jueves, noviembre 29, 2007

Dignos


Ayer cité este texto:

“Es imperioso que nos sometamos a una cruda ración de verdad, porque si un equilibrio político de fuerzas se las arregló para neutralizar al imperio de la ley, no es posible que también tenga licencia para deformar los hechos y para faltarle el respeto a la dignidad de las víctimas.

Las víctimas portan el espejo donde se reflejan nuestras pequeñas y grandes miserias. Quien evita encararlo, no quiere encarar el presente y, por lo tanto, quiere llevarse al futuro el pesado fardo de una injusticia y de una verdad que ahora no se asumen.
De eso se trata, de asumir la verdad y abrirle paso a una cultura cívica moderna que verdaderamente se rija por el valor central de nuestra Constitución: la dignidad de la persona. " (Alvaro R.L. en el faro.net)


Un asiduo lector me hizo un comentario valioso que a su vez deseo comentar y lo hago a continuación.
----------------------------------------------------
Cuando hablamos de víctimas es porque existe lesión a la dignidad a esa persona. De eso, trata este artículo que cito, de las víctimas de la guerra y del período previo caracterizado por el terror de Estado (desapariciones forzadas por ejemplo) y secuestros o ejecuciones arbitrarias de las organizaciones que luego llegaron a formar parte de la guerrilla (como el caso del secuestro y muerte de Roberto Poma).

Hasta ahora, NADIE, ha negado que existen víctimas de esa pasada historia (y siguen siéndolo). El detalle es que hay una decisión que pasa por encima de la dignidad que intrínsecamente tienen cuando se dice:
Ustedes no merecen justicia.
Resulta que algunos personajes creen que el Estado y grupos políticos pueden no reconocerte esa dignidad y negarte un derecho y reparo que tenés sólo por el hecho de ser humano.
Pero también existimos otros con la plena convicción y compromiso de afirmar a cada paso:
somos dignos y eso se respeta.

Dignus y ser humano son inseparables. Se trata de un principio que no admite discusión, dada su contundencia y claridad. Aunque detrás de él exista un debate rico en ideas (el Iusnaturalismo y el positivismo por ejemplo).

Cuando a la humanidad se le ocurrió hacer una Declaración Universal de los Derechos Humanos, comenzaron por allí: “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad....”[1] (art. 1 de la declaración universal). Antes lo había dicho la Carta del 4 de julio de 1776 y la declaración de los derechos del hombre (aunque literalmente, je, era sólo para los hombres....)

No son concesiones del Estado, y la mayor prueba es que los derechos humanos –cuyo núcleo es la dignidad-- se internacionalizaron, esto es, la potestad de denunciar internacionalmente a mi propio Estado por violarlos . Eso explica, porqué el gobierno deba responder en audiencias ante la OEA por el caso Serrano Cruz, Jesuitas, Romero, Mozote y todo los que vienen.
En materia de derecho, NO hay subjetividades, no depende de la cabeza de guerreros el reconocimiento o no de la supremacía de la dignidad de las víctimas y sus familiares.

En la vida practica, en sociedad, cada salvadoreño sólo tiene que afirmar esa dignidad frente al Estado. La Constitución (en el artículo 1) sólo se corresponde a este estado incuestionable de cosas y eso es lo que identifica Álvaro Rivera Larios cuando dice “el valor central de nuestra Constitución: la dignidad de la persona”.

Eso de dignidad, no es un tema subjetivo[2].

Es y punto.

Existe, la ley lo afirma, yo lo exijo, el estado cumple. La dignidad de Villalobos, de algunos militares, empresarios, soldados, diputados, ex guerrilleros, funcionarios, buseros, etc. no está por encima de la dignidad de los hijos de Dalton, o la familia Reglado o Poma, la familia Manzanares, los pastores Carrillo asesinados en Jayaque hace un año.....
-------------------------------------

[1] Si, Visitador, la misma que redactó ella, Eleanor ¿y? No responde a su “cabeza”, este concepto ha tenido plena evolución histórica. ¿si?
[2] Significado DRAE: “Perteneciente o relativo a nuestro modo de pensar o de sentir, y no al objeto en sí mismo”

5 comentarios:

El-Visitador dijo...

De la Real Academia:

«dignidad.
(Del lat. dignĭtas, -ātis).
1. f. Cualidad de digno.
2. f. Excelencia, realce.
3. f. Gravedad y decoro de las personas en la manera de comportarse.»

La dignidad sólo te la podés dar vos a vos misma. El Estado es incapaz de conferir dignidad.


- * -

La socialista de la Eleanor escribió cualquier paja; de eso ya hemos hablado. La mujercita ésa era aún más sandía que el abominable de su marido, quien hizo mucho por encaminar a EEUU hacia la decadencia.

Y no te confundás: la declaración de independencia gringa en ningún momento menciona la palabra dignity. Y es que los hombres de la Ilustración eran sumamente racionales: conocían los límites del Estado.

Y por eso escribieron que el Estado existe para asegurar los Derechos del Hombre, los cuales le son intrínsecos (emanan del Hombre), y los cuales son:

La Vida, la Libertad, y la Búsqueda de la Felicidad.


- * -


Errás en tu semántica. Las víctimas de la guerra son víctimas de falta de Justicia, esto es, falta de una suficiente protección por parte del Estado (falta de Policía que les protejiese físicamente; falta de Fiscales que les protejiesen contra sus victimarios; falta de Jueces que les protejiesen su derecho a Vivir, penalizando a los victimarios; y falta del sistema Penal en ajusticiar a victimario). ¿Pero dignidad? Buscálo en el diccionario: nada tiene el Estado que ver con ella.

Ixquic* dijo...

mirá, no leés, ya lo entendí.

Yo te presto el espacio para el desahogo.

no más.

¡No he dicho que el Estado te da la dignidad!

He dicho que se debe ella y no puede decidir --dejando un caso impune, denegando justicia-- no cumplir con eso.

No más con vos, idiólogo

JC dijo...

@E-V:

"...La dignidad sólo te la podés dar vos a vos misma..."

Wrong!: la dignidad se tiene desde la concepción y es un atributo de la naturaleza humana

"...El Estado es incapaz de conferir dignidad..."

Tal vez, lo cierto es que debe reconocerla y respetarla

"...nada tiene el Estado que ver con ella..."

Sí en la medida en que debe rendirle tributo.

Anónimo dijo...

El Estado no te da la dignidad, se supone que por el hecho de ser humano ya la tenes. El Estado lo que debe hacer es respetarla y hacerla respetar.

Es evidente que cada uno ha de velar por su dignidad, pero no en todos los casos de afrenta personal uno puede tomarse la justicia por su propia mano y es ahí donde el Estado interviene y arbitra en la resolución de conflictos delicados (una agresión física, un robo, un ultraje grave).

La clave de esa defensa es precisamente una ley autonoma que proteja a la persona sin que las desigualdades de riqueza y de poder interfieran en la justicia.

Aquí hablámos de un caso en que ha sido el mismo Estado quien pasó por encima de la dignidad de unas personas y esas personas (las víctimas)ahora defienden sus derechos en los tribunales.Quien ha sido objeto de un atropello y litiga para que se le haga justicia es obvio que defiende activamente su dignidad.

Ixquic* dijo...

"Quien ha sido objeto de un atropello y litiga para que se le haga justicia es obvio que defiende activamente su dignidad"

eso,

asi puesto me encanta.

*-*

en el comentario anterior cometí un error ortográfico: idiólogo

es ideólogo.

lo siento,

Yo*