domingo, noviembre 11, 2007

Pablito


En la edición de hoy de EDH aparece la historia de pablo (y de ese medio he tomado abusivamente prestada la foto), a quien conocí de once años en el Polideportivo de Merliot.
Mi hija tomaba clases de Gimnasia allí de 3 a 6 años y Pablo y su abuelita se venían con mi mamá de allá.
Es un buen gimnasta y está allí gracias a la beca que le han dado ha logrado mantenerse en ese deporte. La Gimnasia no me parece per se elitista como dice el periódico, aunque tampoco es tan popular (por los recursos) como el fútbol.
Lo que me gusta de su historia es que hay frutos, el estará en el Panamericano Interclubes que se celebrará acá. Conozco su casa, vive a un costado de la UES. Aunque por lo que entiendo ahora vive en el Poli y allí estudia a distancia. Es una zona de pobreza pero yo no he visto maras allí. Aunque, esa es sólo una impresión. En todo caso, cómo no alegrarse de ver que un niño/joven se realiza en un país como este!
La beca, me alegra lo repito. Yo vi allá gente haciendo cabuda para él y en el reportaje él lo señala: "Practicar este deporte ha sido difícil porque a veces no había dinero para pagar las competiciones. Pero desde el año pasado que tengo beca. La Federación me ha ayudado con las competiciones y la gente que me conoce, me ayuda", cita EDH.
Es triste, sólo imaginar la soledad de ése joven. La nota dice que su familia no llega a ver y de allí la tristeza de su mirada. Será un joven sin violencia, sin pandillas. Pero es al fin de cuentas un joven sólo. El Estado no sustituye a la familia. Pero en este caso el apoyo es valioso.

6 comentarios:

Goathemala dijo...

Me alegro por el chico. Yo tampoco, ni nadie por aquí, ve ese deporte como elitista. Es demasiado sacrificado y exigente como para serlo. Que no existan instalaciones, eso, ya es otra cosa.


--
Saludos.

Ixquic* dijo...

Cierto, las instalaciones estan retiradas y requiere de mucho trabajo para ser un buen Gimnasta.

Y creo que cuando los chicos se toman en serio el deporte hay siempre una gran cuota de trabajo y sacrificio.

Un Saludo Goathemala!

Solavá dijo...

Yo fui parte del primer equipo de gimnasia de El Salvador... en los 70. Yo era un niño entonces y nuestro maestro era un japonés llamado Momman. También enseñaba mi tío Tito, que enseñó por décadas en el gimnasio Tembag. Si la gimnasia parece un deporte elitista es porque tiene el aura de un arte y porque es un deporte de grandes solitarios. Nunca fui bueno para los deportes en equipo, y creí que nunca serviría para los deportes hasta que descubrí la gimnasia. Es un deporte bellísimo. Es los más cercano a aprender a volar. Yo sabía hacer piruetas y saltos increíbles y nunca supe exactamente como lo hacía. Las técnicas son más sencillas de lo que la gente imagina y el arte está en integrarlas poco a poco hasta que se convierten en parte de nuestra naturaleza. Uno se hace tenaz. Soy un gran perfeccionista en todo lo que hago, pero a diferencia de los perfeccionistas nunca me enojo ni me frustro, acostumbrado como estoy a caerme y a hacer una cosa una y otra y otra vez hasta que me sale como yo quiero. Eso no es elitismo. Es una fe humilde en la posibilidad de la excelencia. Y lo aprendí de la gimnasia.

Ixquic* dijo...

¿El Tito que sigue allí en el Tembag es tu tío?

¿fuiste parte del primer equipo?
deberías de contarme esas cosas, casi nadie habla dela instauración de este deporte acá.

Yo la practiqué tambien y comprento cien por cien lo que decis (y si pudiera lo seguiría haciendo je je), especialmente lo de la técnica y el carécter que te fomenta.

De hecho allí aprendí la técnica de la visualización: te imaginás que un salto te sale perfecto segundos antes de hacerlo...zaz! sale perfecto.

Por eso metí a mi hija allí y ahora ya no se como sacarla.

Solavá dijo...

Sí, ese Tito es mi tío, pero también Erika es mi tía. Me refería al equipo de hombres. Porque la gimnasia rítmica y olímpica para mujeres existe desde antes. Precisamente mi tía Erika es una pionera en eso y ha dirigido más campeonas centromericanas que nadie más. Casi todas las que ahora enseñan en el Polideportivo o en otras partes estudiaron con ella.

Ixquic* dijo...

es pequeño el mundo, bueno éste país.

Tus tíos son buenas personas, Erika es un apoyo y referente para mi hija. Además el cariño que ella le ha postrado a mi chiquita lo agradezco un montón!

Saludos!