viernes, noviembre 16, 2007

En Estados Unidos si dignifican a sus víctimas

El Senado estadounidense emitió la resolución 381 en la que conmemora las vidas y el trabajo de cuatro monjas norteamericanas asesinadas en este país (El Salvador) el 2 de diciembre de 1980. Se trata de Maura Clark e Ita Ford (monjas Maryknoll) la Hermana Dorothy Kazel (monja Ursulina) y Jean Donovan (pertenecía a un equipo laico).

Estas mujeres ayudaban a los refugiados de la guerra civil cuando fueron violadas y asesinadas por miembros de las Fuerza Armada.

Posteriormente en mayo de 1984, cinco miembros de la Guardia Nacional de El Salvado: Subsargento Luis Antonio Colindres Aleman, Daniel Canales Ramirez, Carlos Joaquin Contreras Palacios, Francisco Orlando Contreras Recinos, and Jose Roberto Moreno Canjura, fueron hallados culpables por los asesinatos y condenados a 30 años en la cárcel. Esta fue --según entiendo-- la primera vez en la historia de El Salvador que miembros de las FAES fueron condenados por este tipo de hechos.

Pero la autoría intelectual, quedó impune.

En 1993 la Comisión de la Verdad registró que en este asesinato hubo planificación. El Subsargento Luis Antonio Colindres Alemán cumplía órdenes superiores. En la cadena de mando, debe entenderse que se trata del Coronel Carlos Eugenio Vides Casanova (Director General de la Guardia Nacional) y su pariente, el Teniente Coronel Oscar Edgardo Casanova Vejar (Comandante del destacamento militar de Zacatecoluca donde ocurrieron los asesinatos). Hubo actos de encubrimiento en la investigación y de ahí la impunidad actual.

De hecho, la Comisión de la Verdad consideró que Guillermo García (Ministro de Defensa de la época) no hizo un esfuerzo real para investigar, dejando a sus familiares sin justicia.

Esta tragedia fue conmemorada antes por la Cámara de Representantes estadounidense en 2005 cuando aprobaron una resolución a solicitud del diputado Jim McGovern. Pero en 2007, veintisiete años después, esta iniciativa del Senador Feingold constituye un reconocimiento importante, y un mensaje del que se debe tomar nota.

Esta nueva resolución establece que:

(1)recuerda y conmemora las vidas y el trabajo de las monjas Maura Clarke, Ita Ford, Dorothy Kazel, y misionera Jean Donovan;

(2)ofrece simpatía y apoyo a las familias, amigos, y comunidades religiosas de estas cuatro mujeres de los Estados Unidos;

(3)continúa encontrando inspiración a través las vidas y el trabajo de estas cuatro mujeres de los Estados Unidos;

(4)llama a la gente de los Estados Unidos y las congregaciones religiosas participar en eventos locales, nacionales, e internacionales para conmemorar el 27º aniversario de los mártires de estas cuatro mujeres de los Estados Unidos;

(5)reconoce que mientras el progreso ha avanzado en El Salvador durante el período posguerra, el trabajo comenzado por estas cuatro mujeres de los Estados Unidos queda no terminado y persisten dificultades sociales y económicas en varias sectores de la sociedad salvadoreña; y

(6)pide que el Presidente, el Secretario del Estado, y el Administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, y los líderes de otras agencias gubernamentales de los Estados Unidos continúan apoyando y colaborando con el gobierno de El Salvador y con el sector privado, organizaciones no gubernamentales, regionales, internacionales, y religiosas en sus esfuerzos para reducir la pobreza y el hambre y para promover las oportunidades educacionales, la asistencia médica, y la igualdad social para la gente de El Salvador.

(me enviaron la resolución por correo y la subo aquí)

4 comentarios:

Mogul dijo...

Sabes, no entiendo tu obsecion en este tema de los ddhh durante el conflicto.

No creo que a tu edad, cuando viviste la guerra, hayas entendido lo que en realidad ocurria.

Y esto es porque la ralidad que leemos o nos cuentan ahora, ya esta opacada por la erosion del tiempo y los sentimientos.

Veia hoy un programa de las bombas en Hiroshima y Nagasaki, y me quedo sorprendido la grandeza de espiritu y nobleza del pueblo japones.

Que legado. Imaginate lo que sufrieron. Mas de 50mil muertos de un solo plumazo. Pero lo sorprendente en ellos es que no veo ni una gota de rencor contra el 'agresor'.

Por el contrario, son un pueblo que renuncio a la guerra, y resurgio de las cenizas. Y ahora es una gran potencia, que no tiene ninguna gota de odio enfermizo contra los gringos.

Luego miro a mi pueblo, y me da tristeza.
Tristeza porque se deja engañar por los mismos grupusculos que lo asuzaron para que se fuera a la guerra.

Lo de los religiosos en la iniciacion de la 'concientizacion' de la gente esta bien claro en "un dia en la vida".

