viernes, octubre 13, 2006

Hombres descorteces



Parecerá un post irrelevante, pero me nace hacerlo.

Hoy por la mañana manejaba de mi casa al trabajo y le dí el paso a un hombre -esta es una regla de cortecía y una obligación legal según la ley de tránsito- pero éste me miró, se sonrrió y me dijo con su cabeza que no, que pasara yo. Le insistí y dejó de sonrreir y me pidió con una mueca que pasara yo. En fín, para que discutir con un terco.

Esta situación se ha repetido varias veces en mi vida de conductora y puedo llegar a la conclusión que es un problema de cultura, es decir, ese conjunto de valores, pautas de comportamiento que rige la forma de comportarnos.

A mí la lógica, la ética y el derecho me indican que si voy en vehículo y otro va a pié, soy la que debe ceder. Al muchacho, su lógica le impide que una mujer le dé un pase, aunque tenga ella la ventaja o derecho de vía o que sé yo.

Los algunos hombres me caen mal por la forma en la que se conducen conmigo o con otras mujeres: "hola princesa", "dichosos los ojos que la miran" y bla, bla. atribuyéndose y atribuyéndonos algún valor o posición frente a ellos. En lugar que el comentario caiga en el vacío, les cuento de una audiencia que tuve con otra colega en El Salamar, Usulután en la que representamos a una comunidad contra una empresa que quería desalojarlos de un terreno, cuyos abogados comenzaron a atacarnos por ser mujeres y a la salida de la audiencia se deshacían en elogios y piropos mientras nosotras tratabamos inútilmente de negociar SERIAMENTE con ellos un desalojo digno, por el bien de todos. Triste.

Otros hombres son respetuosos pero tienen interiorizado la relación hombre-mujer que algunos sectores de la sociedad intentamos superar, por eso me encuentro con que cada vez que vea a un peatón debo irme de paso, aunque parezca tonto.

Mis mejores amistades son hombres, trabajo entre ellos también, mi papá siempre fue un "Pater familae", y tengo un hermano que es de lo más macho que se ha parido en este mundo. Con el tiempo me he ganado su confianza y por eso he podido observar ciertos códigos machistas -digo yo- algunos explicados y descifrados por ellos, aún cuando sufro cóleras e indignación.

Hombres... hay buenos, sólo deben tratar de razonar más allá de las enseñanazas y acomodamientos con los que fueron formados, entonces permitános tener reglas de cortesía con Uds.

... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..

la foto o el cuadro es de TIM ROGERSON y aquí está su página:

http://www.collectorseditions.com/pages/artist.php?aID=166rogerson&iID=166O0016C&md=originals&sort=title

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy raro en nuestra cultura darle paso al peaton antes que cualquier otra cosa.
Si es posible, hasta le saludamos a su madre porque se atraviesa en el camino.

Pero aparte de eso, son pocas las mujeres que dan paso a un hombre (increible, pero cierto!).
Creo que ahi estaba la sorpresa de ese macho, que se creyo que era un Alfa ante tu cortesía.

La mayoría de las veces, en nuestras relaciones personales, predomina mucho el instinto animal, que las logicas y eticas.

Asi somos. Nos ganan las hormonas. Especialemente en los 'períodos'.

En lo personal, admiro a la mujer por todas sus cualidades con las que las dotó la naturaleza.
Hoy trato de no verlas como 'hembras', es decir, sexualmente.
Pero reconozco que me gana la naturaleza.
Aunque trato de respetarla, y no hacer el ridículo como los abogaditos esos.

No se si eso sería hipocrecía. Pero a las mujeres no les gusta que se les queden viendo con ojos lujuriosos, o que les digan babosadas.
Entonces, mejor me evito hacerlo.
De todas maneras, ellas sempre diran una de dos: "quizas es gay?", o "como me mira ese imbecil!".

Naaah!
Estan chulas pero asi estan mejor.
De lejitos y con respeto.

Ixquic* dijo...

Anónimo, ¿a qué te refieres con esos "períodos"? cuentame, cuentame.. pues eso no lo sé y lo quiero saber.

Interesante tu reflexión sobre la hipocrecía, sabés, las mujeres parecemos complicadas pero no es así.

Si es cierto, a algunas nos ofende determinadas conductas, aquellas en las que uno se siente agredida e irrespetada o que le quieren ver la cara de .... porque vamos, hay de palabras a palabras y de formas a formas. y bueno hay quienes detestan piropo alguno.

Pero también hay mujeres que les gusta que las halagen, creo que Uds. deberían afinar su poder de observación y saber medir su conducta para no ofender.

como tú, pero a la inversa, considero chulos a los hombres, pero de lejitos y con respeto. Los prefiero mis amigos, aunque los amores que he tenido me demuestran mucho cariño y respeto ahora, en su momento me sacaron de mis casillas.

Anónimo dijo...

:)
No, no me referia a períodos como los de las mujeres.
Mas bien me refería a que hay que estar listos para saber cuando las mujeres estan en su período, porque es cuando se ponen mas alebrestadas.
Y bueno... el período del hombre es de todo el tiempo.
En eso nos parecemos mucho al mono.
Lo he visto en NatGeo, y la verdad que da pena este comportamiento.
Por eso mismo, faltamos mucho el respeto y la integridad de la mujer.
Saluditos.

el mono azul dijo...

Menos mal que todo esto está cambiando. Aún existen brotes machistas pero también feministas, y si no, ¿Por qué algunas mujeres se molestan si los hombres no les ceden primero el paso?

Ay aún mucho cmino que recorrer...cuanto antes please!!!

Ixquic* dijo...

Anónimo, pues que bruta soy, no entendí tu comentario sobre los períodos. y bueno, gracias por aclararme que el período de Uds. es "de todo el tiempo". Aunque para mí no justifica muchas cosas, al menos lo explica.

Bueno, ahora comenzaré a pensar en Uds. como "monos", lo haré cada vez que hable con alguno.

Gracias por comentar, pero sobre
todo por la sinceridad.

y "mono azul", tienes un blog precioso, es de los que más me gusta visitar.

Por acá los brotes son apenas feministas, la tierra es una planicie machista y el raciocinio es infértil.

Slds.

Anónimo dijo...

Ix, el raciocinio no es infértil...
Y habemos quienes queremos cambiar nuestro esquema. No somos muchos, pero se hace el esfuerzo ycreéme que cuesta.
Es un largo camino el que falta para construir una nueva masculinidad, alejada de esos mitos absurdos de que las mueres son incomprensibles y que los hombres sólo podemos pensar con la cabeza que llevamos entre las piernas.
Hay que ir empujando al sol para que salga la madrugada. Este post es uno de esos empujoncitos racionales.
Ánimo!

Ixquic* dijo...

perdón!, Victor y gracias por hacerme caer en la cuenta.