viernes, octubre 12, 2007

Desastres ¿El Salvador como mal ejemplo?


En Ginebra representantes de la ONU (Estrategia Internacional para la reducción de Desastres Naturales) celebraron el día internacional para la reducción de desastres y en ese marco, criticaron a América Latina (a sus gobiernos) y concretamente pusieron como mal ejemplo en esta materia a El Salvador. Por la nota publicada (EfE), parece que el sentido de la crítica está en función de lo que cada país hace por educar a la población y preparar frente al desastre a la niñez, que es la que más sufre.
Este país no necesita que venga la ONU a decir que no hacemos lo suficiente, lo que está a la vista no necesita lupa. La clave en materia de desastres radica en el esfuerzo coordinado, pues las variables del problema son estructurales (vivienda precaria, cinturones de pobreza. desconocimiento de la población, falta de albergues, etc). En el 2005 se aprobó un fondito como de tres o cuatro millones para estas cosas y una nueva legislación, aunque criticable por limitada, hay que reconocer que se dieron mejores pasos en cuando a la organización. Queda además clara la colaboración de la Fuerza Armada en este rubro.
Hoy llueve, leí que ya hay una víctima. Hecho que no debería ocurrir en una país que lleva su vida ligada a los embates naturales. Vi los noticieros hace un rato y los jodidos siempre son los mismos. Y la ONU, ni el gobierno mejoran esa organización no distribuyen los recursos para evitar los desastres. De hecho en esta nota:
Se dice que el presupuesto va a disminuir. vaya! quizá han previsto que no vendrán tormentas y sistemas climáticos para el 2008, siendo así y teniendo la certeza de ello pues que bueno. Si no, es la gente que vive en condiciones vulnerables la que sufre consecuencias. Pues habrá que identificar a los posibles responsables desde ya.
Por ahora y quizá en las condiciones económicas de país, se puede hacer que el Ministerio de Educación haga sus mejores esfuerzos en estos planes educativos (para evacuar, para evitar más tregedias por desconocimiento), entre otra cosas.
Cuál es el asunto en esto? La naturaleza es impredecible y sus manifetsaciones inevitables, pero sus efectos en la vida humana si lo son. Y por ahora, el desastre y la vulnerabilidad no pueden minimizarse o evitarse, y sólo atendemos cosas del momento. Y en ese sentido cuando el volcán estalla, tiembla o llueve, la gente se traslada a las escuelas. No hay albergues y qué plata para eso? si el 85% se va en salarios.
Si así es la cosa, me parece que la ONU se queda corta en sus juicios. Lo que este país tiene es una instancia de atención mediocre al desastre ¿por voluntad, diseño o recursos? Nada de prevención y de esta manera se producen más víctimas. Estas personas no son víctimas por la naturaleza, si no de la mala cabeza y la falta de priorización en las cuentas.
*nota: no se trata de grandes asignaciones, con un buen plan e incorporación del trabajo de variables con los Ministerios algo se haría. (trabajo y voluntad pue) Engranajes de políticas públicas. Eso sí, hubieran matenido el monto que ya tenía ¿despues nos damos golpes de pecho?

No hay comentarios.: