jueves, noviembre 29, 2007

Recomendable

"Es imperioso que nos sometamos a una cruda ración de verdad, porque si un equilibrio político de fuerzas se las arregló para neutralizar al imperio de la ley, no es posible que también tenga licencia para deformar los hechos y para faltarle el respeto a la dignidad de las víctimas. Las víctimas portan el espejo donde se reflejan nuestras pequeñas y grandes miserias. Quien evita encararlo, no quiere encarar el presente y, por lo tanto, quiere llevarse al futuro el pesado fardo de una injusticia y de una verdad que ahora no se asumen.
De eso se trata, de asumir la verdad y abrirle paso a una cultura cívica moderna que verdaderamente se rija por el valor central de nuestra Constitución: la dignidad de la persona. "

Alvaro Rivera Larios
en : "El tiempo de las víctimas"

(Este artículo lo posteo porque me aporta, a mí y algunos de mis lectores)

2 comentarios:

El-Visitador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El-Visitador dijo...

«el valor central de nuestra Constitución: la dignidad de la persona»

Uh.

El Salvador reconoce a la persona humana como el origen y el fin de la actividad del Estado, que está organizado para la consecución de la justicia, de la seguridad jurídica y del bien común. ---Constitución de E.S., Art. 1

Éso de "dignidad" es un tema subjetivo.

Se puede contar policías, fiscales, jueces y cárceles. Es algo que el Estado puede proveerte. Se puede evaluar si el Estado brinda justicia.

Pero "dignidad"? La dignidad te la dás vos misma. Tu dignidad no te la puede dar nadie.