluye que cada día un menor de edad es asesinado en El Salvador. En lo que va del año 296 niñas y niños murieron así, con la viñeta "homicidio" y de estos, el 81.7% fue asesinado con arma de fuego.

El año pasado escribí "Niñez bajo fuego" la realidad era similar: un niño (a) muerto por día...etc.

Ahora bien, ¿que puede hacer más grave esto? la impunidad en esos casos. Según La Prensa Gráfica 72.·% de casos no hay un autor para procesar por estos delitos.

Garantizar la vida de las personas es una tarea difícil en una país que padece de vacíos de autoridad, ineficaz e ineficiencia en la tarea pública. Aunque es bonito celebrar fechas y tomar fotitos, o ceder el "curul" legislativo por un día. Lo que la ciudadanía espera es que existan las "respuestas hechas realidad". ¿que hacer para prevenir la muerte de niños y niñas? hay casos de desapariciones también.

Veo niñas y niños en mi entorno, ¡cómo podrían defenderse? ¿cómo podrían demandar seguridad? ¿es que no lo merecen?

Como dice ese medio de prensa: las instituciones peor calificadas son las que hacen leyes y las que las aplican. merecido, por cierto. Después --según esa encuesta-- siguen en ese orden de descalificación la Defensoría del Consumidor y la Fiscalía.... bueno sobran pinochos...

6 comentarios:

GioSV dijo...

Es muy triste esa estadística. Pero me gustaría saber de qué edades estamos hablando. Cuando se habla de niños, en nuestra medio, lo primero que se nos viene a la mente es un infante de unos 10 años. Pero con todo esto que ahora es niño el menor de 18 años, ya uno no sabe. Hay que recordar que hay muchos "niños" que pertenecen a maras o están involucrados directamente con la delincuencia, lo que hace que se expongan a sufrir algún percance incluyendo la muerte. En ese caso, el problema no tiene nada que ver con la edad del asesinado, sino con las condiciones de violencia y desintegración social en las cuales vivimos.

Solavá dijo...

A los 18 años, Alejandro Magno ya era un emperador y conquistador famoso. Hace un par de siglos, ciertamente, un joven de 15 o 16 años de la clase pobre no era un niño porque ya era un trabajador a tiempo completo. Nuestra definición actual de que la niñez culmina a los 18 años está tan condicionada por la historia y por la economía como la edad para gobernar de Alejandro y la edad de los obreros del siglo XVIII.

El desarrollo económico, político y social del mundo actual exige más grados de educación, además de que es muy raro de que una persona menor de 18 años tenga completa autonomía social e independencia económica. Así que un marero de 17 o 18 años es un niño.

El problema no es si la muerte de un marero de 18 años o menos se justifica por su vinculación a la delincuencia, sino si se justifica que la sociedad se de por vencida y deje de considerar invertir en ellos a través de la educación o por cualquier otro medio para transformarlos en adultos productivos.

GioSV dijo...

Si lo analizamos así, podemos adivinar que en el siglo XXII un niño será el menor de 30 años, considerando que para esa época la esperanza de vida rondará los 120 años. Y quizás no nos tengamos que esperar tanto para que las Naciones Unidas dé un nuevo límite de edad para definir la niñez; en países del primer mundo muchos adultos mayores de 30 años aún viven y dependen de sus padres.

Entonces, la niñez al fin y al cabo es relativa, de acuerdo al condicionante histórico y económico de cada sociedad, y por tanto, el problema no es que asesinen "niños", sino, por qué están sucediendo esos crímenes.

Me pregunto, qué pasará en el futuro cuando una persona ya no tenga que ir a la escuela porque sencillamente le "pondrán" toda la información en su cerebro casi al momento mismo de nacer. ¿Podrá dejar de ser niño antes de los 2 años?

Ixquic* dijo...

Bueno, que atractiva discusión salió aquí.

Gio, entiendo por el reportaje que se habla de 0 a 18 años. Esto es en términos legales y en términos del registro de oficial en Medicina Legal. y no es que uno no sepa, pues esto es ley de la répública (me refiero a la Convención de los Derechos del Niño, vigente desde 1990 y así se especifica).

Ahora bien, analizar las pandillas no pasa sólo por el derecho. Uno hace uso de la psicología, sociología. Entonces, hay que visualizar a los niños menores de 10 o 12 años, a los adolescentes y los jóvenes que no pasan de 18. (por lo menos esos tres grupos etareos).

Esto lo recoge nuestra ley penal, por eso contamos con menores que si responden penalmente por sus actos, pero menores de 12 años son inimputables (no son responables por ley de delitos).

En noviembre Medicinal legal confirmó lo que decís: en este país mueren los hombres jóvenes (10-30 años, creo o algo así).

y fijate, la Corte sacó un estudio en el que se demuestra que de todos los casos delictivos sólo el 5% tiene que ver con menores infractores.

Para afirmar lo que has dicho ¿cuentas con información? más allá de la edad, tu crees que la estadistica que en este post rescato se debe al fenómeno de pandillas?

es un poco lo que dice la policía: "mire un joven muerto es: ejecusiones entre pandilleros".

Algo de eso hay, pero repito, no he visto datos que demuestren que el mayor impacto sea por pandillas.

Lo que dice Jorge, es totalmente cierto: un jovén es nuestro relevo, le vamos a dar la espalda a partir de creencias. Las maras son parte de esta sociedad y algo hay que hacer: sancionar, rehabilitar y prevenir que otros ingresen.

Me gustaría salir de ese rubro y buscar casos distintos. Hay niños desaparecidos este año, nada que ver con pandillas y se cree que están muertos. Entre ellos "monica" quien desapareció en Santa Tecla y su cuerpo apareció meses despues.....

la niñez no es relativa. Hace años es lo que es. Pero como ya dije el concepto no es cuadrado, se puede dividir para establecer responsabilidades y capacidades:

¿alguien sacó licencia a los 15 por ejemplo?

y ...vaya...intentemos definir juventud ¡uf!

interesante tema,

gracias por comentar.
(perdón por el desorden de ideas)

GioSV dijo...

De acuerdo.

Las maras y la violencia social son problemas que deben ser abordados y sobre los cuales deben buscarse soluciones contundentes. No he dicho lo contrario.

No sé el motivo de los asesinatos de menores de edad y por eso preguntaba. Para mí, no es lo mismo decir que 290 niños fueron asesinados y ya, a decir que 200 niños de 17 años fueron ejecutados en riñas entre pandillas y 90 niños menores de 12 años fueron asesinados mientras jugaban enfrente de sus casas. Ambos casos son preocupantes y deben evitarse, pero en lo personal, me dejarían con más dudas las muertes de los 90 niños que jugaban simplemente.

"la niñez no es relativa. Hace años es lo que es".

Volviendo al tema de la definición de niñez. Por nuestra condicionante histórica actual, la niñez es lo que es, perfecto no hay para dónde. ¿Pero es acertado delimitar que los menores de 18 años son niños? ¿usaron algún método científico o sólo levantaron el dedo chupado al viento? ¿Tomaron de referencia las diferentes configuraciones sociales que existen en este planeta o sólo consideraron la "flamante" cultura europea occidental como referente?

Solavá dijo...

GioSV, creo que "sólo consideraron la 'flamante' cultura europea occidental como referente" al determinar quién es un niño o una niña. Pero yo creo que eso es correcto. El Salvador, por ejemplo, sólo podría afrontar el nuevo mundo económico si consideramos que todos los menores de 18 años deben estudiar hasta el final de bachillerato como mínimo. En el área de El Pital, Chalatenango, los agricultores se están convirtiendo en pequeños empresarios de flores decorativas, un rubro nuevo en el área y más lucrativo. Sin educación no habrían tenido ni la más mínima oportunidad de aceptar un cambio de rubro agricultural ni de empeñarse en incursionar en su distribución en el país pese a los increíbles riesgos que eso suponía.

Pero tienes toda la razón al considerar lo que significaría si las muertes de niños se identificaran como menores de 12 años o como mayores de 17. ¿Cuáles son los porcentajes? ¿Quiénes son esos niños asesinados? Ese es el tipo de información que la población necesita para saber qué está sucediendo realmente con el crimen en El Salvador. Y no la tenemos. Y mientras no la tengamos sólo podemos especular, impotentes para ofrecer, desde la ciudadanía, propuestas reales de solución y participación para detener el crimen y la violencia.