lunes, septiembre 10, 2007

Salvadoreños somos

Con mi hija hace unos meses estábamos estudiando las palabras derivadas. Mientras manejaba, le pedí que me enunciara cinco ejemplos de esas palabras y me dijo: panadería, joyería, relojería, etc.......y "planchaduría"


--¡¡¡¡¡¡¿qué?!!!!!!!!!!

-si, mamá plan-cha-du-ría

--ja ja ja ja, no! si eso no existe vos!

-hay mamá! vos siempre! mirá para allá....


y claro -- vi y leí -- y no lo creía, allí decía PLANCHADURÍA

Le expliqué que de verdad no existe y se lo demostré con el DRAE, y que a veces nos da por deformar el lenguaje --claro mucho menos que los mexicanos-- y que prefiero planchaduría que diga "martinazing" o yo que sé.

Pero superado el asombro y la risa, confieso que pasar frente a ese lugar cada día me crece la admiración. Veo a tres mujeres trabajando: por la mañana las pususas, al mediodía las tortillas y el día completo en la lavada y planchada. Por la noche de nuevo las pupusas. Cuatro en uno. y en realidad es eso o migrar...

trabajar duro e inventar palabras, es también una forma de ser.

8 comentarios:

El-Visitador dijo...

Lo jocoso del caso es que, au contraire, parece ser palabra de acuño mexicano:

1. De los primeros 100 resultados que la palabra arroja en Google, unos 95 tienen proveniencia del norteño país.

2. Otros que también consultaron la DRAE pensaron que es mejicana la cosa.

3. Sin embargo, aparece la palabra descrita en el pensum de varias instituciones educativas españolas, e inclusive en cierta sección de El País, periódico que yo cito con frecuencia. ¿Podría ser por influencia de docentes inmigrantes?

Con respecto a la aparición del término en E.S., mi instinto primero es atribuirlo a la fuerte influencia de la cultura mexicana entre nos (que se remonta a la invasión pipil, por lo menos), antes que a la inventiva autóctona. Pero ¿quién sabe? Podría haber poligénesis.

Ixquic* dijo...

EV, a mi me pareció mexicana la palabra.

Pero voy a confesarte que fui a comprar allí y pregunté. Y una de las señoras dijo que era para separar el servicio de lavar del planchado. (¿au contraire?)

ya no quise preguntar más, pero inclinándome por tu opinión, seguro que en nuestra migración estará la respuesta.

bueno! muy práctico. Entonces yo pondré mi blogguería, bailaduría, y defensoría. asñi no me confundo..

gracias por la ilustración, nunca había visto esos foros.

Carlos Abrego dijo...

Ixquic:

¡Ay! ¡ay ! Son cosas de autoridad. La autoridad de la Academia se establece de manera arbitraria y además su autoridad se constituye poco a poco, siempre viene post factum o si preferís post festum. Pero la autoridad de la madre es sagrada... Pero en la transmisión de la lengua la cosa se complica pues se aprende por todos lados. Y la palabrita en cuestión no sólo existe, la prueba está en el cartel, sino que además está construida siguiendo apegadamente las reglas de la costrucción de palabras de nuestra lengua. Está perfectamente construida. Pero lo que es más, se usa y en el lenguaje lo que prima es el uso. La norma local, la norma del medio prima a la que pueda decir un académico dormilón y panzudo. La vida misma se encarga de darle nuevas formas a la lengua. No hay agramaticalidad en ‘plachaduría’. Hay mucho trabajo, eso sí. Y mucho calor, mucho esfuerzo.

Antes los carteles gritaban: “Dry Clean”. Eso sí que es un barbarismo.

En el diccionario académico no caben todas las palabras.

Recuerdo además que antes en las escuelas querían obligarnos a tutear y nos decían que vosear era vulgar y contrario a la lengua. La fuerza del uso y la fuerza de la evolución de los criterios lingüísticos ha obligado a la Academia a agregar en sus tablas de conjugación el voseo, nuestro voseo.

Carlos

Ixquic* dijo...

¡Carlos! olvidé que sos filólogo y que además participas de esos foros de debate por las palabras y el lenguaje.

Pero es que mi sentido común me llevó al DRAE, como "dato duro".

gracias por tu explicación,

a vos.... y no a tí...(je)

Luego te haré consultas de otros rótulos ¿si?
Saludos,

Ixquic* dijo...

¡Carlos! olvidé que sos filólogo y que además participas de esos foros de debate por las palabras y el lenguaje.

Pero es que mi sentido común me llevó al DRAE, como "dato duro".

gracias por tu explicación,

a vos.... y no a tí...(je)

Luego te haré consultas de otros rótulos ¿si?
Saludos,

Carlos Abrego dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Vanessa dijo...

Jajajaja, qué chiste! Realmente el idioma se rehace día con día, no cabe duda. Las que me causan pena son esas pobres mujeres explotadas, fijate.

Ixquic* dijo...

Vanessaaaaa!!!

pues si así parece, asi que podré una oficina jurídica con un monton de abogados y le pondré abogaduría.

Y vaya, cosas... tu te fijaste en el detalle verdadero del post, la sobre explotación de esas mujeres y gracias por eso,

Salú!!