miércoles, enero 09, 2008

Más tardan en cantar víctoria, que en alterar el hormiguero


He escuchado en otras ocasiones decir a Rodrigo Avila y otros funcionarios que cada vez que anuncian la reducción del crimen, luego viene una ola de violencia. No se qué carajo pasa, pues leo los periódicos cada día y más o menos se cuál es el estándar. Pero en esta semana, han robado dos vehículos cerca de mi casa, asaltaron a una amiga: ella a pié y los malditos ladrones en carro, también al novio de una vecinita.


He sabido de dos robos de vehículos más.


Esto es lo extra que me hace sentir insegura. Pero leo hoy que han asesinado al Alcalde de Alegría, hace unos días a un policía.


Hay que reconsiderar ese canto victorioso por favor...


Para comenzar ¿cómo es eso que de ciento setenta y pico pandilleros detenidos en un funeral cometen desórdenes públicos? Si hubo un incidente previo, pues sí. Habrá que individualizar pero no les alcanzará para tantas decenas de gente.


¿asociaciones ilícitas? je, a ver pues como fundamentan esto


¿droga y armas ilegales?


El mismo resultado les dará hacer requisas en partidos políticos, discotecas u otros: este país es así. No lo apoyo, pero no me escandalizo porque un pandillero porte su droga y un arma, como muchos no pandilleros.


Bueno, ¿buscan algo en el Guinness Record?

No hay comentarios.: