viernes, noviembre 03, 2006

El Gueguence: un estrés de 35%



El próximo domingo serán las elecciones en Nicaragua y existe mucha intranquilidad en Centroamérica por lo que pueda suceder. ¿Porqué poner tanta atención a ese hecho?

Puede decirse que por dos motivos; por un lado, están en juego el futuro de las inversiones regionales en ese país y por otro, se trata de la dinámica política presente en América Latina: derechas e izquierdas.

En un estudio realizado por un conocido economista sobre las elites económicas de la región, expone cómo los grupos empresariales centroamericanos han invertido en sus países vecinos, destacándose como los más agresivos, los salvadoreños.

pueden consultar :

http://www.fesamericacentral.org/textos/publicaciones/pdf/60Re_3.pdf

La campaña se caracterizó por descaradas participaciones y apoyos hechos por los gobiernos de EEUU y Venezuela.Las encuestas han tenido a ese país en vilo:¿alcanzará Ortega el 35%? y si es así ¿su rival más próximo alcanzará una diferencia del 5% con él? Esta es la pregunta central, son esos porcentajes los que revelarán el futuro de Nicaragua.

(A continuación comentaré lo que una escritora nica, directora de una famosa revista, contó en un seminario en el que participé, cosas que han sido confirmados en numerosos editoriales que he leído)

La sociedad nicaragüense se ha quedado en 1990, en la conciencia colectiva hay fijación con lo sucedido en ese año y el gran dilema es el sandinismo, hay un sector que anhela la idea de la revolución y otro que entra en pánico si este regresa al poder.

Según esta nicaragüense, desde 1990 el Frente Sandinista perdió el gobierno pero no el poder, Ortega es y ha sido poderoso. Ha co gobernado con tres gobiernos de derecha (diferentes entre sí).Esto generó muchas divisiones, pues para muchos sectores el sandinismo abandonó sus bases y de ahí es que se han organizado otras fuerzas de izquierda.

Pero ¿cómo entender el escenario político el juego de poderes en Nicaragua? Tal parece que no es sencillo e intentaré desglosarlo así:

1. Existe una fuerte polarización en torno a "sandinismo y antisandinismo"

2.Existen dos derechas: a) la que representa el candidato Montealegre (presidente Bolaños) y que es equivalente al partido ARENA en El Salvador. b) la que representa Arnoldo Alemán y que es una derecha "mafiosa" ligada al crimen organizado, corrupción, narcotráfico, etc.

3. A Ortega le favorece y dicen que todos estos años trabajó por una competencia electoral en la que se enfrentaría con la derecha dividida: el antisandinimo alemán (mafioso) y el antisandinismo bolaños (liberal) y lo logró.

4. La izquierda también está dividida, Ortega con el FSLN y el Movimiento Renovador Sandinista (candidato Jarquín). En este movimiento está Gioconda Belli, los Mejía Godoy, Sergio Ramirez, entre otros.

¡dos derechas y dos izquierdas!

Pero el mango del sartén lo tiene Ortega. El Frente tiene 82 alcaldías de las 152 que son en total, tiene absoluto control del Tribunal Supremo Electoral, tiene apoyo de Chávez, cuenta con flotillas legales electorales y una gran campaña que envía los mensajes de amor y reconciliación, de peregrinaje cristiano. Como elemento clave, él tiene un pacto con Alemán (pacto desde el gobierno corrupto) y gracias a él, logró mover la barrera electoral de 45% a 35% para ser elegido presidente, casualmente el límite está hecho a la medida de su voto duro.

Montealegre tiene mucho dinero, apoyo de elites centroamericanas y apoyo de EEUU. Alemán cuenta con salir libre cuando gane Ortega.

Sergio Ramírez ("Las elecciones en Nicaragua". LPG, p. 40. 28.10.2006) dice las conquistas en Nicaragua pueden desaparecer de golpe si los votos no son contados de manera transparente, advierte la posibilidad de un fraude, critica la reforma electoral y la estructura TSE. Como él, muchos comparten esa preocupación.

Puestas las cosas así, es mas que predecible lo que sucederá en ese país: Ortega gana, todos se pondrán histéricos, las izquierdas felices, camino libre para la mafia de Alemán y el retroceso democrático (porque se gana con trampa, con arreglos políticos ilegítimos).

Pero los nicaraguences no son tan predecibles, como en otras ocasiones, se remiten al Gueguence, un personaje que miente y dice cosas para halagar, este ser es el que al final decidirá, según ellos. Yo no podía creer cuando me dijeron esto!

Por eso nadie cree en las encuestas, presumen que todos mienten!Precisamente una candidata del MRS dice que su campaña se ha centrado en mandar un esencial mensaje político: shhhhhh.....el voto es secreto... Entonces ¿qué pasará?

------------------------------

Pd. Este no es un análisis político, las fuentes periodísticas y las percepciones de algunas nicaraguences no es suficiente para profundizar y mucho menos con el Gueguence, pero a mí me ayudó a entender porqué tanto alboroto por aquí y por allá. Personalmente, estoy muy decepcionada del FSLN, la gente que conozco dio mucho a su revolución y están desencatados.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustó tu análisis. Para ponerlo en salvadoreño, estás diciendo que el partido de Alemán es como el PCN que se alquila al mejor postor.

Ixquic* dijo...

Ja! claro! una buena comparación.

Pero más allá de eso, para los Nicaraguences es muy complicado decidir, pues la mayoría quisiera ver cambios y las opciones puestas en la mesa no dan garantías de nada.

Por lo menos Nicaragua hizo un intento por dar señales del combate la corrupción (con Alemán), aquí ni siquiera se intentó...

El-Visitador dijo...

"Por lo menos Nicaragua hizo un intento por dar señales del combate la corrupción"

Si, pero lo hizo Bolaños (el del partido de Montealegre). Sin decir que sea el partido de las blancas palomas, claramente es el único capaz de cierta medida de autocontrol: no podés esperar lo mismo ni del partido de Alemán ni del de Ortega.

Ixquic* dijo...

También se puede esparar del MNR.