Una anecdota al respecto, recuerdo a unas religiosas que hacian reuniones con las ancianitas de mi pueblo.
Lo que les decian eran cosas como:
"si ustedes ven un toro que se viene contra ustedes, tomarian fuerzas para afrontarlo o uirian?" Las ancianitas decian en coro: "lo enfrentamos".

Las primeras que huyeron fueron las religiosas.

No es que no tenga algo contra estos religiosos. Pero al final te das cuenta que te estaban engañando.
Y lo siguen haciendo. Todo por una muy personal forma de pensar.

Yo creo que debemos aprender a perdonar y dejar de estar sufriendo por lo que se hizo o no se hizo en el pasado.

Al final, de que me sirve.
No hay nada practico en esta demanda de 'dignidad'.

Todos fuim,os culpables de lo que paso. No hay ni uno que diga que no se equivoco.

Aprendamos a Japon!

Anónimo dijo...

Hablando de reinvidicar muertos. Llama la atencion que los grupos liberales se preocupan por 4 muertos y se olvidan de estos 1000. Acaso la nacionalidad importa?

http://foroguanaco.blogspot.com
11 de noviembre de 2007
FMLN cometió la mayor masacre durante la guerra civil en El Salvador.
Temas: El Salvador, FMLN, Mundo y El Salvador

Los masacrados se estiman en más de 1,000 personas.
Acusan a organizaciones e intelectuales de izquierda de guardar silencio cómplice.

Durante la guerra civil de El Salvador, es muy probable que ni el ejército haya causado tantas bajas al FMLN en la zona paracentral, como lo hizo su comandancia general a través del Comandante Mayo Sibrián, responsable militar de las guerrillas de las FPL en esa zona, de las cuales era comandante general el hoy candidato a vicepresidente del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, tal como lo publica el semanario electrónico El Faro en su edición del (15/01/07).
Vale la pena preguntarse: ¿Por qué la impunidad? ¿Por qué el silencio ante la masacre? ¿Por qué la complicidad? ¿Acaso esas vidas sólo sirvieron de carne de cañón y sirvieron de ejemplo en calidad de advertencia terrorífica para los demás combatientes de la guerrilla? ¿Será que la vida de más de 1,000 combatientes de la ex guerrilla no es lo suficientemente rentable para convertirlo en caso emblemático de los que reclama la izquierda a nivel internacional?
Aprovechamos para publicar el reclamo y emplazamiento por uno de nuestros lectores en un artículo anterior a un reconocido cibernauta efemelenista:
“Vos sabés que en el informe de la verdad no se menciona ni uno tan sólo de los ASESINATOS DE ESOS COMPAS que se mandaron a quebrar tus comandantes, fueron tan cínicos, que a pesar de que hubo serias discrepancias entre las cinco organizaciones que conformaban el FMLN por las masacres y barbaridades cometidas por las FPL con el apoyo y solapamiento de algunos de los cinco miembros de la comandancia general, que algunos de ellos amenazaron hasta con romper la unidad, que tanto le costó al hoy moribundo de Fidel Castro.”
Estos asesinos actuaron con complicidad de la comandancia general y mataron a su propia gente y la asesinaron de la forma más vil porque los mataron y los deshonraron tildándoles de traidores, que es la peor ofensa para la honra de cualquier combatiente de cualquier ideología o causa, y todos ustedes se llenan la boca pidiendo justicia en otros casos cuando son incapaces o temerosos que les apliquen el mismo código por reivindicar a sus muertos; los traidores son ustedes porque ustedes abandonaron a su gente y ni siquiera uno sólo de esos asesinatos fue denunciado en la Comisión de la Verdad, todo por miedo o conveniencia a favor de la comandancia general.
Ah! valientes de pacotilla, que sólo son buenos para maldecir e insultar, siempre y cuando estén fuera de todo riesgo. Intelectuales cobardes, de qué les sirve sus conocimientos, si se someten ante los carniceros de sus comandantes, tengan dignidad denuncien estos asesinatos públicamente. ¿Por qué solapan la impunidad? ¿O acaso es miedo o conveniencia espuria? ¿O es qué avalan que “el fin justifica los medios”?. La verdad es que están en deuda con su gente, ustedes tiene los medios, tienen la información, conocen los involucrados, DENUNCIÉNLOS Y ENTREGUENLOS A LA JUSTICIA.
PUSILÁNIMES!!! NO EXIJAN A OTROS LO QUE USTEDES SON INCAPACES DE HACER POR SU MISMA GENTE, sobre todo PORQUE ESTAN AL MISMO NIVEL de los que dicen repudiar. Talvez ni siquiera eso, porque los otros al menos permitieron que se mencionaran sus casos donde los acusan en el informe de la verdad, pero ustedes ni siquiera eso han hecho. ESTAN EN DEUDA CON SU GENTE, CON LA HISTORIA Y CON SU PUEBLO.
Llama la atención la conducta dócil, benevolente y el silencio cómplice ante esta horrenda masacre de aquellas organizaciones de derechos humanos que declaran públicamente y obtienen cuantiosa ayuda financiera internacional bajo la bandera de luchar contra la injusticia, la impunidad y denunciar parcialmente solamente los casos que les conviene a los cuales determinan emblemáticos debido a la rentabilidad, financiera y política por tratarse de personajes famosos o ligados a poderosas estructuras a nivel internacional.
Por lo reportado en El Faro ésta es la masacre más grande de todas las cometidas en la historia de los 12 años de guerra civil de El Salvador. El silencio cómplice de las organizaciones de derechos humanos desnuda con tristeza la doble moral de aquellos que las dirigen, sino, pregúntese usted mismo amigo lector ¿Ha escuchado usted alguna denuncia en algún tribunal internacional de esta horrenda masacre de más de 1,000 personas?

