viernes, agosto 18, 2006

Son aquellas pequeñas cosas....

Es una de mis canciones preferidas de Serrat y me provoca valorar mi presente, mi vida y mis cosas. La más importante es mi hija, un pecesito que salio de las aguas de mi vientre hace ocho años y que le da sentido a gran parte de mi existencia.

Hace unos días pasamos juntas trabajando en la danza, yo tuve que faltar a mi trabajo y ella a su escuela. En medio de la tensión típica de una presentación, me sacó de mis casillas. Para mi sorpresa al final del evento me entregó un sobre con esa nota y desde entonces no me cabe el corazón en el pecho.

como lo dice Serrat, son aquellas pequeñas cosas (...)

6 comentarios:

Victor dijo...

Puuuta!!! (perdón por lo soez) que maravilloso eso... se me vino una de coco... y eso que sólo soy hijo...
Ya le voy a ir a dar un abrazo a la Lulú (en quien alguna vez nadé como pececito).

Gracias por compartir ésto. Eso es vida, por la que vale la pena luchar por el sueño de cambiar el mundo en algo mejor.

Un abrazo, y un beso en la frente a tu hija.

Ixquic* dijo...

gracias Víctor! se lo enseñaré a ella. Claro tendré que explicar ese puuuu...

Aldebarán dijo...

¿Pequeñas cosas? Esas pequeñas cosas son las que mantiene cohesionada nuestra vida.

Gracias por el compartir.

Antares dijo...

Esas pequeñas-grandes cosas son las que dan sentido a la existencia, son las que despues de 8 horas (con seguridad muchas más) de estar hasta la histeria en nuestra tarea de malabaristas de la vida, hacen que en un segundo cada pieza flote en el más dulce vaivén ¿y nosotros? con una sonrisa que sale del alma y llega al infinito.
Y por lo del Puuuuu... estoy segura que tu hija lo entenderá. Aquí entre nos..... también fué mi expresión al leer éste post, jeje.
Abrazos,

Arbolario dijo...

Y además está la canción Esos locos bajitos que me desarma. Yo no tengo hijos, pero si los tuviera y alguno de ellos me diera un obsequio como el que recibiste, seguro que lloraría de alegría por una semana.

Ixquic* dijo...

si... se me escapó: Esos locos bajitos.
gracias por recordarla