miércoles, octubre 04, 2006

Verba volant, scripta manent



Las palabras vuelan, los escritos quedan.

Si visitan las instalaciones de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) encontrarán una placa que dice lo siguiente:


"A las obras de restauración física de este palacio de justicia, que hoy se inauguran corresponde el compromiso de impartir una justicia para todos, independiente, siempre garante, eficaz del Estado de Derecho orgullo de la nación.

Quien necesita justicia y la merezca aquí la encontrará.

San Salvador 31 de agosto de 1999"


Me ha llamado tanto la atención el desajuste que hay entre de las anteriores palabras con la realidad de muchas personas que no encuentran ni la pronta ni la debida justicia en ese lugar.
Se le debe dar vuelta a la frase inicial, porque si de la justicia salvadoreña hablamos:

los escritos quedan, los compromisos vuelan.

Si suben a la última planta a hablar con algún magistrado, verán el ambiente material lujoso en el que laboran, piso de mármol, espejos, muchas salas, etc.

Si van al Instituto de Medicina Legal (que es parte de la Corte Suprema de Justicia y que colabora en la investigación de delitos) verán el otro lado de la moneda, noy hay vehículos, los cubículos son insuficientes, poco material. Una miseria.

La voluntad política para cambiar muchas cosa no se expresa ni por escrito ni verbalmente, se demuestra con hechos concretos cuando la hay.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Ix!!
Me acordaste de una frase que anduve como contraportada de un libro durante muchos años. Creo que todavía está puesta, si es que no la cambié por otra frase de Bertold Brecht. La frase en cuestión se atribuía al orador y político ateniense Demóstenes, dice:

"Las palabras que no van seguidas de hechos no sirven para nada"

Parece que muchos funcionarios no tienen de esas agenditas donde ponen en cada día una frase como la de arriba. O bueno, quizás no tienen agenda y hacen lo que les da la gana verdad... bueno, también eso nos debe poner a pensar a nosotros tambien, ¿no?, a ver si nos estamos quedando en las palabras únicamente...

saludos!

Antares dijo...

"....Quien necesite justicia y la merezca, aquí la encontrará."

Esta frase eriza, llena el pecho y deja la boca chiquita ¿cierto?
Ojalá algún dia sea verdad.

Ixquic* dijo...

Pues sí, ojalá y un día sea verdad.

karroll dijo...

yo no lo llamaria palacio, esta lejos de llegar a eso; y decir que es el orgulo de nuestra patria......
creo que en lugar de haber pagado una placa tan cara, bien hubieran invertido mejor el dinero en otra cosa mas objetiva!

El-Visitador dijo...

trıste.

demuestra la ınabılıdad de los tres Poderes del Estado salvadoreNo para autogestıonarse:

por ello es que el Estado debe ser reducıdo a su mınıma, pero efectıva, expresıon posıble.

sı queremos reducır la corrupcıon en altos cargos, deberemos reducır los altos cargos

Ixquic* dijo...

Visitador, sólo quiero hacer una acotación. Yo critico a la CSJ porque no utiliza eficientemente los recursos. Los juzgados de paz más lejanos dan pena!, pero ellos tienen licor, viajes, etc.

Esto sucede en un órgano fundamental (inherente a la existencia del estado). Lo mismo sucede en la Asamblea (diputados corrupctos) y no podemos eliminar al òrgano como tal. (ni sus altos cargos)

Yo comparto contigo esa idea que un Estado grande y buracrático es un mar de corrupción. Pienso en el PRI, o El Salvador en la época de Duarte. y en efecto abrumaba la corrupción.

Pero lo cierto es que este fenómeno en la actualidad penetra estados grandes o chicos: y a toda la estrucura, es decir, altos y bajos cargos.

Pensemos en el crimen organizado que busca dos cosas: corrupción e impunidad. Eso se solventa con el dinero de ellos. Ellos se aprovechan de esos estados débiles.

Claro que lo que debemos apuntar a es a tener un Estado justificado en el tamaño (y funciones) y efectivo.

El ISTA jamás cumplió un papel digno el la pseudo reforma agraria, fue desde los ochenta una institución corrupta e ineficiente. Hasta hace poco acompañé a alguna gente a solventar la transferencia de tierras. ¿cuantos años después? y para que, si ya se fueron del país

Mirá lo que sale hoy, en El Diario de Hoy. El papel nefasto que juega el ISTA con las áreas protegidas.

El Edificio del ISTA es un terreno grandísimo, con no se qué cantidad de empleados, un archivo que sentís que te cae todo encima. En un lugar congelado en los ochentas.

Creo que hay que eliminar algunas institutuciones, reducir a su minima expresión otras y trasladar recursos donde se necesita.

saludos,

El-Visitador dijo...

Concuerdo con vos que el poder judicial no puede clausurarse, y nunca así lo he reclamado.

Sin embargo, el triste ejemplo de los independientes poderes judicial y legislativo demuestra que el Estado salvadoreño es incapaz de autogestionarse efectivamente.

Por ello, deben reducirse sus funciones y presupuestos a sus mínimas, pero efectivas, expresiones.

Y de cerrar el ISTA, pero para ayer, huelga hasta mencionarlo.

Gracias por tus artículos, están muy buenos. Pero dale más tiempo a la niña, cuya juventud se te va a escapar, que a los blogs, que son volant.