Ixquic* dijo...

Mogul, no es obseción. Y cada vez que vienes y comentas lo haces para dejar sentado puntos de vista en un afán por reiterar que también existen las responsabilidades del FMLN.

Yo soy abogada de derechos humanos, y no sólo me gano la vida y mantengo con eso a mi hija (lo cual hago sola).

Yo creo en eso y que mejor cosa que tener un trabajo para ser consecuente (pensar y hacer ¿si?).

No sé tú, pero en mi caso, si te pones mis tacones (nada de pantalones) te darías cuenta de lo que hay alrededor sobre éste tema.

A mi me ha tocado escuchar testimonios y dar respuestas (asesorías, apoyos, orientaciones, registro) sobre este tipo de demanda (por verdad y justicia). Nada menos hoy estuve en eso.

Por mi edad, la guerra la viví, pero de otra manera. ¿vas a descalificar mi afinidad al tema por eso? Hay alguna generación que lo ha inventariado para si?

Cuando me juramenté como abogada yo si me tomé en serio el compromiso. ¿si?

Adicionalmente, tengo un familiar desaparecido y he visto en mi familia el dolor que eso causó.

Lo que decís del tiempo, es indudable. Pero hay cosas que la ciencia forense compensa. Así que no es problema.

en tu comentario comparas una agresión externa con un conflicto entre nacionales, un ejemplo raro. No sé si comparables ambos, pero son valiosos cada uno en lo suyo.

Volviendo a tu obseción sobre el FMLN, si conozco gente resentida con ese "grupo" que los condujo a la guerra y ahora estan desilusionados y con resentimientos. Es decir, un comentario válido, de hecho hay muchiiisima tela que cortar.

pero hay otro tanto, lo hemos visto, que sigen creyendo.

Tu anécdota es buenísima. Si me han contado de esas cosas.

Yo creo que la gente dañada (a diferencia de vos, no me atrevería a decir que perdono por otros)
debe perdonar cuando se den las condiciones para eso, seguramente dejarán de sufrir para entonces, porque su dolor no es pasado, es presente.

Al final, a mi si me sirve. Puedo ver que me forré años estudiando para un resultado. Y que la justicia cumple, y la política puede estar a favor de la persona humana.

Puedo seguir creyendo.

"Todos fuimos culpables de lo que paso. No hay ni uno que diga que no se equivoco."

¿Has escuchado decir que no todos los patos son blancos?

al menos un aire de rigor debe haber al generalizar. No me incluyas, no hables jamás por mí.

Estudiaré algunas cosas de Japón, me dejas con esa curiosidad.

Aunque no creas en mis palabras, en mis valores, ni en mis ideas. Las tuyas (como la de "otro") son valiosas aquí, hay que buscar contra puntos, hay que cuestionar a quien escribe. Me gusta que lo hagan, yo no me creo dueña de la verdad.

Tu opinión y la mía son iguales en la diversidad y los dos somos salvadoreños y amamos el país. Por eso me encanta hablar con vos y que siempre me dejés los comentarios que te nacen ante lo que publico.

Un abrazo Mogul,

Ixquic* dijo...

Anónimo, je.

buen humor.

Cada estado reinvindica a sus víctimas ¿si? la nacionalidad en la formalidad, obviamente si importa. Sabés que importa tanto, que en este caso hubo un juicio inmediato. Ja! poder green...go!

El gobierno de El Salvador es al que le corresponde reivindicar a las que citan en el artículo que has pegado. De que en reiteradas ocasiones yo he posteado e insistido en esta bitácora.

De hecho, han trascendido más detalles, el artículo es limitado.

Supongo, que vos podríamos estar de acuerdo en repensar la "justicia" y apoyar la investigación de las muertes de Mayo Sibrián, la de los alcaldes, asesinatos a soldados sometidos, ajusticiamientos de compas etc. Así como las masacres cometidas por la FA, torturas en la PN y PH y las acciones de escuadrones de la muerte y defensas civiles.

Si es así, ¡bien!

si de criticar a los "liberales de aquel país" se trata, a mi sabés, me parece paradójico: ellos le dieron plata y entrenamiento a muchos violadores de derechos humanos.

en fin!

Saludos, gracias por aportar.