martes, noviembre 14, 2006

Sepulcro histórico

(este post atiende las recomendaciones de leer para sentirme mejor)
Por mi cuenta he estado buscando lecturas, fotos sobre el siglo pasado en San Salvador: sus calles, teatros, bares etc. Ahora estoy leyendo el anecdotario sobre el poeta Orlando Fresedo que escribió Eugenio Martínez Orantes. Y también estuve revisando una publicación de fotos de Gustavo Herodier.
Estoy fascinada con tantas historias, lugares y personajes. ¡Cómo me hubiera gustado haber nacido y vivido en esa época!. Ahora transcribo una de las tantas anécdotas que Martínez Orantes nos relata sobre Clementina Suárez:
"El espectáculo
Se apagan las luces. Tras el telón, que se abre con lentitud y elegancia, se vislumbra las velas amontonadas. Sí, son varios candelabros reunidos sobre una gran mesa, ubicada en rincón derecho.
Se oye la música de un piano. Alguien toca un vals de Strauss. Tras unos acordes, una voz femenina rompe el silencio. Recita un apasionado poema de amor. Detrás de la voz, aparece una delgada y grácil figura de mujer, vestida con una transparente túnica griega, como de tul.
Las líneas de su cuerpo se ven con claridad debido al contra luz logrado pro la iluminación de fondo. Ella sigue recitando. Mientras se desplaza por el escenario, ondula su cuerpo y muestra la belleza de sus piernas. Pero cuando la poesía las menciona, ella se detiene en el centro del escenario y muestra la belleza y perfección de las suyas, una primero y otra después, sacándolas entre la abertura de su toga. Sus alabarderos, ubicados en distintos lugares del escenario, aplauden frenéticamente y contagian a sus espectadores que están mudos, hipnotizados de asombro y de belleza. Sus aplausos inundan el teatro con el fuerte golpe de las palmas de sus manos. Cuando en otro poema la declamadora habla de la belleza de los senos de mujer, ella muestra los suyos: blancos, no muy grandes pero redondos como naranjas, con pezones de virgen. El público se enloquece de pasión por ella. Nunca antes se había presentado ene le país una artista que se ganara el corazón de hombres y mujeres desde las primeras palabras que pronunciara. Los grandes aplausos continúan poesía tras poesía.
Concluido el repertorio, el público se pone de pie, para aplaudir. Ella, agradece con los brazos abiertos hacia abajo y lanza su cabeza hacia atrás, en actitud de entrega. Baja su mano derecha lentamente y la coloca muy cerca de su pubis. Su túnica también está abierta. Muestra parte de sus senos blanquísimos y su pubis, abre la túnica muy despacio y muestra su ensortijada, brillante y obscura vegetación.
De inmediato ramo de rosas caen e los pies de la declamadora. Con una exquisita suavidad, muy despacio y con dulce quejido, se despoja de su transparente túnica griega y la deja caer con desgano. Sonríe como viendo al cielo y, con suaves y coquetos movimientos de manos, lanza besos a la concurrencia, que de pie, la ovaciona frenética.
Es Clementina Suárez, a los 22 años de edad.
* * *
¡Ssssssh! ¡Silencio por favor, ha caído el telón!"
---------------------------
Si, así era esa época. Nunca he visto un espectáculo así y siempre me estoy quejando del comportamiento actual en teatros, no me imagino como sería esto ahora. A penas logré convivir con el centro histórico en los ochenta, cuando participaba en el Cascanueces de la Escuela de Danza y mi mamá me dejaba el día completo adentro del teatro nacional, desde allí veía las “ruinas de la catedral” y también me llevaba a comer sorbetes, etc. Luego por mi cuenta visitaba el Café Teatro, compraba libros en el parque San José.
La mamá de una amiga era dueña de un prostíbulo: La pantera rosa, y a veces, durante el día ella pasaba a recoger dinero. Nosotras nos quedábamos en el parque San José (quedaba enfrente de ese negocio) que siempre me gustó (el parque). Allí observaba con curiosidad a las prostitutas y a los hombres libidinosos que se les acercaban, era como acercarme a un mundo prohibido, mi mamá jamás se entero (hoy le contaré).
Ahora siento una profunda pena por mi ciudad. El centro histórico de hoy es un sepulcro que guarda tantas historias.

3 comentarios:

Antares dijo...

Impresionante la magia que puede lograrse en un escenario y la línea tan sutil entre lo burdo y lo sublime. Al parecer, en ésta ocasión sucedió lo segundo. Tampoco yo he visto algo asi, pero me encantaría. He visto algún desnudo en danza, pero tan hermoso que no te da lugar al morbo.

Respecto al centro histórico, es una pena verlo tan descuidado.
Cuando tengo oportunidad de pasar por ahí, veo los edificios y me gusta imaginar las historias que contarían si me pudiesen hablar.

Claudia dijo...

A mi me da tristeza dos cosas...el morbo actual de la gente...pues me contaron hace años sobre una pieza de teatro que se presento en el MUNA, pues esa vez la sala se lleno porque la actriz se desvestia en escena. Eso es sepulcro cultural.
La segunda es el deterioro del centro historico, creo que a pesar de tener un inventario de los inmuebles en San Salvador y de otros centros historicos. Aun CONCULTURA esta demasiada desligada con los dueños de estos inmuebles. Se puede rescatar del sepulcro historico, ahora rescatar a la gente del sepulcro cultural....eso es pisto aparte.

Ixquic* dijo...

Que bueno eso del sepulcro cultural.

Hace años vi una obra de danza cubana "El pez en la torre nada en el asfalto", buenisssima y al final los bailarines (humbre sy mujeres) terminaban desnudos todos, muy buena, totalmente justificado y conmovedor.

La primera vez que ví un desnudo, estaba en el colegio y nos llevaron a la UCA a ver una obra para la clase de estética y aparecían unos prisioneros, a quienes maltrataban y se desnudaban, en ese momento la directora del colegio nos pidió que nos salieramos y no me salí, me dejó el bus del colegio y me amonestaron, a mí a mis cinco leales compiches. Pero la obra nos impactó, nunca habíamos visto la dramatización de una tortura (eso habrá sido en el 1993 o 92).

Que mal estamos ¿no?, el cuerpo humano es tan expresivo y tan bonito.

lo de los inmuebles aún es rescatable una parte, porque mucha ya se perdió para siempre. Pero lo cultural pues.....

*.*

¿alguien me puede dar información sobre el bar Lutecia?????